Home / Palabras del Director / La Biblia y el aceleramiento profético

La Biblia y el aceleramiento profético

Mientras más se acercan los tiempos del fin, muchas sectas y religiones esgrimirán sus razones y darán hasta fechas para este inminente evento, tal y como acaba de suceder con unas supuestas profecías mayas acerca del fin del mundo que aseguraban ocurriría el pasado 21 de diciembre. Efectivamente el fin del mundo se acerca, pero todavía faltan muchos eventos previos que durarán más de mil años, según la única fuente infalible: La Biblia.
Hoy queremos tocar este tema que pocos entienden, a partir de lo que dice la propia Palabra de Dios, y como lo decíamos, es infalible en el tema profético, la cual da señales naturales inobjetables, siendo las mismas Sagradas Escrituras una de las más grandes señales.
El pasado mes de diciembre fuimos gratamente sorprendidos con la siguiente información, que extractamos y luego comentaremos para ustedes, la misma lleva por título: «La Biblia en toda lengua y nación»; y dice:
«Por primera vez en la Historia, se alcanza el objetivo de traducir la Biblia en todos los idiomas del mundo; puesto que ya hay proyectos de traducción de las Escrituras en desarrollo que incluyen más idiomas de los que faltan por traducir…. gracias a la organización de traducción bíblica Wycliffe, esa Palabra llegará a todas las lenguas de los pueblos de la Tierra.
Según Wycliffe Bible Translators, en la actualidad hay 2.075 traducciones bíblicas en progreso; mientras que únicamente existen 1.967 idiomas que todavía carecen de un proyecto de traducción.
‘Esto es realmente algo que viene de Dios, porque no podríamos hacerlo por nuestras propias fuerzas. Estas cifras representan el trabajo de muchos otros organismos, así como la Iglesia en todo el mundo’, dijo Russ Hersman del Instituto Wyclyffe, que cree que esto era de esperarse ya que ‘a fin de cuentas Dios desea ver su Palabra a disposición de todos los pueblos de la Tierra’».
Lo que dice Hersman es totalmente cierto y representa una de las señales más grandes, si no la más importante, acerca de los tiempos del fin. Dios no traerá el fin de este mundo sin antes darle la oportunidad a toda lengua y nación de escuchar la Palabra de Dios y tengan la posibilidad de recibirla y abrir su corazón a Jesucristo como el único Señor y Salvador de la humanidad; como el propio Señor lo dijera durante su ministerio terrenal: «Ustedes escudriñan las Escrituras, porque les parece que en ellas tienen la vida eterna; ¡y son ellas las que dan testimonio de mí!» (Juan 5:39).
Ya en el Antiguo Testamento Isaías escribió: «Así como la lluvia y la nieve caen de los cielos, y no vuelven allá, sino que riegan la tierra y la hacen germinar y producir, con lo que dan semilla para el que siembra y pan para el que come, así también mi palabra, cuando sale de mi boca, no vuelve a mí vacía, sino que hace todo lo que yo quiero, y tiene éxito en todo aquello para lo cual la envié» (Isaías 55:10-11); Dios nos dio su Palabra contenida en la Biblia para que sepamos lo que viene y aquello que debemos hacer para ser salvos en Cristo Jesús, la Palabra hecha carne.
Y fue el mismo Jesús quien profetizó lo siguiente: «Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin» (Mateo 24:14); hoy como nunca antes está avanzando la predicación del evangelio y ahora se traduce a todas las lenguas del mundo, según lo reveló la organización de traducción bíblica Wycliffe; lo que es igual a que la venida de Jesucristo por su pueblo y posterior regreso a la tierra a reinar está cada día más cerca, y luego de su reinado de mil años vendrá el fin inminente del que tanto se habla actualmente.
La traducción acelerada de las Escrituras son la señal más grande del cumplimiento profético, tal y como lo dijo nuestro Señor: «…cuando ustedes vean todas estas cosas, sepan que la hora ya está cerca, y que está a la puerta. De cierto les digo, que todo esto sucederá antes de que pase esta generación. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán» (Mateo 24:33-34 -énfasis añadido). Su Palabra es infalible… Lea la Biblia y compruébelo por usted mismo y así no le engañarán más acerca del fin del mundo.

director@verdadyvida.org

@georgesdoumat

About redaccion

Check Also

Cambio de sexo, ¿jugando a ser Dios?

La industria médica y farmacológica vinculada al pecado está cada día más incipiente. Ya no …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *