Home / Opinion / ¡Formemos personas fuertes en nuestra familia!, Candy de Maa

¡Formemos personas fuertes en nuestra familia!, Candy de Maa

En la vida nos enfrentamos a muchas situaciones que nos pueden desenfocar o desbalancear si no sabemos afrontarlas.
¡Nuestros hogares pueden ser el lugar de aprendizaje para afrontar cualquier situación!
¿Te has dado cuenta cómo el temor puede influir en una persona?
Muchas veces experimentamos el temor como una emoción de ansiedad por algo que sentimos que no podemos controlar.
En la vida experimentamos temor en distintas ocasiones y de distintas maneras. En la formación de una persona es importante que aprenda a manejar el temor en cualquier situación, para que cuando lleguen esos momentos, sepa superarlos.
En nuestro hogar, podemos ser intencionados en formar personas fuertes, para que cuando lleguen momentos de dificultad todos sepan cómo manejarlos, sabiendo quiénes son y lo que pueden hacer en ese momento.
Pablo le dijo a Timoteo: «Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio» (2ª Timoteo 1:7). ¿Cómo podemos formar personas fuertes en nuestra familia? ¡Siendo intencionados y con nuestro ejemplo!

Invirtamos en el desarrollo sano de cada uno, para que sepan quiénes son y lo que pueden hacer en cada situación.
• Podemos dar validez a cada miembro de la familia, para que tengan una identidad segura y sepan que son significativos.
• Podemos mostrarles el seguir haciendo el bien a pesar de que las circunstancias sean difíciles.

Trabajemos en las relaciones interpersonales. 
• Enseñémosles a ser humildes, reconocer sus fallos, pedir perdón y hacer lo que esté a su alcance para arreglar las cosas.
• Enseñémosles a ser gentiles, corteses y misericordiosos con los demás.

Enseñémosles disciplina, resiliencia y perseverancia. 
• Podemos mostrarles que las cosas en la vida se consiguen con esfuerzo.
• Podemos mostrarles diligencia y excelencia al hacer las cosas.
Aprovechemos el privilegio de tener la oportunidad de invertir en el desarrollo sano de nuestros hijos: «He aquí, herencia del Señor son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre. Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud» (Salmo 127:3-4).
¡Seamos bien intencionados en formar personas fuertes en nuestros hogares!

Candy de Maa
Profeta, escritora y conferencista

About Verdad y Vida

Check Also

He decidido, Harold Paredes Olivo 

El Padre nos llama y eligió para servir sin pretextos, sin quejas o argumentos… llegaremos …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *