Home / Palabras del Director / Iglesia, C.A.

Iglesia, C.A.

El pasado 17 de noviembre de 2014, el gobierno nacional a través del  decreto con rango, fuerza y valor de ley Nº 1.435 publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 6.152, de fecha 18 de noviembre de 2014, se reformó el Artículo 14, Numeral 10, de la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISLR), referido a las exenciones de las instituciones sin fines de lucro (asociaciones civiles de carácter religioso, iglesias) quedando eliminada las exenciones por lo cual deberán declarar y pagar dicho impuesto. Lo derogado dice:

“Capítulo III ISLR / De las Exenciones / Artículo 14.
Están exentos de impuesto:
10. Las instituciones dedicadas exclusivamente a actividades religiosas, artísticas, científicas, de conservación, defensa y mejoramiento del ambiente, tecnológicas, culturales, deportivas y las asociaciones profesionales o gremiales, siempre que no persigan fines de lucro, por los enriquecimientos obtenidos como medios para lograr sus fines, que en ningún caso distribuyan ganancias, beneficios de cualquier índole o parte alguna de su patrimonio a sus fundadores, asociados o miembros de cualquier naturaleza y que sólo realicen pagos normales y necesarios para el desarrollo de las actividades que les son propias…”
La Iglesia del Señor siempre se ha mostrado respetuosa, como lo hizo Cristo en su tiempo, de todas sus obligaciones de ley. Más allá de las injusticias y coerciones los cristianos bíblicos jamás desobedeceremos a las leyes y los gobernantes, tal y como nos lo ordena la Palabra de Dios: «Por causa del Señor, muéstrense respetuosos de toda institución humana, se trate del rey, porque es el que gobierna, o de sus gobernadores, porque el rey los ha enviado para castigar a los malhechores y para elogiar a los que hacen el bien. La voluntad de Dios es que ustedes practiquen el bien, para que así hagan callar la ignorancia de la gente insensata» (1ª Pedro 2:13-15).
Sin embargo, en esta ocasión presentamos algunas consideraciones, se nos oiga o no, al respecto de esta nueva imposición:
1) Siempre exigimos a los diferentes gobiernos de Venezuela que se reconozca a la Iglesia de Jesucristo como lo que es LA IGLESIA, y no como simples «asociaciones civiles de carácter religioso sin fines de lucro» (clubes eclesiásticos, en el buen sentido de la palabra).
2) Si somos «sin fines de lucro», nos parece absurdo tener que pagar el ISLR.
3) Como siempre, se aprueban, derogan o modifican leyes sin que se indique la manera en que éstas serán implementadas y cómo afectarán al colectivo cristiano.
4) ¿Qué vende la Iglesia de Cristo como para tener que pagar? ¿Se debe pagar sobre los aportes voluntarios de nuestros miembros que de por sí en su mayoría lo hacen habiendo ya pagado sus impuestos de rigor?
5) ¿Cómo debemos llevar los libros ahora? ¿Acaso tendremos que usar «libro de ventas», de «inventario», entre otros, como si fuésemos una Compañía Anónima?
6) ¿Les parece justo que las congregaciones cristianas que se autofinancian paguen mientras que la religión católica, subvencionada por el Estado gracias a Concordato entre el Estado Vaticano y el Estado Venezolano, no lo hará por aquello de que entre gobiernos o estados no se cobran impuestos? Ellos, además de que recogen dinero en sus misas y por otros aportes voluntarios, cobran por cada servicio religioso que hacen y para colmo son financiados por el Estado, gobernaciones y alcaldías.
Señores del gobierno, ustedes saben perfectamente que las iglesias cristianas no reciben subvención alguna, por lo que tienen que sostener a sus ministros, comprar terrenos y construirlos, financiar alquileres, espacios en medios o sostener medios de comunicación, y para colmo de males les van a cobrar ahora el ISLR. Mientras que al Vaticano «ni con el pétalo de una rosa».
Eso tiene un solo calificativo: INJUSTICIA. Y cuando se actúa de esta manera contra el pueblo del Señor, el mismo Dios se levanta y hace justicia en defensa de Su Iglesia, «la niña de sus ojos».
¿Acaso piensan que el déficit fiscal y la baja en precio del petróleo será cubierta por las iglesias a quienes se les elimina las exenciones y obliga a pagar el ISLR? Sepan ustedes que lo pagaremos, nunca nos revelaremos a la autoridad, pero al mismo Dios remitimos nuestra causa, será Él quien pondrá las cosas en orden.
Les recordamos que fue el mismo Jesús quien mandó al apóstol Pedro a pescar y sacar del pez milagrosamente el equivalente para pagar los impuestos de Él y de Pedro, Él será quien nos proveerá para pagar el ISLR; no obstante, les conminamos a recapacitar en esta medida por demás injusta y sin peso económico como para resolver la crisis nacional.
No sé por qué, pero esta situación nos hace vernos como si fuéramos un ente codiciable, la IGLESIA, C.A.

About redaccion

Check Also

¿Distanciamiento social y espiritual?

Cualquiera sea la condición del cristiano, la Biblia nos llama a perseverar, quedarnos o mantenernos …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *