Home / Testimonios / Henry Kaestner: Los empresarios también necesitan a Dios

Henry Kaestner: Los empresarios también necesitan a Dios

[quote]Recuerdo la primera vez que quería encontrar la felicidad en el éxito financiero y trabajando duro, y aunque tuve recompensa por todo ello y me sentí en la cima, hubo momentos que todavía había un vacío”[/quote]

(Agencias – Verdad y Vida).-

Henry Kaestner, co-fundador y presidente de la corporación Bandwidth.com, actualmente da conferencias sobre negocios pero hace hincapié en encontrar la felicidad que no está en el éxito terrenal, sino en el cumplimiento de la voluntad de Dios para la vida de toda persona.
En un reciente evento titulado “Cómo encontrar su por qué”, ofreció la oportunidad de ver cómo Dios ha trabajado en las vidas de los grandes empresarios y negociantes, y de cómo Él cambia la forma en que viven.
Ha participado en el Desayuno de oración de este año, evento que es perfecto para cualquier persona que tenga curiosidad acerca de la fe. Es una oportunidad de observar cómo Dios transforma las vidas.
Kaestner que no siempre seguía al Maestro Jesús, estuvo varios años enfocado en la búsqueda de la felicidad, “recuerdo la primera vez que quería encontrar la felicidad en el éxito financiero y trabajando duro, y aunque tuve recompensa por todo ello y me sentí en la cima, hubo momentos que todavía había un vacío”, dijo.
Aunque fue criado en un hogar cristiano, Kaestner “estaba demasiado centrado en tratar de encontrar la felicidad en salir con las mujeres”, dijo, refiriéndose a ese período como el inicio de la “época más oscura” de su vida. A pesar de que en el fondo sabía que Dios estaba allí todo el tiempo, su orgullo le impedía que recurriera a Jesús.
Muchas veces las personas que son exitosas, que manejan grandes empresas o tienen altos cargos en sus trabajos, sienten que ya han alcanzado el éxito de sus vidas y por ello creen tener todo el poder, eso es parte del orgullo que sentía este empresario, pero muy dentro, él sabía que eso no era todo, que la felicidad no se centraba en el dinero o en el poder empresarial, sino en usar todo eso para honrar y glorificar a quien le dio la vida.
Luego de conocer a la que sería su esposa Kimberley y casarse, ella comenzó a asistir a una iglesia y Kaestner decidió leer el Nuevo Testamento por primera vez. Sin embargo, aún le daba la espalda al evangelio. “Jesús hablaba de cosas como: ‘Yo soy el camino, la verdad y la vida’, pero yo pensaba: ¿Quién es este tipo Jesús? Yo tenía un problema real con Dios”, recordó Kaestner.
Después de comprender y meditar en la Palabra de Dios, Kaestner se dio cuenta que la vida y la muerte de Jesús dio lugar al “mayor movimiento de todos los tiempos”. Desde ese momento, Kaestner y su esposa abrazaron el evangelio pues entendieron la verdad de Cristo.

En la actualidad comparte su testimonio con otras personas, en especial con empresarios y gente de negocios
En la actualidad comparte su testimonio con otras personas, en especial con empresarios y gente de negocios

Poco tiempo después, comenzó Bandwidth.com, una compañía de tecnología de comunicaciones basada en los principios bíblicos de la fe, la familia, el trabajo y la aptitud. “Queríamos tener fe en primer lugar, y hemos querido glorificar a Dios”, dijo refiriéndose a la empresa.
Admitió, “con demasiada frecuencia, me siento motivado a compartir el hecho de que hay un Dios que me ama y ama a las personas completamente, que no importa lo que hacemos, nos ama, nos ama como un padre incondicional”.
“Si trato de conseguir mi placer y mi felicidad en el éxito, las cosas que el dinero puede comprar, no encontraré nada real ni mi familia ni la verdadera felicidad. Pero si mi objetivo es trabajar para el reino de Dios y su justicia, entonces voy a encontrar a Dios y su justicia, y voy a ser capaz de encontrar la felicidad en otras cosas también”, aseguró Henry.

Empresario y labor social
Kaestner ha fundado y presidido varias empresas, entre ellas Bandwith Internacional que luego se convirtió en Bandwith.com al asociarse con David Moerken. También desempeña el cargo de presidente en Sovereign’s Capital, una empresa de inversión que se centra en empresas en fase temprana de crecimiento.
A su vez, ha fundado y maneja diferentes asociaciones sin fines de lucro, así como ha participado con ofrendas y colaboraciones a otros ministerios que se enfocan en ayudar a otros. Este empresario siempre busca la manera de enseñar por qué se debe dar, a quién se le debe dar y cómo se debe dar.
Junto a su socio y amigo Moerken fundó DurhamCares, una organización que ayuda a las personas en Durham, Carolina del Norte, EE. UU, a “amar a su prójimo” a través de trabajo voluntario en recaudar dinero para dárselo a otras organizaciones. También, MinistrySpotlight.org, una organización que ayuda a las personas a encontrar ministerios alrededor del mundo que trabajen en algo que a ellos les guste para que así se involucren y aprendan de otros líderes a través de blogs y mensajes grabados. De igual manera, fundaron CTI, dedicada a ayudar a otros ministerios a tener acceso a productos y servicios relacionados con la tecnología, de manera gratuita o a un costo muy bajo.
Kaestner y su socio atribuyen su motivación y éxito a su fe en Dios. Siempre dice que ha “sido muy bendecido por Dios, realmente es solo cuestión de fe”.
Actualmente vive con su esposa Kimberley y sus tres hijos en Durham, Carolina del Norte, EE.UU, y sirve al Señor como anciano en su iglesia local.◄

About redaccion

Check Also

Ex estrella del porno revela cómo la Biblia la transformó después de que su novio fuera asesinado frente a ella

Algo acerca de la Palabra de Dios me dio tanta esperanza, tanto aliento durante una …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *