Home / Venezuela / ¿En quién confía Venezuela?

¿En quién confía Venezuela?

(Verdad y Vida).-

Es triste ver que a pesar de esta creciente crisis en Venezuela todavía la inmensa mayoría de la población permanece en ignorancia acerca de la verdadera causa de ella, que no es otra que la vida vana y pecaminosa, en total rebelión contra Dios. Los venezolanos todavía persisten en poner sus esperanzas en los políticos de turno, el «mesianismo» dirigencial sigue siendo uno de los peores males de nuestro país.
Líderes políticos y gobiernos van y vienen y parece que la lección no se aprende, solo en Jesucristo debemos poner nuestra esperanza; sin embargo, se observa todo lo contrario. La gente no se arrepiente de su vida de espaldas al Señor y solo desean salir de la actual crisis nacional «para volver a vivir como antes», y es, precisamente, lo que Dios desea que cambiemos para poder tener no la nación que queremos, sino una mejor, la que el Altísimo tiene y quiere para nosotros.
La Biblia señala que si somos «justificados por la fe tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por quien tenemos también, por la fe, acceso a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos regocijamos en la esperanza de la gloria de Dios. Y no solo esto, sino que también nos regocijamos en los sufrimientos, porque sabemos que los sufrimientos producen resistencia, la resistencia produce un carácter aprobado, y el carácter aprobado produce esperanza. Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado…» (Romanos 5:1-5).
También, «nos enseña que debemos renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos, y vivir en esta época de manera sobria, justa y piadosa, mientras aguardamos la bendita esperanza y la gloriosa manifestación de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras» (Tito 2:12-14).
Eso es lo que Dios espera de nosotros. Jesús es la única esperanza que tenemos, pero a Él debemos acudir con la convicción de que le hemos fallado y deseamos su perdón, entonces, y solo entonces, Venezuela cambiará, porque habremos cambiado todos. Sin un arrepentimiento nacional, las esperanzas de tener una Nueva Venezuela estarán muy distantes todavía.◄

Lo que han hecho hasta ahora los venezolanos es cambiar de personajes y no un cambio de corazón. Guaidó tampo es la esperanza de Venezuela, sino Jesucristo / EFE

About redaccion

Check Also

Congregaciones insulares se unieron para celebrar Pentecostés

 El objetivo de estas fiestas es resaltar a Jesucristo, sacando de ellas todo judaísmo aseguró …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *