Home / Testimonios / La cristiana Simone Biles bate récord como gimnasta con más medallas

La cristiana Simone Biles bate récord como gimnasta con más medallas

A lo largo de toda su carrera, Biles ha reconocido a Dios por su éxito, dándole a Él toda la gloria. Ella ve las manos de Dios en sus triunfos y también en sus desilusiones

A lo largo de su carrera, Biles ha reconocido a Dios por su éxito, dándole toda la gloria, y también viendo la mano de Dios en sus tragedias / EFE

(Evangélico Digital – Verdad y Vida).-

Simone Biles se ha convertido en la gimnasta más condecorada en la historia de los campeonatos mundiales de gimnasia. La gimnasta estadounidense acaparó todas las miradas del Mundial de Stuttgart, Alemania, al conseguir un total de cinco medallas de oro por las pruebas de All Around, salto, suelo, viga de equilibro e individuales.
De esta manera, ganó su medalla mundial número 25 en el Campeonato Mundial de Gimnasia Artística, superando así, el total de 23 que la bielorrusa Vitaly Scherbo obtuvo en su carrera. La joven deportista de 22 años ha sido cuatro veces campeona olímpica.

UNA SUPERVIVIENTE 

Nacida el 14 marzo de 1997 en Columbus (Ohio), Simone Biles nunca conoció a su padre; ni a su madre que sufría una grave adicción a las drogas y apenas tenía dinero para alimentarla a ella y a sus hermanos.
La situación era tan grave que su madre se vio obligada a entregarla en adopción con tres años. Pasó así varios meses hasta que se hizo cargo de ella y de su hermana Adria su abuelo materno, Ron Biles, al que considera su verdadero padre.
Pero lo peor estaba por llegar, tras una carrera de esfuerzo y éxitos deportivos.
«Yo también soy una de las muchas supervivientes que sufrieron abusos sexuales por Larry Nassar», escribió Biles en Twitter en enero de 2018 cuando ya había sido campeona de todo (cinco medallas, cuatro de ellas de oro, en los Juegos de Río 2016) y cuando se hallaba en tratamiento para deglutirlo todo.
Su infancia, su camino al éxito y, sobre todo, los abusos de Nassar -y el proceso judicial por el que se le condenó a cadena perpetua- obligaron a Biles a hacer un parón que le llevó a anunciar su retirada en 2017, con sólo 20 años, y que le exigió mucha preparación para volver a lo grande el año pasado en el Mundial de Doha.
Entonces confesó que estaba medicándose y acudiendo a terapia, pero ya advirtió que en los próximos años, rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ofrecería el espectáculo que está ofreciendo.
La joven, de 22 años, ya se está preparando para los Juegos Olímpicos del año 2020 que se celebrarán en Tokio. La deportista ha asegurado que serán sus últimos Juegos Olímpicos.

DIOS EN LO ALTO

A lo largo de toda su carrera, Biles ha reconocido a Dios por su éxito, dándole a Él toda la gloria.
Ella ve las manos de Dios en sus triunfos y también en sus desilusiones, como la vez que no logró entrar a la selección nacional de gimnasia en 2011.
«No entré a la selección nacional, así que eso me disgustó mucho», dijo. «Pero sabía que era la forma en que Dios me decía que tenía que ir a casa, entrenar más duro, para que el año siguiente pudiera lograrlo. Así que creo que algunos de los obstáculos que tenemos siempre funcionan para mejor, porque Dios sabe que sin ellos no serías tan fuerte como lo eres».
En 2016, ella escribió la autobiografía «Valor para volar: un cuerpo en movimiento, una vida en equilibrio». Simone comparte cómo su fe en Jesús y su familia influyeron en su éxito.
«Los jóvenes de hoy hablan sobre la fe, y creo que está bien que yo comparta mi fe para que los jóvenes puedan ver cómo les ayuda durante todo el proceso», dijo.
Mientras mira hacia el futuro, Simone dice que continuará dando todo lo que tiene con el talento que Dios le dio.◄

About Verdad y Vida

Check Also

Los que sembraron con lágrimas

En el año 1921 David Flood, su joven esposa, Svea y su pequeño hijo de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *