Home / Actualidad / ¿En qué mundo vivimos?, Miguel Ángel León R.

¿En qué mundo vivimos?, Miguel Ángel León R.

Es preferible una verdad que nos incomode ahora a una mentira que nos lastime y nos esclavice para siempre

/ Freepik

Vivimos en un mundo donde impera la mentira sobre la verdad. La mayoría de las personas viven frustradas e inseguras, porque todo se ha vuelto incierto.
La gente no solo miente, sino que empieza a creerse las mentiras que dice, viviendo dentro de sus mentiras mezcladas con las mentiras de los demás.
La mentira se convirtió en una droga muy adictiva y difícil de abandonar, porque se asocia con el sistema emocional del individuo, convirtiéndose en la materia prima que usa la mente, para construir la realidad que experimenta el individuo cada día.
Cuando la sociedad llega a ese punto, se esclaviza a la mentira, bien lo dijo Mark Twain: “Es más fácil engañar a la gente, que convencerla de que fue engañada”.
Vivimos en una realidad manipulada por la mentira: el Marketing se basa en la mentira, los medios de comunicación, en su gran mayoría controlados por los artífices de la mentira, que mueven los hilos del poder, ya no comunican los hechos basados en la verdad, la principal etiqueta de ellos para decir una mentira es ‘La versión oficial’.
Los medios desinforman en vez de informar, cuando quieren destruir una verdad la etiquetan con su etiqueta favorita: ‘Teoría de la conspiración’, así ridiculizan a los investigadores independientes, que intentan decir la verdad, para que la gente siga como un zombi su guion de mentiras cada día.
La política hoy es manejada esencialmente sobre la base de mentiras, tanto, que ser político en la actualidad se ha convertido en sinónimo de mentiroso, claro que hay excepciones, pero la camisa de fuerza de la mentira es tan grande que al final del día termina siendo un actor que interpreta un papel en la película, ya los partidos políticos y los políticos no representan al pueblo que los eligió, tras ser vilmente engañados por una campaña de marketing político llena de mentiras.
Seguridad Nacional es una etiqueta que solo significa una cosa MENTIRA, es la licencia que le otorgamos a quienes nos dirigen para que nos oculten la verdad, hasta que ellos logran sus objetivos mintiendo.
Vivimos en un mundo donde las farmacéuticas en vez de crear medicamentos, crean enfermedades para vender fármacos, que a su vez en sus efectos secundarios, causan más daño a la salud que el supuesto bien que le harán a las personas.
Vivimos en un mundo donde alimentarse dejó de ser nutrición para el ser humano, porque la industria alimenticia no tiene como finalidad tu nutrición, sino las utilidades que implica tu consumo de sus productos, hoy los alimentos procesados nos enferman en lugar de alimentarnos, están llenos de químicos, colorantes y sustancias cancerígenas, y por si esto fuera poco, le impiden a los agricultores sembrar semillas naturales, porque existe un monopolio mundial que se adueñó de las semillas, hoy más del 80 % de todo lo que ingerimos es un producto transgénico, que ha sido modificado genéticamente, para aumentar las ganancias de estos monopolios, aunque su efecto secundario dañe la salud de los seres humanos.
Vivimos en un mundo donde la justicia no es justa, el derecho se ha convertido en el arte de los tecnicismos legales, para burlar las leyes en favor del mejor postor, que siempre es quien más dinero tenga para comprar un veredicto a su favor, ya no importa la verdad en un tribunal, sino lo que se pueda probar aunque sea una mentira, todo lo arreglan con una etiqueta muy técnica: ‘La verdad procesal’, así que quien la pueda manipular, ese ganará el juicio.
La justicia a nombre de derechos individuales, aprueba leyes violando las constituciones de cada país, sin consultar a los ciudadanos, violando los derechos colectivos de la sociedad, a causa del lobby político y económico de gente con mucho dinero para comprarlos, así los complacen a ellos en sus caprichos egoístas y particulares, aunque son una minúscula minoría, en detrimento de las mayorías, a quienes les engañan con la etiqueta de: ‘SOBERANO’, un soberano que no manda a nadie, que paga los altos sueldos de estos mentirosos, para que a espaldas de su empleador (el pueblo) ellos sigan mintiéndoles, así aprueban leyes contra la familia: como el aborto, el matrimonio homosexual, la pedofilia y pare usted de contar.
Vivimos en un mundo donde los organismos multilaterales no responden al interés de la humanidad, sino a los intereses de grupos de poder, que no solo infiltraron estos organismos, sino que los controlan por completo, para de esta forma garantizar el logro de sus aspiraciones perversas en detrimento de la humanidad, a quien dicen servir, lo cual es una mentira monumental.
Vivimos en un mundo donde la NASA y todas las agencias espaciales nos mienten con respecto a nuestro hábitat y el espacio, y a nadie le importa, no fueron a la luna jamás, pero la gente ni se inmuta, no se preguntan; “¿Si me engañaron con esto, con qué otra cosa me están engañando?”.
Prefieren la ilusión de la mentira a la cruda verdad.
Vivimos en un mundo donde los que nos mienten, tienen licencia para reescribir la historia según sea el interés de quien monopolice el poder a mayor escala en ese momento, vivimos en una sociedad donde la educación nos miente y el entretenimiento nos estupidiza, las religiones nos mienten y la economía también nos miente.
Vivimos muchos años implementando en nuestros países ideologías infructíferas, que nos mienten, porque finalmente nos conducen a los mismos escenarios de crisis por caminos diferentes; ya sea el capitalismo o su supuesta contra parte, el comunismo.
Está la clave del éxito de quienes nos controlan con la mentira, polarizan la mentira que nos hacen creer como verdad, en dos polos creados y controlados por ellos mismos, una dualidad infalible, que aparenta en la puesta en escena que se oponen entre sí, cuando en realidad son manipuladas por los mismos titiriteros, quienes operan como siempre, tras bastidores, usando todo lo antes mencionado como sus títeres visibles, ante una sociedad ingenua, que ha sido manipulada por la ingeniería social a gran escala a la que ha sido sometida durante muchos años.
Quien usa la mentira para controlarte crea un paralelo corrompido de la verdad para que termines decepcionado de la verdad original.
La única forma de sostener una mentira es con más mentiras, la verdad no necesita soporte o justificación, porque la verdad se sostiene a sí misma, la mentira en cambio es de patas muy cortas, necesita más mentiras para mantenerse en el tiempo, pero la verdad siempre saldrá a la Luz.
“Se puede engañar a la gente por un tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo”.
Quién te miente a gran escala, necesita hacerte creer que eres libre para elegir, cuando en realidad solo estás eligiendo una opción creada por el sistema, que es controlado por quienes te mienten. No eres libre, solo tienes la ilusión de libertad, presta mucha atención, su jugada maestra es controlar los dos polos en aparente oposición; por ejemplo: el oficialismo y la oposición, es un círculo vicioso de convivencia y negociación política, que es controlado por quienes nos mienten, que nada tiene que ver con los ciudadanos que dicen representar; para tal fin, promueven la descomposición social a todo nivel, pisotean los valores y principios morales y corrompen a los políticos de turno con su droga favorita: El dinero, y si no responden de esta forma tienen mil y una manera de sacarlos de circulación.
De esta forma animan y decepcionan a la gente de forma continua, hasta quebrar su resistencia emocional, para hacerlos susceptibles de manipulación y control social, en otras palabras; se domestica a la sociedad en su conjunto para reducir a nada su reacción social a la restricción de su libertad y sus derechos, los cuáles; intercambian por una pseudo seguridad, que en realidad es una tiranía disfrazada al principio, la cual es aceptada por la mayoría a causa del caos y la anarquía que fue creado tras bastidores por quiénes nos mienten desde siempre, los que hoy mueven los hilos del poder a todo nivel.
Ellos crean el problema sin ser vistos, por medio de sus títeres bien pagados y controlados, para luego crear una reacción social que demande una solución, es allí donde al final del día aparecen como tus salvadores, imponiendo las reglas del juego para darte la supuesta solución, justo cómo lo están haciendo hoy con su último invento, llamado Covid-19, con el cual lograron someternos a un arresto domiciliario a nivel mundial, mientras ellos logran sus intereses geoeconómicos, en detrimento de toda la humanidad.
Mucho cuidado con los mesías modernos, vengan de donde vengan, no importa si son de derecha o de izquierda, demócratas o republicanos oficialista o de oposición, capitalistas o comunistas, su mayor logro a nivel político es la creación de una falsa oposición, para así hacerle creer a la mayoría un falso ataque contra ellos y una falsa derrota, que les permita camuflarse, para seguir en control de todo sin tener que enfrentar a una verdadera oposición, que los podría remover de esa posición de poder, donde operan de forma clandestina para controlar nuestra sociedad.

No crean por un solo momento quienes mueven los hilos del poder a nivel mundial que podrán escapar de la justicia de Dios

La verdadera oposición a estos mentirosos que nos controlan socialmente, a pesar de ser una minoría, no es la clase política, sino la sociedad en su conjunto, solo es necesario un despertar de conciencia a gran escala, que cambie la masa crítica del pensamiento de la mayoría, que comienza por exponerlos públicamente y un boicot social a todo nivel, a la vez que abrazamos la verdad que sustituirá la mentira con la que nos manipularon hasta hoy.
En este juego de ajedrez mundial hay que ser muy sagaces, para hacer los movimientos que nos permitan permanecer vivos y empoderados en el juego, en este tablero geoeconómico mundial no hay amigos, sólo hay aliados circunstanciales y convenientes, aquí se aplica: El enemigo de mi enemigo es mi aliado, entendiendo dos cosas:

  1. Nada es gratis.
  2. Tu salvador hoy, es bastante probable que mañana esté en la acera de enfrente.

No existen mesías políticos, el único Mesías que hizo algo por toda la humanidad de forma desinteresada, por amor incondicional, se llama Jesucristo, quién fue crucificado injustamente y con MENTIRAS por los políticos y religiosos de su época, hoy no sería distinto, pero lo que no supieron esos políticos y religiosos de su época, como no lo saben los de hoy día, es que Dios usó sus propias mentiras y actos perversos para redimir a la humanidad, de la misma forma hoy, Dios terminará usando todo lo que pasa para hacernos bien al final de esta historia.
No importa cuán alto levanten su torre de Babel moderna, Dios la derribó en el pasado y la volverá a derribar hoy.
Cuando la maldad del hombre llegó a su tope, Dios actúo con firmeza y contundencia: en la generación de Noé eliminó a los perversos con un diluvio; en el tiempo de Abraham, desapareció del mapa a Sodoma y Gomorra; en el primer siglo de nuestra era, terminó su pacto con la rebelde Israel, que mató a los profetas, crucificó a Jesucristo y mató a los apóstoles, con juicio implacable; note que a la hora de hacer justicia Dios no tiene conflictos de intereses con nadie, envió juicio a su propio pueblo del Antiguo Pacto, este juicio fue profetizado por el propio Jesús en Mateo 24, fue una Tribulación enorme con la que juzgó a su propio pueblo en el año 70 d.C, no crean por un solo momento quienes mueven los hilos del poder a nivel mundial que podrán escapar de la justicia de Dios, no importa cuán clandestinamente actúen, no hay nada oculto a los ojos de Aquél ante el cual tenemos que dar cuenta todos, ciertamente Él juzgará la maldad sobre la tierra.
En este juego de ajedrez mundial, no importa cuántas jugadas hagan los que usan la MENTIRA para manipularnos hoy, Dios tiene la última (jugada) en este juego, Dios tiene la última palabra en nuestra vida.
En medio de tanta mentira hay alguien verdadero y genuino en quién si puedes confiar, todos te podrán fallar, pero Él jamás te fallará, dijo: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”; Él te ama sin medidas y prometió estar contigo hasta el final, Él dijo: “Conoceréis la verdad y la verdad los hará libres” puedes confiar en Él, jamás te decepcionará como los políticos lo hacen hoy; Él murió en la cruz del Calvario para que fueras libre de la mentira que te esclaviza hoy, solo con su Amor y Sabiduría podremos construir un mundo mejor para todos.
Él nos advirtió que no nos amoldáramos a este sistema, solo cambiando nuestra manera de pensar, podremos comprobar en nuestra realidad; todo lo agradable y perfecto que Dios nos ha otorgado a todos.
Él es la verdad que hará un antes y un después en tu vida y la vida de todos, solo en Él estarás verdaderamente seguro en esta hora tan oscura para la humanidad, en breve Dios hará juicio sin impunidad sobre todos los injustos y perversos en este mundo, Él cortará la cabeza a todo lo falso, restaurará el orden en nuestro mundo y pondrá nuevamente la piedra de ángulo para iniciar la construcción de una nueva y mejor sociedad para todos, fundamentada en los valores y principios esenciales para la vida, a fin de lograr una sociedad estable, funcional y feliz, donde imperará la justicia y la verdad, una sociedad que será motivada por el amor y no por el dinero, que ha sido hasta hoy la raíz de todos los males de la humanidad.
La ambición de poder y el amor al dinero nos condujo a la compleja situación actual, que todos estamos experimentando hoy, no podemos seguir intentando resolver este problema con la misma mentalidad que lo creamos, llegó la hora de tomar la verdad para reconstruir nuestro mundo y crearnos una nueva realidad para todos.
Esa verdad tiene un nombre: “Jesucristo”.

Miguel Ángel León R.
Apóstol, psicólogo y escritor

About Verdad y Vida

Check Also

Ya comenzó la policía del pensamiento

Fundaciones/Sociedades están detrás de todo aquello que concierne a la “Gobernanza Global” y sus planes …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *