Home / Opinion / Equipo multifuncional: 5 en 1, Julio Almedo

Equipo multifuncional: 5 en 1, Julio Almedo

Para mantener en buen funcionamiento este novedoso equipo es necesario cumplir las normas del manual de instrucciones del Creador (la Biblia)

/ Freepik

El hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Este novedoso complejo viene dotado de 5 sentidos sensoriales con funciones específicas: La vista, la audición, el gusto, el olfato y el tacto. Todos están perfectamente relacionados para percibir del ambiente los diferentes acontecimientos que nos pueden afectar, llamados estímulos e informar al cerebro por medio del sistema nervioso, para posteriormente emitir una reacción corporal según sea el caso. Hemos podido observar incluso, para la gloria de Dios, la existencia de algunas unidades especiales, denominadas así por poseer la magnífica habilidad de potenciar las funciones de un sentido en el caso tal de la insuficiencia de otro.
Para mantener en buen funcionamiento este novedoso equipo es necesario cumplir las normas del manual de instrucciones del Creador (la Biblia) y así evitar su desperfecto. Su mal uso nos puede llevar a dañarlo irremediablemente (pecado).
Para facilitar su operatividad sistemática, la unidad está compuesta por: Para la vista, dos ojos de cierto alcance tridimensional, protegidos con los parpados, pestañas y cejas, entre otros; así mismo para la audición, dos oídos protegidos por dos orejas; para el olfato una nariz con dos fosas nasales; para el tacto, dos manos y dos pies, cada una compuesta por 5 dedos al final de las extremidades que las contiene. Pero, para el gusto nos hizo una sola boca, a manera sabía y prudente del creador; aun cuando tiene dos funciones muy notables: dar entrada a los alimentos al cuerpo y ser instrumento eficaz para establecer la comunicación entre los individuos, equipada adicionalmente con dos labios protectores, en su interior provista de dos hileras de dientes para custodiar a una sola lengua, cuyo fin es la trituración y degustación de alimentos. A su vez, la lengua, viene dotada con una bondad adjunta: el libre albedrío, para así expresar sus propias opiniones como reacción ante cualquier estímulo; y es en esta función donde el Equipo Multifuncional: 5 en 1 debe ser operado con estricto cuidado para que no se convierta así en un mecanismo para entorpecer la comunicación.
Por esta razón, entre los principales deberes de funcionamiento, el manual de instrucciones nos orienta como hijos de Dios a cuidar mucho nuestras palabras. El apóstol Santiago nos aconseja “Hermanos muy queridos, sean prontos para escuchar, pero lentos para hablar y enojarse” (Santiago 1:19 [BLA]). Con mucha frecuencia herimos a las personas con el mal uso de este sentido sensorial, dañando el testimonio de lo que Cristo ha hecho en nosotros, ocasionando posibles deterioros y dándole entrada a nuestro adversario, el cual está buscando como león rugiente a quien devorar (1ª Pedro 5:8); dañando así la funcionalidad de la unidad.
El libro de Eclesiastés nos orienta al respecto en el capítulo 5:1-2, “No hables demasiado rápido, no te precipites en tu decisión cuando te comprometas delante de Dios, porque Dios está en el Cielo y tú, en la tierra: no te comprometas demasiado. Si estás muy preocupado, te pones a soñar; si prometes demasiado, dirás lo que no conviene” [BLA]. Que nuestras palabras vayan acordes con nuestras acciones.
Debemos considerar hasta dónde llegan nuestras palabras, ya que ellas revelan lo que somos, “…porque de la abundancia del corazón habla la boca” (Mateo 12:34b). ¿Qué tanto conocemos el manual de instrucciones?
Existen muchas más advertencias y normas para su uso y cuidado. Efesios 1:18 TLA, dice: “También le pido a Dios que les haga comprender con claridad el gran valor de la esperanza a la que han sido llamados, y de la salvación que él ha dado a los que son suyos”. Sea el Señor guiándonos en el correcto uso de este Equipo Multifuncional: 5 en 1.

Julio Almedo
Articulista

About Verdad y Vida

Check Also

¿Qué puedo hacer para unir a mi familia?, Liliana González de Benítez

El mal manejo de la tecnología está acabando con la unidad entre los miembros de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *