sábado , abril 21 2018
Home / Actualidad / En diciembre, exactamente hace 100 años, impactantes profecías se cumplían en Jerusalén

En diciembre, exactamente hace 100 años, impactantes profecías se cumplían en Jerusalén

(Jarbas Aragão).-
Jerusalén, diciembre de 1917. La atmósfera era de conmemoración de los judíos al ver al general británico Edmund Allenby desmontar de su caballo con humildad, sacar el sombrero con reverencia y adentrarse a la Ciudad Vieja de Jerusalén a través de la Puerta de Jaffa, que no estaba abierta hacía muchos años. Acababan los 973 años de gobierno musulmán sobre la capital de Israel, fundada por el rey David.
Las imágenes icónicas de la época muestran al pueblo judío acogiéndole como si fuera algún tipo de mesías, y la Tierra Santa nunca volvió a ser la misma. Con el paso del tiempo, la implicación de Gran Bretaña no siempre sería positiva, pero la historia está a punto de repetirse en la fecha en que la liberación de Jerusalén completa un siglo.
Fueron cerca de 1.500 años bajo gobierno islámico, exceptuando el período que fue tomada por los cruzados (1099-1187). Los conquistadores se alternaron hasta que el Imperio Turco Otomano pasó a gobernar Jerusalén en 1517. Fue una sucesión pacífica, poniendo fin al dominio de los mamelucos islámicos (1260-1517).
Fueron 400 años exactamente. En la Biblia, 400 años parecen ser una referencia a la espada, la esclavitud y la opresión del pueblo, después de cuatro siglos de esclavitud en Egipto y 400 años entre el fin del Antiguo Testamento y el inicio del Nuevo.
Durante los 400 años de dominio otomano, la construcción de iglesias y sinagogas fue prohibida, las campanas de las iglesias estaban prohibidas, los no musulmanes (dhimmis) no tenían derechos iguales. Ellos eran ciudadanos de segunda clase y tenían que pagar el impuesto adicional «jizya», previsto en la ley islámica.
Además, en 1915 se le dio una orden para librarse de todo cristiano en el Imperio Otomano. El genocidio armenio incluyó no solo los armenios, sino también los católicos y los cristianos ortodoxos griegos. Un millón y medio fueron asesinados y muchos más sufrieron horriblemente antes de huir.

El momento anunciado y la estrategia de Isaías 31

Mientras Turquía se alió con Alemania en la Primera Guerra Mundial, los británicos combatieron al Imperio Otomano, que dominaba gran parte del Medio Oriente. Con la firma del Tratado de Sèvres, en 1920, 40 nuevos países fueron establecidos en los antiguos territorios del Imperio Otomano.
El general Allenby fue encargado de liberar a Jerusalén y había manifestado la preocupación de sus superiores en cuanto a la magnitud y sensibilidad de la tarea. Él había recibido órdenes para tomar la ciudad sin disparar contra la ciudad y sus habitantes.[1] ¿Cómo hacer esto? Según los registros de su biografía, él oró. Lo que tal vez no parece ser mucho para los historiadores, muestran que él tenía una devota fe cristiana y creía en las profecías bíblicas.
El general británico conocía el trabajo del Dr. H. Aldersmith, un erudito bíblico especializado en profecías sobre Israel. Aldersmith explicó en su libro de 1898, «Plenitud de las Naciones», por qué creía que Jerusalén sería entregada a Gran Bretaña en 1917.[2] Él se convenció a partir de la lectura de Isaías 31:4-5 que el Reino Unido tendría un importante papel que desempeñar en la restauración de Jerusalén, y eso sería realizado por algún tipo de máquina voladora.[3] Aldersmith registró esa idea, es importante resaltar, antes de que el avión fuera inventado, en 1906. En la primera guerra mundial, (1914-1918) los primeros aviones fueron usados militarmente.
La convicción del estudioso sobre Isaías 31 sirvió de inspiración de Allenby. Hay registros que el general usó aviones para sobrevolar Jerusalén, y arrojó folletos escritos en árabe con el mensaje: «¡Entreguen la ciudad! Allenby».
Curiosamente, había un dicho árabe popular en la época, que decía: «Los turcos no saldrán de Jerusalén hasta que el río Nilo fluya en Palestina y el profeta los expulse de la ciudad». Varios acontecimientos conspiraron para que esas dos cosas altamente improbables de hecho ocurrieran.
Las tropas británicas estaban estacionadas en Egipto en los años anteriores a esos eventos, y el teniente general Sir Archibald Murray obtuvo autorización para construir un oleoducto para bombear agua fresca del Nilo y un ferrocarril para abastecer a sus tropas. En 1917, el agua llegó, junto con las tropas, hasta la región donde Allenby estaba. El río Nilo estaba, extrañamente, fluyendo sobre Palestina. Ese era el nombre dado por el emperador romano Adriano en el año 131 d.C, cuando decidió eliminar el vínculo milenario del pueblo judío con la región. Él escogió el nombre «Palestina», tierra de los filisteos en latín, y cambió el nombre de Jerusalén a «Aélia Capitolina» (Capital del Sol).
En segundo lugar, los folletos de Allenby cuando leídos en árabe sonaban como: «¡Entregado a la ciudad! Allah en Nebi, que significa «El Profeta de Dios».[4] Muchos de los turcos supuestamente se fueron de la ciudad después de que los misteriosos objetos voladores enviaron sobre ellos mensajes de «Allah en Nebi».
El hecho es que durante toda la noche del 8 de diciembre de 1917, todas las tropas turcas salieron de Jerusalén. A principios de la mañana siguiente, Allenby inició la toma de Jerusalén, sin el uso de fuerza ostensiva. Cuando entró, el alcalde de Jerusalén con una pequeña comitiva portando una bandera blanca le entregó las llaves de la ciudad. La rendición formal fue aceptada por el general O’Shea, en nombre del comandante en jefe de las tropas británicas, habiendo participado en la rendición oficial dos días después. Jerusalén fue entregada y ningún tiro fue disparado. Según los registros históricos, había una frase escrita en los aviones utilizados en la operación de Allenby para la conquista de Jerusalén. Era una cita del Corán, que decía: «He abierto mis alas, cumpliendo mi promesa».[5] Fue sugerida por el emir de Transjordania, lugar donde se encontraba la base aérea británica y puede ser visto en el emblema del 14º Escuadrón de la Fuerza Aérea Real.
El General Allenby aceptó oficialmente la rendición en la Torre de David, junto a la Puerta de Jaffa, y la proclamación fue leída en siete idiomas, anunciando que las personas que podían continuar con sus rutinas y que todos sus lugares sagrados serían respetados.

El día 24 del mes judío de Kislev

¿Qué hay de tan especial en el 24º del mes de Kislev? Para encontrar la respuesta, necesitamos volver muchos cientos de años, hasta el profeta Hageo. Kislev es el noveno mes del calendario judío, que por ser lunar, varía cada año su fecha de inicio y fin en comparación con el calendario occidental, que es solar. Él cae entre noviembre y diciembre.
En el segundo capítulo del libro de Hageo, vemos al profeta ministrando durante la construcción del segundo templo. Él destaca esa fecha tres veces. Preste especial atención a los versículos 10, 18 y 20. El contexto del capítulo es el templo, la santidad y la impureza, además de las bendiciones para el pueblo. Dios nos recuerda su poder sobre todas las naciones y su total soberanía. «Derribar tronos y destruir el poder de los reinos extranjeros», dice el versículo 22.
El Señor habla de bendiciones y apunta a esa fecha específica, el día 24 del séptimo mes (kislev). «De hoy en adelante, los bendeciré», escribió Hageo (2:19).
La idea del Dios de Israel desde su trono derribando «tronos» humanos está ligada a este mismo período en el calendario establecido para su pueblo. ¿Es una coincidencia que Allenby atravesara esa puerta el 24 de Kislev, señalando el fin del dominio musulmán sobre Jerusalén?
Además de Hageo, Daniel 12:12 también profetizó que habría bendición para Jerusalén después de «1335 días». Uno de los oficiales británicos quedó impresionado en percibir que 1917 correspondía al año islámico de 1335, ya que el calendario musulmán comenzó en 622 [ver nota 2]. Los estudiosos famosos de la profecía, como el Dr. H. Aldersmith, ya habían juntado las piezas y esperaban redención y bendición para Jerusalén en 1917. El 8 de diciembre, el año islámico ya era 1336. Los 1335 años -que para muchos es siempre un día profético- acabaron.
«Bienaventurado», escribe Daniel, «el que espera y llega hasta mil trescientos treinta y cinco días». Después de 1335 años de islamismo, la ciudad de Jerusalén fue entregada por los británicos usando aviones que «pasaban como pájaros» el 24 de Kislev, 1917. Eso no es todo. Miembros de la Iglesia Anglicana donde Allenby seguía el Libro de Oración Común, que trae lecturas sugeridas para los fieles cada día. El 8 de diciembre de 1917, la lectura incluía el pasaje de Isaías 31:5, dice: «El Señor de los ejércitos protegerá a Jerusalén como protegen las aves a sus polluelos: la librará, la preservará y la salvará».◄
NOTAS
[1] WT Massey, en su libro «¿Cómo Jerusalén fue conquistada?», registra las instrucciones del general Allenby al general Sir Philip Chetwode, el 26 de noviembre de 1917: «No pongo ninguna restricción sobre usted en en relación con cualquier operación que considere necesaria contra Lifta (aldea al lado de Jerusalén), o las líneas del enemigo al sur, excepto que, en modo alguno, traiga riesgo para la ciudad de Jerusalén o sus alrededores inmediatos dentro del área de operaciones.
[2] Basándose en Daniel 12:7,11 -Comenzando con la ascensión del Islam (622 d.C) y usando la medida del año lunar, el resultado completo fue el siguiente: vs.7: tiempo, tiempos y medio (es decir, 1.260 días) = 1844 d.C, vs.11: 1.290 días = 1873 d.C, vs.12: 1.335 días = 1917 d.C.
[3] El libro de Lord Wavell, ‘The Palestine Campaigns’ (Londres: Constable, 1928).
[4] Otros libros registran «Al Nabi», lo que significaría solamente «el profeta». Véase I.B.Tauris, Palestina y Egipto en los Ottomans: Paintings, Books, Photographs, Mapas y Manuscritos Hisham Khatib.
Traducido y adaptado del Ministerio Judío Mesiánico One for Israel

About redaccion

Check Also

Presidentes de EE. UU asistieron al funeral de Billy Graham

(Verdad y Vida – Redacción).- El funeral de Billy Graham honró la memoria de este …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *