sábado , febrero 24 2018
Home / Opinion / ¿Es aceptable el divorcio a la luz de la Biblia?

¿Es aceptable el divorcio a la luz de la Biblia?

(Fernando Alexis Jiménez – Pastor).-

Cerró la puerta de la habitación con violencia. En el pasillo continuaba su esposa discutiendo. Habían tenido una diferencia fuerte por la crianza de sus hijos. Ella insistía que debían regresar a casa antes de medianoche. Él argumentaba que eran lo suficientemente grandes para determinar a qué hora llegar.
Las palabras que dejaban expresa la molestia, subieron de tono y lo que comenzó como un aspecto de disciplina familiar, terminó en una batalla campal de ofensas que iban y venían y que, conforme pasaban los minutos, amenazaba con alcanzar proporciones gigantescas.
¿Sabes? Lo mejor es que cortemos la conversación aquí… —dijo el marido, visiblemente enojado.
Eso es lo que hacer siempre—increpó su esposa, enojada—: rehuyes tu responsabilidad. Eres cobarde para asumir compromisos con tu propia familia…—
Y ahí estaba, sentado sobre la cama. ¿Qué hacer? Mil pensamientos atravesaron por su mente. Irse lejos, muy lejos, era uno de ellos. Pasar un tiempo fuera de casa, era el otro y un tercero, que cobró más fuerza que los anteriores, era la idea de separarse.
Pensó en las consecuencias que traería una decisión así, especialmente para sus hijos. Y recordó una frase que siempre había repetido su madre: «Dios constituyó el matrimonio no la separación». La frase le pareció impactante. Meditó en ella una y otra y otra vez. Aun cuando no era evangélico, tomó una determinación: aunque los problemas con su esposa habían venido presentándose con frecuencia, no renunciaría. Lucharía por su hogar…

No es la solución
Aunque la sociedad secularizada y en la que predomina la búsqueda de placer antes que los sentimientos de las personas, preconice que la separación es el único camino ante las diferencias que surgen en el matrimonio, está en la vía equivocada. Esa es una de las razones por las que el mundo experimenta un progresivo desmoronamiento.
En cierta ocasión elevaron el interrogante al Señor Jesús acerca de si era aceptable moral y espiritualmente el divorcio. La respuesta del Maestro fue contundente: «También se dijo antes: «Cualquiera que se divorcie de su esposa, debe darle un certificado de divorcio». Pero ahora yo os digo que el hombre que se divorcie de su esposa, a no ser en caso de pecado sexual, hace que ella cometa adulterio. El hombre que se case con una mujer divorciada también está cometiendo adulterio» (Mateo 5:31-32. La Santa Biblia, la Palabra de Dios para todos).
Lo más fácil en los problemas cotidianos, es tomar las de Villadiego y salir corriendo. Lo difícil es enfrentar las dificultades y armarnos de la fortaleza suficiente para encararlas y avanzar en la búsqueda de soluciones. Con la ayuda del Señor Jesús es posible.
Es probable que en medio de una crisis intrafamiliar, convencido de que separarse es lo más apropiado, leyó éste día la reflexión. Se pregunta, ¿qué hacer? La respuesta es sencilla: busque a Jesucristo, lleve ante Él esa situación y tenga la plena certeza de que la tormenta pasará. Él es Dios también de los matrimonios.
No deje pasar este día sin tomar la mejor decisión de su vida: recibir a Jesucristo como Señor y Salvador de su vida. ¡Su existencia será transformada!
pastorfernandoalexis@hotmail.com

About redaccion

Te puede interesar

La ofensa

Billy Joe Daugherty, pastor del Centro Cristiano Victoria, una iglesia de 14.000 miembros en Tulsa, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *