Home / Opinion / Gotas de valor: Pase lo que pase haya armonía entre ustedes

Gotas de valor: Pase lo que pase haya armonía entre ustedes

Gota: «Completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa» (Filipenses 2:2).
En este pasaje el apóstol Pablo destaca la unidad que debe existir entre los cristianos, un mismo parecer.  No una uniformidad de pensamiento, sino el estar dispuestos a trabajar juntos y a servirse mutuamente que es la actitud de Cristo.
El mismo amor. Los creyentes deben amar por igual a las demás personas que están en el cuerpo de Cristo, no porque todos les atraigan por igual, sino como la demostración de la misma clase de servicio sacrificado y amoroso que todos ha recibido por igual de parte de Cristo.
Pablo siendo un gran erudito de las Sagradas Escrituras muchas veces instruyó a la Iglesia primitiva en tan importantes temas acerca de la doctrina cristiana y de manera contundente se opuso a todos aquellos que pretendieron meter el legalismo y judaísmo dentro de la Iglesia. Pero el problema de las rencillas y discordia que también amenazaba la vida de la Iglesia él lo enfrentó de una manera enérgica.
Él comprendía que los conflictos entre los hermanos en la Iglesia destruyen el poder y el testimonio de esta. Oh, ¿cuántas personas hay en este momento en muchas iglesias que no se saludan ni se hablan? ¿Cuántas personas hay en muchas iglesias en este momento que hablan mal y critican a sus hermanos? ¿Cuántas personas hay en muchas iglesias que están fuera de ellas hablando mal de sus pastores y líderes?
Muchas, yo diría que son los enemigos de Cristo que tratan y buscan formas de destruir la Iglesia.
Pablo le dice a los hermanos en Filipos: «Pase lo que pase compórtense de una manera digna del evangelio de Cristo» (Filipenses 1:27).
Valor: ¿Cómo se está comportando usted? ¿Habla mal de su hermano(a)? ¿Está enojado porque alguien dijo algo de usted mintiendo? O ¿está actuando como un digno representante del cielo y del evangelio de Cristo? Si tenemos el Espíritu Santo en nosotros no debe haber razón para la discordia. Pídale perdón a Dios y reconcíliese con su hermano ya. Le invito a que medite más sobre Filipenses 2.
Dios le bendiga.

Ramón Tovar
Pastor y columnista
tramon63@gmail.com

About redaccion

Check Also

El poder de los pensamientos, Miguel Ángel León R.

Nada puede destruir el hierro, pero su propio óxido sí. De la misma forma nadie …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *