viernes , febrero 23 2018
Home / Destacadas / Francisco irrespeta a los cristianos

Francisco irrespeta a los cristianos

Nadie nunca antes había irrespetado a los cristianos nacidos de nuevo por la sola fe en Cristo ni la memoria de los reformadores como el Papa Francisco. El cristianismo bíblico estaba acostumbrado desde hace siglos ya a recibir improperios, injurias, ataques, condenas, persecución, cárcel y hasta la muerte por parte de la institución papal por querer obedecer al Señor y las Escrituras en primer lugar y por encima de la jerarquía católica.
La historia está llena de páginas negras escenificadas por parte de la institución papal contra los creyentes en Cristo que han osado poner la Biblia como única autoridad de fe y conducta. Nunca nadie podrá borrar el bochornoso actuar de los jerarcas religiosos romanos, sus torturas y ejecuciones a miles de cristianos en el mundo catalogándolos como «herejes». Jamás se podrá ocultar el tenebroso accionar del satánico tribunal de la Inquisición, mal llamado «Santa Inquisición».
Porque todo eso hacía de los cristianos unos bienaventurados, tal y como lo dice nuestro Señor en el Sermón del Monte: «Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados serán ustedes cuando por mi causa los insulten y persigan, y mientan y digan contra ustedes toda clase de mal. Gócense y alégrense, porque en los cielos ya tienen ustedes un gran galardón; pues así persiguieron a los profetas que vivieron antes que ustedes» (Mateo 5:10-12); y bajo esa promesa morían nuestros hermanos a manos de los jerarcas católicos, «puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios» (Hebreos 12:2).
Pero lo de Francisco es -como dicen los colombianos- supremamente mayor. Pues este es el único Papa en la historia que viene de la Orden creada para contrarrestar la Reforma, como lo son los jesuitas, y resulta que ahora quiere ser «amigo» de los cristianos bíblicos; quiere «ecumenizar» con los creyentes en Cristo, los herederos de la Reforma, los hermanos de aquellos que su religión y Orden Religiosa persiguió y mató a través de la Inquisición. El Papa jesuita pretende ahora tapar el sol con un dedo, cree que arrancando esas páginas de los libros de Historia se puede borrar lo que hicieron por siglos.
Es precisamente Francisco quien apenas asumió el papado declaró que «hay que frenar a los evangélicos en América Latina»; pero ahora en pleno ejercicio de la diplomacia religiosa intenta acercarse a la Iglesia del Señor. ¡Por favor, Sr. Francisco!, deje ya de faltarnos el respeto. Preferimos la persecución a la hipocresía, la injuria a las palabras edulcoradas, hasta la muerte antes de perder nuestra eternidad pactando con alguien que presionado por los tiempos acepta la lectura de la Biblia, pero que con sus declaraciones y doctrina rechaza el contenido de ellas.
El Papa Francisco mantiene completamente la postura doctrinal de sus antecesores. Postura que llevó a la cárcel, tortura y la hoguera a miles de nuestros hermanos en la fe en Cristo Jesús, pretendiendo ahora con un «pido perdón por los abusos y muertes cometidas contra los reformadores» olvidar todo y ser aceptado por la Iglesia del Señor. ¿Dónde dejamos temas que usted y su religión sostienen y que la Biblia no dice?, tales como: El purgatorio, la co-redención de María y ‘los santos’, que «María ascendió al cielo en cuerpo y alma», que cada misa vuelve a ‘sacrificar’ al Señor, entre muchas otras herejías.
Nos irrespeta usted, Sr. Francisco, al creer que desconocemos que su intención no es más que un ardid diabólico propio de los tiempos del fin antes de la venida de Cristo por su Novia, la Iglesia que Él compró a precio de sangre y que usted y los suyos pisotean al creer en tantas pamplinas doctrinales antibíblicas. ¿Que hay protestantes que le creen y están dispuestos a «ecumenizar» con usted?, claro, esos son los que no se respetan a sí mismos ni al Señor que los llamó y salvó por medio de la fe y la gracia, y no por obras. De ellos hablan los apóstoles en sus cartas advirtiéndonos que en estos tiempos «muchos apostatarían de la fe y hasta creerán en doctrinas de demonios».
Nos irrespeta, Sr. Francisco, cuando cree que todos los creyentes en Cristo somos apóstatas como los que van al Vaticano y meten la mano en el plato junto con usted. ¡Bien lejos con deshonrar la memoria de los reformadores y pisotear la sangre del Cordero…!

@GeorgesDoumat

[quote]

-o-o-o- 1, 2, y 3 -o-o-o-

1 ONU IMPIDE A LOS PAÍSES ISLÁMICOS ARRESTAR Y MATAR A CRISTIANOS POR ‘BLASFEMIA’. La medida fue aprobada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para poner fin a la pena de muerte por blasfemia y apostasía. El recuento de los votos estuvo así: 27 a favor de la abolición, 13 contra la abolición y 7 abstenciones. La nueva resolución tiene por objeto asegurar que la pena de muerte no se imponga como una sanción por formas específicas de conducta, como apostasía, blasfemia, adulterio y relaciones sexuales entre personas del mismo sexo con mutuo consentimiento. Lo extraño es que hayan 20 naciones que no la avalan, debe ser porque aplican la pena de muerte, como EE.UU (en contra) e Indonesia (se abstuvo), entre otros.
2 ACERCA DE LA INTEGRIDAD Y LA POLÍTICA. La destacada abogada y autora venezolana Thays Peñalver, escribió: «La integridad es fundamental para el ejercicio de la política y solo habrán políticos íntegros cuando la sociedad así lo exija» (@thayspenalver, 17-10-2017). Y agregamos: solo se puede ser íntegro cuando se hace a Cristo Señor de su vida… ¡Políticos cristianos adelante, demuestren su integridad ejerciendo cargos de elección popular! Llegó su hora…
3 LO DIJO Carlos Ortiz: “La gente le pide a Dios casa propia pero no cuida la ajena, le pide a Dios trabajo pero no trabaja en la iglesia, le pide a Dios salud pero come lo que no debe, le pide a Dios dinero pro no diezma ni ofrenda”.
Y la Biblia DICE: “Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes… Recuerden esto: El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará” (Lucas 6:38; 2ª Corintios 9:6. NVI).

[/quote]

About redaccion

Te puede interesar

“El problema está en nosotros como materia prima de la sociedad”

(Verdad y Vida).- El reconocido periodista, escritor y pastor fundador de la iglesia Casa sobre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *