Home / Internacionales / Hollywood se rinde a las películas ‘basadas en la fe’

Hollywood se rinde a las películas ‘basadas en la fe’

Los evangélicos han conseguido en los últimos años impactar Hollywood con películas de inspiración cristiana

Durante la filmación de La Pasión de Cristo, catalogada como la película que abrió las puertas de Hollywood a las películas cristianas

(Evangélico Digital).-

En lo que concierne al cine de inspiración cristiana en apenas seis años los evangélicos americanos han llevado a cabo un auténtico asalto a Hollywood.
En realidad, todo comenzó en 2004 con el film de Mel Gibson, La Pasión de Cristo, que conoce un inmenso éxito. En esta ocasión, la mayor parte de las Iglesias, católica y protestantes o evangélicas, copan salas enteras con una o más sesiones, convirtiendo esta película en la más rentable de todos los tiempos para un productor independiente.

SONY Y EL ÉXITO DE PELÍCULAS “FAITH-BASED”

Había nacido un nuevo modelo de distribución, que descansa sobre la implicación y la motivación de los creyentes y las iglesias. En 2014, el estudio hollywodiense Sony saca por su parte un film cristiano, basado en un best-seller que cuenta la experiencia auténtica de la experiencia cercana a la muerte del hijo de un pastor, el joven Colton Burpo, de 4 años de edad: El cielo es real [Heaven is for real].
Ante el éxito (más de 100 millones de dólares de taquilla para un presupuesto de apenas 12 millones de dólares) Sony decide inmediatamente lanzar su propia filial dedicada a la producción de películas “faith-based” [basadas en la fe]: ve así la luz Affirm Films, un estudio al que se deben algunas películas de éxito que forman desde entonces parte del catálogo de Saje, como Resucitado (Risen), Los milagros del Cielo, Se armó el belén o Pablo, El Apóstol de Cristo.
En El caso de Cristo se aborda en forma de thriller e investigación periodística, basada en un caso real, la credibilidad de los Evangelios como razón de la fe.

DE PUREFLIX A KINGDOM STORY

El año 2014 es también el año de otra película cristiana que ha permitido demostrar la existencia de un mercado basado en la fe: Dios no está muerto. Para producir este film, Pureflix, un estudio evangélico independiente, había invertido 2 millones de dólares. La película generó 65 millones de dólares de ingresos, sugiriendo a Pureflix a seguir explotando ese filón. Dios no ha muerto va a dar lugar a una trilogía y otros éxitos vendrán a jalonar la ruta, como I’m not ashamed [No me avergüenzo], Do you believe? [¿Crees?] o Sansón.
A estos habría que añadir el film provida Unplanned, que ocupó tantos titulares en Estados Unidos el año pasado.
El último acto que consagró la presencia evangélica en Hollywood tuvo lugar en 2019, con el estreno de La canción de mi padre [I can only imagine], realizada por los hermanos Erwin (Andrew y Jon). Confiaron la distribución de la película en Estados Unidos al estudio Lionsgate. Los 7 millones de dólares de presupuesto produjeron 86 millones de dólares de ingresos. Lionsgate, que es, junto con Sony, una de las seis Majors de Hollywood, decide asociarse con los hermanos Erwin para crear la competencia de Affirm Films: acaba de nacer Kingdom Story. Su primera película, realizada por los hermanos Erwin, se estrenará próximamente en Francia: Sigo creyendo [I still believe].

About Verdad y Vida

Check Also

#YoCreoEnLaBiblia se vuelve tendencia en Cuba

Todo ocurrió tras las declaraciones de un pastor pro gobierno en la televisión estatal negando …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *