Home / Análisis / Internet está cambiando la cara del cristianismo

Internet está cambiando la cara del cristianismo

(Noticia Cristiana – Verdad y Vida).-

[quote]Compartir versículos de la Biblia es algo muy diferente en comparación con el acto de sentarse y escuchar a un pastor que predique los domingos[/quote]

La casi omnipresencia de los teléfonos inteligentes y las redes sociales está cambiando el comportamiento de las personas en todo el mundo. Esto también afecta la forma de cómo las personas practican su religión. Varios segmentos religiosos están adoptando las tecnologías en línea para hacerles más fácil a las personas comunicar sus ideas y expresar su devoción.
De acuerdo con el reverendo Pete Phillips, director del Centro de Investigación de Teología Digital de la Universidad de Durham en el Reino Unido, “la tecnología está dando forma a las personas de fe y cambiando su comportamiento”.
Él personalmente ya experimentó esto. Recordó que en 2008 se impidió a los congregantes salirse de las células a los servicios. Hoy en día, muchos ministerios insisten en que la gente se quede conectada y hay un creciente número de iglesias ofrece wi-fi.
Aplicaciones como YouVersion facilitan el acceso a la Palabra de Dios, esta es la aplicación de la Biblia más popular, con más de 260 millones de usuarios en todo el mundo. “Una de las primeras cosas que los cristianos hicieron con la computadora fue poner la Biblia en formatos digitales”, explicó Phillips.
De acuerdo con la iglesia que ha desarrollado YouVersion, la gente gasta más de 235 millones de minutos utilizando la aplicación y han destacado 636 millones de versículos de la Biblia. Pero leer la Biblia en este formato está incluso cambiando la forma de ver las Escrituras.
Phillips, que lidera un grupo de investigación sobre el tema, aseguró que “si toma por primera vez una Biblia impresa en el papel puede parecer muy grande y complicado. Pero se entera de que Apocalipsis es el último libro y Génesis es el primer libro, como los Salmos que están en medio “. Pero los estudiosos defienden que “la versión digital no tiene nada de eso, no se conocen los límites. Usted no necesita estar hojeando, va directamente a donde quiere”.
Entre los primeros resultados de sus estudios, él señala que la forma en que se leen las Escrituras puede influir en la forma de cómo son interpretadas. Por ejemplo, ya es evidente que el texto leído en las pantallas se ve generalmente más literal a lo que se lee en los libros.
Las características estéticas de la lectura afectan a la percepción como un todo.

Iglesias en la palma de la mano
Al mismo tiempo, otra práctica cristiana que está sufriendo cambios más drásticos es la forma de acceder a las iglesias por medio de Internet. Impulsada por la expansión de las redes sociales y la descentralización de la actividad religiosa, surgen las iglesias en la palma de la mano.
Para muchos, ya no es necesario poner un pie en un templo. Con la ayuda de aplicaciones y perfiles en las redes sociales mencionan versículos de la Biblia o se publican videos de corta duración que permiten una expresión privada de la fe que se produce entre la persona y su teléfono. Esta capacidad de elegir significa que pueden fácilmente evitar el contacto con una doctrina que no los atrae.
“Un nuevo tipo de cristianismo modificado para la era digital está surgiendo”, insistió Phillips. Esta nueva forma de religión fue identificada por primera vez por los sociólogos en 2005, pero fue extrapolada por la popularización de Internet. “La gente está buscando la experiencia religiosa más personalizada”, dijo Heidi Campbell, de la Universidad de Texas A & M, que estudia la religión y la cultura digital.
Pero esto no está exento de problemas. Para los estudiosos, las personas prefieren mantener los aspectos morales de la Biblia, en “hacer el bien”, sostuvo en lugar de su emisión sobrenatural y la noción de que el universo es controlado por un líder todopoderoso. Podrían clasificarse como “deísmo terapéutico moralista” pues valorizan sólo porciones de la enseñanza milenaria.
Los más jóvenes acaban desarrollando una visión general de Dios en lugar de pensar en un Dios que interviene. “Ellos prefieren hablar de Dios que Jesús, porque él no específica. Después de todo, es invisible y parece estar preocupado de que todo el mundo sea feliz mientras siguen sus vidas, más Jesús. Pues bien, parece entrar e interferir en todo”, describió Philips.
Compartir versículos de la Biblia en Internet por medio de las redes sociales permite que las personas acaben haciendo lecturas aleatorias, que no están conectadas. Es algo muy diferente en comparación con el acto de sentarse y escuchar a un pastor que va a escuchar todos los domingos.
No es sorprendente que los versos de la Biblia estén sujetos al “concurso de popularidad”. Por ejemplo, cada año YouVersion revela los textos más populares, que fueron favoritos y compartidos en las redes sociales. A menudo son los que reflejan el crecimiento de la vista que se propaga en el deísmo terapéutico moralista.
La mayoría se refiere a cosas como la superación de los problemas o hacer frente a la ansiedad y frustración, por ejemplo -en lugar de promover la gloria de Dios-. Las creencias religiosas “seleccionadas” no son nuevas. Pero es más fácil que nunca crear una fe individualizada. “El Internet y las redes sociales ayudan a las personas a hacer esto de una manera más concreta”, dijo Campbell.
“Tenemos más acceso a más información, más puntos de vista y podemos crear un ritmo espiritual y una forma más personalizada. La vida digital es una comunicación de dos vías. La gente viene con una cierta expectativa de cómo responde la comunidad y un mayor sentido de la libertad. Las instituciones religiosas deben adaptarse o perder el espacio”, afirmó según publica la BBC.
La Palabra de Dios es viva y es eficaz, por lo tanto, su apropiada lectura, junto a la revelación de Espíritu Santo, acerca a las personas al Señor y así poder llenarse de su conocimiento y aplicarlo para ayudar a otros a llegar a sus pies.◄

About redaccion

Check Also

Apousía y Parousía, Eduardo Padrón

Parousía es presencia y apousía ausencia. En el buen sentido hay una apousía de Cristo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *