Home / Destacadas / Juego “Charlie Charlie” invoca espíritus malignos

Juego “Charlie Charlie” invoca espíritus malignos

(Verdad y Vida – REDACCIÓN).-

Actualmente el mundo entero está conmocionado por un juego llamado «Charlie Charlie», que parece ser la Ouija de esta época. Este juego que para muchos, es solo una distracción, realmente trae una consecuencia espiritual negativa en la vida de quienes lo practican y de los que conviven con ellos.
Hay una gran polémica si este es un simple juego, una estrategia de mercadeo para promocionar una película nueva o es una verdadera invocación a Satanás o espíritus del mal. Lo que sí es cierto, es que todo lo que se hace creyendo que sucederá, sucede, y aunque las personas consideren este juego como inofensivo, espiritualmente abre puertas y se le da autoridad a los demonios de atormentar y atacar a las personas, sean quienes sean.
«Charlie Charlie» consiste en invocar a un espíritu llamado ‘Charlie’, quien responde a preguntas con ‘sí’ o ‘no’. Se divide una hoja de papel en cuatro partes, en los dos rectángulos superiores se coloca ‘si’ y ‘no’, respectivamente, y ‘no’ y ‘si’ en los inferiores. Luego se pone un lápiz en la línea vertical y se balancea otro lápiz, de forma horizontal, encima del primero.
La frase para invocar al demonio es: «Charlie, Charlie, ¿podemos jugar?», si el lápiz apunta hacia la inscripción ‘si’, es porque seguirá contestando preguntas.
Para finalizar el juego, es necesario preguntarle al espíritu si se puede abandonar la sesión, y depende de él si se termina o no. Muchas personas han testificado que al terminar el juego sin el «permiso» del espíritu, quedan atormentados y viviendo experiencias que han llamado: paranormales.

¿De dónde surge este juego?
Diferentes reportajes sobre este juego cuentan que hace muchos años, un grupo de arqueólogos estadounidenses viajaron a México con su grupo de ayudantes, dentro de los cuales, había un joven llamado Charlie. A los pocos días, el joven desapareció y nunca pudieron encontrarlo.
En un intento desesperado para encontrarlo, las personas acudieron a un espiritista y comenzaron a invocar espíritus para que revelaran su ubicación, de esta manera abrieron así una puerta al mal.
Ciertamente, todo el que practica la invocación de espíritus abre puertas al mal, a través de estas puertas abiertas de maldición opera Satanás y sus demonios en la vida de las personas que no han conocido y abierto su corazón a Jesucristo.
El juego se ha hecho popular al salir en los previos de una película que se estrenará próximamente en los EE.UU. y la curiosidad ha tentado a los jóvenes, quienes han sido los primeros en practicar dicha invocación sin tener conocimiento del peligro que esto representa.
La velocidad con que las redes sociales, a través de internet, hace que sus usuarios mayormente los jóvenes, sean los primeros en intentar hacer lo que ven que se convierte en tendencia mundial. Es por ello, que desde hace unas semanas, el juego «Charlie Charlie» ha sido practicado en colegios, liceos, universidades y en reuniones de adolescentes, quienes han tomado esta invocación como un simple juego más.

Charlie Charlie en Nueva Esparta
Niños y jóvenes de diferentes colegios, liceos y universidades en el estado Nueva Esparta, también han sido atraídos por este supuesto juego. Ante la situación, maestros y directores de los planteles de educación básica, han prohibido a los alumnos la práctica del «Charlie Charlie».
Tal es el caso de una escuela pública en Porlamar, donde la directora del plantel ha prohibido a sus alumnos practicar el juego y los profesores de los diferentes grados, están haciéndole seguimiento a esta situación.
También se pudo conocer que jóvenes de institutos de educación técnica superior, están también invocando a espíritus malignos con este juego. Una joven cristiana comentó que una compañera llegó a su salón y cerró la puerta diciendo que nadie salía del lugar hasta que todos los que allí estuvieran jugarán «Charlie Charlie». Ella, en lugar de jugar o de permitir que los demás comenzarán, reunió a sus compañeros y comenzó a explicarles lo que la invocación de demonios podía traer a sus vidas y que ella como creyente en Cristo no podía permitir que hicieran eso. Terminó hablándoles del amor de Dios y de lo que el Señor puede hacer en sus vidas. Los jóvenes no jugaron y en su lugar, preguntaron más acerca de Dios y sus principios.
De la misma manera, en una escuela en el sector Boca de Río, Península de Macanao, algunos niños dieron testimonio de cosas que les sucedieron cuando quisieron jugar «Charlie Charlie».
«Cuando comenzamos a jugar, preguntamos: ‘¿Charlie Charlie estás aquí?’, y en ese momento se cerró muy duro la puerta y comenzaron a caminar por el techo. También se llenó el techo de sangre, como manchas de manos», dijo una niña. Ella se asustó porque la puerta no abría, junto a sus compañeros trataban de abrirla por dentro y la maestra intentaba abrirla desde el otro lado, ninguno pudo hacerlo. «Ese juego es cosa de demonios», dijo la pequeña.
La niña también comentó que cuando se han dispuesto a jugar la ‘Ouija’, ‘Charlie Charlie’ y ‘Sara Sarita’, en sus salones, han sido asustados por demonios, duendes y otros espíritus que se burlaban de ellos.
No se debe negar que la práctica de estos supuestos juegos, no entretienen ni divierten a los niños y jóvenes en general, sino que ocasiona diferentes sentimientos como miedo, dolor, confusión, entre otros. Todos estos sentimientos no provienen del Señor, sino que son producidos por el mismo espíritu maligno al que le dan entrada a sus vidas producto del mismo juego.
«Charlie Charlie» es una práctica adivinatoria que abre puertas al mal y da autoridad a demonios para atacar la vida de las personas de diversas maneras, no debe jugarse ni permitir que otros lo jueguen.
Aunque muchos digan que esto es un juego, no lo es, pues Satanás sabe de qué manera atacar y hasta facilita las herramientas para invocar demonios. En estos días, cualquiera tiene acceso a una hoja de papel y un par de lápices, ya no es necesario comprar velas, esencias, imágenes, tabacos y demás, para invocar espíritus del mal.
Mientras el enemigo busca acabar con las personas y facilita las formas de hacerlo, ¿dónde están los soldados de Cristo que salgan a librar la batalla por el rescate de los hombres? La Iglesia debe salir a la calle a ser sal y luz del mundo.

About redaccion

Check Also

Apousía y Parousía, Eduardo Padrón

Parousía es presencia y apousía ausencia. En el buen sentido hay una apousía de Cristo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *