Home / Destacadas / Iglesias se unen para impedir igualdad de derechos a grupos LGTBI

Iglesias se unen para impedir igualdad de derechos a grupos LGTBI

(CrónicaUno/ VyV).-

«Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre (…) Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne». Este pasaje de Génesis es uno de los tantos argumentos bíblicos con los que colectivos de cristianos evangélicos están inundando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), para evitar que este organismo confiera cualquier tipo de reconocimiento a los grupos de Lesbianas, Gay, Transexuales, Bisexuales e Intersexo (LGTBI).
Solo en dos días, el 10 y 12 de mayo, la Sala Constitucional recibió ocho escritos de iglesias y congregaciones cristianas oponiéndose tanto al recurso de habeas data que el diputado Tomás (Tamara) Adrián interpuso en mayo de 2004 para que se le reconociera como mujer; y al recurso de nulidad que la agrupación Venezuela Igualitaria contra el artículo 44 del Código Civil, el cual establece que el matrimonio solo es entre un hombre y una mujer, según consta en las cuentas 82 y 84 de la instancia.
Los escritos del Ministerio Internacional Rocío del Espíritu Santo, la Unión de Iglesias Cristianas de Venezuela, la Federación Centro Cristiano para las Naciones, el Centro Evangelístico de Caracas,  la Fundación Familia es Vida, el Ministerio Internacional Apostólico, Profético y Discipular Iglesia de Jesucristo, la Iglesia Cristiana Evangélica Cristo Viene y la Iglesia Cristiana Maranatha Venezuela dejan en claro que parte de esta comunidad religiosa ha iniciado una cruzada contra la posibilidad de que la legisladora transgénero opositora pueda tener una cédula de identidad acorde a su sexo y a que personas del mismo sexo puedan casarse y tener los mismo derechos que parejas heterosexuales.
Venezuela es de los pocos países de América Latina que no ha aprobado ninguna ley que permita a las personas del mismo sexo casarse o al menos formalizar su relación como ocurre en países considerados más conservadores aún como Colombia y Chile. Asimismo tampoco facilita de ninguna manera tratamientos médicos para que las personas que se sienten atrapados en el cuerpo incorrecto puedan someterse a las operaciones para adecuarse como fue el caso de Adrián, cuya demanda tiene 12 años en el TSJ.
Todos los intentos de abrirle el camino a la comunidad LGTBI fueron obstaculizados y frenados en diversas oportunidades durante este tiempo, pero en marzo pasado la Sala Constitucional, con ponencia de la magistrada Lourdes Suárez, anunció que revisaría el caso, dando cabida a que el lobby gay avance en el país.
Dios no se equivocó al crear a las personas, el hombre es hombre y la mujer es mujer, el homosexualismo no es una moda que se adopta o una enfermedad, es una condición espiritual de atadura, de la que solo Jesucristo puede liberar. La aceptación de estas uniones entre personas del mismo sexo, la aceptación de un cambio de sexo y la disponibilidad de tratamientos con el mismo fin, solo terminaría de destruir el núcleo familiar en Venezuela y continúe trayendo juicio divino a la nación.◄

About Verdad y Vida

Check Also

John Boyega: “Vengo de una familia que tiene una fe fuerte”

John y sus dos hermanos, Blessing y Grace, crecieron en Londres con sus padres inmigrantes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *