Home / Deportes / JuCUM: “¡Este Mundial lo ganó la iglesia!”

JuCUM: “¡Este Mundial lo ganó la iglesia!”

(Pulso Cristiano/ VyV – BUENOS AIRES).-

Miembros de iglesias y organizaciones evangélicas compartieron su fe en Cristo durante el Mundial de fútbol 2014 y alcanzaron a más de 190 mil personas con el evangelio.
Miles de jóvenes de iglesias cristianas brasileñas junto a equipos internacionales salieron a las calles a evangelizar, orar, bailar y cantar durante la Copa Mundial de la FIFA disputada del 12 de junio al 13 de julio.
Según informó la organización Juventud con Una Misión (JuCUM) a Pulso Cristiano, la participación de los voluntarios fue el resultado del plan y la estructura diseñada por la entidad Kickoff.
Se trata de una alianza estratégica entre JuCUM (YWAM por sus siglas en inglés) y organizaciones misioneras, iglesias y comunidades cristianas internacionales de deportes de todo el mundo para aplicar en los mundiales de fútbol.
El convenio fue firmado en 2005, en Alemania, un año antes del Mundial que se realizó en el país europeo.
El término inglés es utilizado en el fútbol anglosajón para indicar el puntapié inicial en el medio del campo de juego al comienzo de un partido.
El último recuento realizado por esta organización internacional dio que “196.400 personas fueron alcanzadas por (el trabajo de) 5.560 voluntarios”, lo que incluyó la distribución de 191 mil ejemplares de la Biblia y folletos.
En total trabajaron juntas 244 iglesias diferentes y en muchas de las ciudades el esfuerzo evangelístico estuvo centrado en la distribución de Biblias casa por casa, especialmente en los sectores más desprotegidos de la sociedad.
Los predicadores callejeros utilizaron diferentes estrategias para combatir la trata de personas y la explotación sexual, incluida la entrega de 37.300 tarjetas rojas con el número de teléfono para denunciar el delito.
Otros grupos realizaron dramas cortos en los semáforos o pintaron los rostros de los aficionados mientras hablaban sobre las formas de luchar contra la explotacion sexual.
Los jóvenes entregaron, además, el plan de estudios “Libertados”, desarrollado para denunciar la explotación sexual, en tanto que en ocho de las doce ciudades sedes del Mundial miembros del equipo presentaron un documental sobre este delito.
“Esta copa mundial fue ganada por la iglesia”, dijo Regiane, uno de los dirigentes de Jucum que sirve en los burdeles de la ciudad de Belo Horizonte.
Regiane afirmó: “Podría escribir un libro entero acerca de las cosas extraordinarias que han ocurrido”. Y evocó: “Estuvimos juntos en el servicio de adoración en la sala de oración que estaba llena de jóvenes de muchas iglesias. Unos 1.500 intercesores habían orado en esas habitaciones durante 720 horas”.
En las 12 ciudades donde se jugaron los partidos hubo salas de oración abiertas las 24 horas.

About redaccion

Check Also

Un bendecido año para el portero Alisson Becker

(Verdad y Vida).- Alisson Ramses Becker, el arquero de la selección de Brasil y del …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *