Home / Opinion / Iglesia de Jesucristo, ¿organismo u organización?

Iglesia de Jesucristo, ¿organismo u organización?

(Orlando Hernández S. – Pastor).-

Un organismo es un ente que tiene vida; una organización es un ente que tiene orden. La iglesia de Jesucristo nace en Pentecostés (Hechos 2) dotada de la vida del Espíritu. Como organismo tiene vida, vida del Espíritu Santo. La iglesia de Jesucristo surge como organización (tener orden) en Hechos 6:3-4 con la elección de los diáconos. La organización (orden) de la iglesia surge sobre la marcha del crecimiento multitudinario de su membresía (3.000 y 5.000 personas). Bajo esta perspectiva podemos entender que la prioridad de la iglesia es tener vida y después organizarse. Una iglesia verdadera debe comenzar con la vida del Espíritu, la organización surge sobre la marcha, con el crecimiento.
La prioridad de un niño al nacer es su vida, hay que darle alimento, calor, protección y amor; en el proceso del crecimiento hay que dotarlo de vestido, calzado y aseo. El niño, al nacer es un organismo que tiene vida y al crecer es una organización que tiene orden de cosas que le servirán para llegar a la meta de su vida: Ser un hombre perfecto.
La Iglesia del primer siglo se desarrolló sobre estos parámetros: Primero, la vida dada por el Espíritu y luego la organización. Ese es el orden para funcionar como Dios quiere.  Con el transcurrir de los siglos, la Iglesia de Jesucristo se desvió a ser más organización (orden) que organismo (vida).  Es así como al llegar al siglo IV la iglesia Católica de Roma es una organización que tiene Papas, Cardenales, Obispos, Sacerdotes y Monjas. Hoy es una organización religiosa, pero con poca vida como organismo; de manera que perdió el equilibrio.
La Reforma Protestante del siglo XVI, con Martín Lutero, Calvino y otros, fue una protesta contra el estado corrupto de la Iglesia Católica Romana, que se había convertido en más organización que organismo, practicando ritos como la Misa (Eucaristía) y olvidando el contenido de la Biblia, la Palabra de Dios. De esta reforma la iglesia se dividió entre las iglesias reformadas del Norte de Europa y la Iglesia Católica Romana en el Sur. Hoy día persiste el peligro de ser más organización que organismo. Por eso hay que mantener la prioridad del Espíritu Santo: ¡Que las iglesias locales sean más organismo que organización!

About redaccion

Check Also

¿Andas en luz o en oscuridad?, Liliana González de Benítez

Una persona se encuentra en oscuridad espiritual cuando vive apartada de Dios Hubo un tiempo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *