Home / Análisis / Inteligencia emocional para sobreponerse a una crisis

Inteligencia emocional para sobreponerse a una crisis

La inteligencia emocional incluye las capacidades y habilidades psicológicas que implican el sentimiento, entendimiento, control y modificación de las emociones propias y ajenas

/Freepik

¿Cómo controlas tus emociones en momentos de crisis o situaciones difíciles e inesperadas? La inteligencia emocional incluye las capacidades y habilidades psicológicas que implican el sentimiento, entendimiento, control y modificación de las emociones propias y ajenas. Quien tiene inteligencia emocional es una persona con la habilidad de gestionar sus emociones y obtener resultados favorables en sus relaciones. No se trata de tanto de lo que sentimos sino de cómo reaccionamos ante ello.
«Tan conmovido quedó José al ver a su hermano, que salió de prisa, entró en su cuarto y se echó a llorar. Luego se lavó la cara y, controlando sus emociones, salió y dijo: —¡Sirvan ya la comida!» (Génesis 43:30-31. TLA).

Todos somos diferentes y todos reaccionamos de manera distinta. Sin embargo, todos tenemos las mismas emociones básicas (ira, tristeza, miedo, alegría, desprecio, sorpresa, etc.), algunas más a flor de piel y otras que controlamos mejor. Se suele decir que el ser humano es 90 % emocional y 10% racional, eso quiere decir que nuestras decisiones, acciones, expresiones verbales y no verbales, en su mayoría son basadas en nuestras emociones. La inteligencia emocional es una cualidad que puede sacarnos de las crisis y ayudarnos mucho.
José, un personaje de la Biblia conocido como “el soñador”, soñó siendo joven que su padre y sus hermanos se inclinaban ante él, pero luego estos lo vendieron como esclavo para evitar matarlo. Lo increíble de esta historia es que al cabo de los años pasó de ser esclavo a ser la segunda persona más importante de Egipto, es decir, uno de los gobernantes más poderosos del mundo en ese momento. ¿Puedes imaginarte cómo reaccionarían muchos si llegarán a tener ese poder? Seguramente estarían planeando cómo vengarse de todos los que un día los hicieron sufrir.
Pero eso no fue lo que hizo José cuando sus hermanos reaparecieron en la historia llegando a Egipto para encontrar comida en el único lugar posible. Mientras José estaba al mando de su país en un tiempo de crisis quizás similar al nuestro con una gran escasez de comida, vio llegar frente a él a quienes en su juventud primero habían pensado en matarlo y luego intentaron arruinar su futuro para siempre deshaciéndose de él. Basta con tratar de ponernos en su lugar para imaginarnos cuántas cosas podría haber hecho José con sus hermanos al verlos inclinados ante él rogando por alimentos.

EMOCIONAL

La Biblia nos muestra que José si bien tenía emociones como cualquiera de nosotros, lejos de actuar gobernado por ellas, las controlaba. El versículo que leímos es una muestra de ello. Todos tenemos emociones y eso es normal, pero lo importante en cualquier situación es hacer lo que José hizo: “y controlando sus emociones…”. Qué difícil es manejar las emociones cuando estamos enojados con alguien. A veces logramos controlar nuestras reacciones, pero los gestos de nuestro rostro delatan lo que sentimos.
¿Qué dices cuándo estás enojado o con miedo o tristeza? ¿Cómo controlas tus emociones en momentos de crisis o situaciones difíciles e inesperadas? La inteligencia emocional incluye las capacidades y habilidades psicológicas que implican el sentimiento, entendimiento, control y modificación de las emociones propias y ajenas. Quien tiene inteligencia emocional es una persona con la habilidad de gestionar sus emociones y obtener resultados favorables en sus relaciones. No se trata de tanto de lo que sentimos sino de cómo reaccionamos ante ello. En una crisis o en un momento complicado es mucho más fácil descubrir nuestras emociones y es allí cuando podemos usar de la inteligencia emocional para controlarlas:
Descubre tus emociones. Qué tipo de emociones estás experimentando y en qué momentos aparecen o salen a la luz.
Comprende tus emociones. Es normal y comprensible sentirse enojado por alguna situación, sentirse alegre o tener miedo, pero el hecho de que eso ocurra no debe hacer que esas emociones nos dominen.
Maneja tus emociones. Al sentir miedo o alguna otra emoción similar debemos enfocarnos en buscar alguna solución, sino caeremos en un estado negativo general para nuestra vida
Utiliza las emociones de manera favorable. Una emoción aparentemente negativa como el miedo, puede servirte como alerta y ayudarte a tomar acciones de prevención, siendo pro activo ante posibles circunstancias. Por ejemplo el temor a perder tu trabajo puede llevarte a ser más eficiente, a prepararte mejor y a crecer en el área laboral
El caso de Pablo y Silas relatado en el capítulo 16 de Hechos nos muestra cómo ellos aplicaron la inteligencia emocional en el medio de una crisis. En una situación que era más propicia para el llanto, la queja y la autocompasión, debido a la humillación, a las heridas físicas y a la privación de la libertad que estaban viviendo, sorprendentemente empezaron a cantar y alabar a Dios.
Es interesante saber que aún en tus crisis más complicadas tus emociones no tienen por qué dominarte. Es más, tú tienes el poder sobre ellas porque la Biblia nos recuerda que Dios no nos ha dado Espíritu de temor y cobardía sino de poder, amor y dominio propio. La inteligencia emocional nos ayuda a superar la crisis. Y si como a Pablo y a Silas, a ti no te quitaron la boca ni la memoria, comienza a orar y cantar canciones a Dios.
Recientemente escuché a Félix Ortiz hablando sobre las emociones que experimentamos en medio de esta pandemia actual, y comentó que existen 3 formas de gestionarlas. Las primeras dos son disfuncionales y la tercera funcional.
Represión de las emociones. No ganamos ni solucionamos nada con negar nuestras emociones. El esquivarlas o esconderlas probablemente nos hará más daño.
Darles rienda suelta a las emociones. Cuando las emociones nos dominan y perdemos el control dejando que ellas tomen el timón de la situación, nada bueno saldrá de ello.
Reconocer las emociones y controlarlas. La Biblia nos menciona que por nada estemos afanosos, sino que por el contrario traigamos toda ansiedad ante Dios. En el libro de Mateo, Jesús dice que Dios sabe todo lo que necesitamos, por ello debemos de traer nuestros temores, ansiedades, emociones ante Él y decirle exactamente cómo nos sentimos, pidiéndole que nos ayude con su sabiduría a formar nuestro carácter para tomar control de nuestras emociones.

CONSEJOS PRÁCTICOS

1.- Pide su Paz en todo momento. “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús”. Filipenses 4:7 NVI
2.- Busca siempre que tus conversaciones sean respetuosas. “Que su conversación sea siempre amena y de buen gusto. Así sabrán cómo responder a cada uno”. Colosenses 4:6 NVI
3.- Evita ser impulsivo. Recuerda el famoso dicho ¡cuenta hasta 10!, para calmar tus emociones y luego responder. Ya sea en persona o por escrito. “Los que tienen entendimiento no pierden los estribos; los que se enojan fácilmente demuestran gran necedad. 30 La paz en el corazón da salud al cuerpo; los celos son como cáncer en los huesos”. Proverbios 14:29-30 NTV.
www.e625.com

Marvin Paredes
Pastor de jóvenes, director e625.com en Guatemala

About Verdad y Vida

Check Also

“¿Por qué Dios fue tan evidente en la Biblia y parece tan oculto hoy en día?”, Douglas Colina

Incluso en aquellos momentos cuando parece que Dios no está haciendo nada, Él sigue siendo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *