Home / Actualidad / Estados Unidos está en crisis: ¿Qué hacemos?

Estados Unidos está en crisis: ¿Qué hacemos?

/ Freepik

La meta original de la secularización de los Estados Unidos de América era ver la religión volverse inexistente en nuestra nación. Esto no ha sucedido. Sin embargo, la religión ha sido neutralizada a tal punto que frecuentemente es silenciada. Es evidente que hay líderes a cada nivel gubernamental en toda la vida estadounidense que ya no creen o ni siquiera categorizan la religión como esencial.
Es por eso que estamos viendo una disminución e incluso una resistencia a la influencia religiosa y espiritual en Estados Unidos. Creo que el mundo está presenciando esta lucha de mentalidades y visiones del mundo en la vida estadounidense en la posible confirmación de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema de los Estados Unidos.
Muchos en Estados Unidos negarían e incluso desafiarían lo que creemos acerca de la autoridad, infalibilidad, inerrancia y suficiencia de las Sagradas Escrituras. Es por eso que muchos creen que la verdad no viene de la Biblia, sin embargo, la verdad es hacer todo lo que les parece bien. Esto es por lo que Estados Unidos está en una grave crisis, quizá la mayor crisis en nuestra generación.
Las guerras entre mentalidades y visiones del mundo son reales. La guerra espiritual se ilustra ante nosotros diariamente. Por lo tanto, aquellos de nosotros que seguimos a Cristo luchamos con cómo debemos responder a esta crisis presente. ¿Qué debemos hacer?
Hubo gente en el primer siglo que creía que el conocimiento humano estaba sobre las Sagradas Escrituras. Ellos tampoco creían que Jesucristo era el Hijo de Dios. Es por eso que el apóstol Pablo levantó la deidad de Jesucristo. Pablo dio su vida llamando a la gente a Jesús porque él creía que Jesús era el Hijo de Dios y que murió en nuestro lugar por nuestro pecado.
Por medio de la muerte, sepultura y resurrección de Jesús, cualquier persona en cualquier momento puede experimentar y recibir el perdón de todos sus pecados y la promesa de la vida eterna.
Jesús es la respuesta, cualquiera que sea su pregunta.
Por lo tanto, ¿qué debemos hacer en relación con las crisis actuales? Creo que hacemos lo que las Escrituras nos enseñan a hacer en Colosenses 4:2-6.

  1. Buscar al Señor
    No necesitamos orar como si estuviéramos viviendo en otro planeta, ignorando todo lo que está ocurriendo. Estados Unidos está en crisis.
    Tenemos que prevalecer, persistir, y perseverar en oración por Estados Unidos. No hay que darnos por vencidos con respecto a nuestra nación. Necesitamos orar durante esta crisis presente.
    También tenemos que estar alertas observando activamente lo que está sucediendo mientras oramos por Estados Unidos. La oración eficaz mira hacia Dios y periódicamente echa una mirada a nuestro alrededor a las circunstancias de la vida.
    Sin embargo, al orar, se nos alienta a tener un corazón agradecido y a caminar en el gozo del Señor, y a escoger deleitarnos en Él siempre. ¿Por qué?
    Cualquiera que sea tu pregunta, Jesús es todavía la respuesta.
    Los cristianos deben estar orando por nuestra nación. ¿Lo estás haciendo tú? ¿Lo está haciendo tu familia?
    ¿Está tu iglesia prevaleciendo en oración por Estados Unidos ahora mismo? O, ¿tu iglesia cree que orar por Estados Unidos es algo político?
    Las iglesias deben regresar a Dios, regresar a la oración, y regresar al ayuno. La falta de oración nunca debe ocurrir en una iglesia.
    El pueblo de Dios necesita aprender de las acciones del rey Josafat cuando estaba rodeado de sus enemigos y toda esperanza parecía haber desaparecido. Él clamó a Dios en oración: “¡No sabemos qué hacer! ¡En ti hemos puesto nuestra esperanza!” (2 Crónicas 20:12).
    Mientras buscamos al Señor, también necesitamos…
  1. Alcanzar a los perdidos
    Cuando oramos, tendremos la carga de alcanzar a la gente para Jesucristo.
    Necesitamos que las puertas se abran de manera que podamos proclamar y compartir el Evangelio con cada persona del mundo. Millones de estadounidenses están perdidos y necesitan a Jesús. Por eso oramos, predicamos, compartimos, enviamos y vamos.
    Cada individuo e iglesia necesita buscar al Señor pidiéndole que nos guíe a una visión estratégica de cómo podemos alcanzar a cada persona en los pueblos o en nuestras ciudades para Jesucristo.
    Mientras buscamos al Señor y alcanzamos a los perdidos, también necesitamos…
  1. Impactar la cultura
    Solamente impactamos la cultura una persona a la vez. Cuando Cristo cambia una vida, también crea una nueva actitud que lleva a una nueva dirección.
    Por lo tanto, en este momento oportuno en la historia estadounidense, debemos responder a la necesidad. Es por eso que siempre debemos decir la verdad de una manera sabia y con un corazón amoroso. En otras palabras, la manera en la que comunicamos la verdad puede abrir la puerta para que otros nos oigan.
    Nuestro objetivo no debería ser ganar un argumento o tener la palabra final en una conversación. Nuestro objetivo número uno es alcanzar a otros para Jesucristo, no simplemente cambiar su modo de pensar.
    En esta crisis nacional, ¿qué debemos hacer?
    Necesitamos buscar al Señor, alcanzar a los perdidos, e impactar la cultura.
    ¿Es esto posible? Creo que lo es.
    Dios puede hacer cualquier cosa, en cualquier momento, con cualquier persona, en cualquier lugar.
    Dios puede hacer más en un momento de lo que yo puedo hacer en toda mi vida.
    Ahora es el tiempo de liderar.

Bautist Press

Ronnie W. Floyd
Pastor y escritor

About Verdad y Vida

Check Also

¿De dónde viene el estrés?

La peor ansiedad es muy sutil y es un deseo de aprobación disfrazado de deseo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *