Home / Iglesia / Iglesia de leprosos en Asia: Un gozo más allá del rechazo

Iglesia de leprosos en Asia: Un gozo más allá del rechazo

(Charisma News / VyV – ORLANDO).-

No es la típica iglesia. Los creyentes son los más rechazados por la sociedad, expulsados por sus empleadores, amigos y hasta sus familiares, sólo por la enfermedad que padecen. Pero el pastor Jiva cuida los rostros de estos pacientes con lepra, él realmente ve gente cubierta de amor y aceptación.

Cuando el pastor Jiva llegó a esta colonia de leprosos, los pacientes necesitaban ayuda desesperadamente en muchas áreas pero él y su equipo decidieron comenzar con algo simple. Como no había quien limpiara sus heridas, los pacientes estaban susceptibles a infecciones, las cuales pueden acarrear la pérdida de extremidades. Conociendo esta situación, el pastor Jiva y su equipo comenzaron a enseñar el amor de Jesús a través de un servicio de cuidado de las heridas, liderado por una de las mujeres del equipo.

Luego, abrieron un centro de confección de zapatos. Como los pies de los pacientes de lepra se deforman por la enfermedad, los misioneros le entregaban zapatos especialmente hechos para cada paciente, los cuales los protegían de mayores infecciones.

Sobrecogidos por su generosidad, los pacientes de lepra pronto comenzaron a entender que Cristo les había ofrecido aceptación y el amor que nadie más les había dado.

Dolores que crecen

El pastor Jiva pudo establecer una pequeña comunidad. Desafortunadamente, los creyentes sólo podían reunirse en un pequeño edificio rentado lejos de la colonia, y mientras más personas se integraban cada año, la comunidad se estaba quedando sin espacio.

Claramente era el momento para tener una sede propia. Junto con las demás actividades del creciente ministerio de leprosos, ya eran 220 creyentes los asistentes a los servicios de adoración. Con las oraciones y el apoyo de los líderes del pastor Jiva, se comenzó la construcción de un nuevo edificio para la iglesia.

A pesar del estigma de la colonia de leprosos, los residentes locales colaboraron para hacer realidad la construcción de la iglesia, y en el verano pasado, el edificio estaba listo para comenzar los servicios.

Los creyentes están emocionados de poder adorar a Dios juntos sin ningún impedimento u obstáculo, y el nuevo edificio tiene una oficina central desde donde el resto del ministerio de leprosos puede crecer. La comunidad local está impresionada, y a medida que el número de creyentes continúa creciendo, el edificio está lleno con un gozo que ni siquiera la lepra puede minimizar.

About redaccion

Check Also

¿Dónde está nuestra levadura?

No se ve de una forma nítida la levadura de los cristianos que debería leudar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *