Home / Palabras del Director / El verdadero derrotado el 6D

El verdadero derrotado el 6D

Finalizaron las más duras y polémicas elecciones en la historia democrática de Venezuela, los resultados: 112 diputados para la coalición opositora y 55 para el partido de gobierno. Las cifras hablan por sí solas, pero más allá de analizar quién triunfó y quién perdió, nos mueve el desentrañar al verdadero derrotado.
Hemos venido escribiendo desde el ángulo que ningún otro medio venezolano puede dar de la situación nacional, el espiritual, porque todo lo que sucede en el mundo espiritual es lo que termina manifestándose en el físico.
Dios ha venido hablando desde 1983 acerca de la progresiva crisis de Venezuela y su desenlace trágico, manifestada desde sus diferentes frentes: económico, político, social y, por supuesto, el espiritual. Lo acontecido el pasado 6D no es más que el cumplimiento profético en desarrollo desde hace más de tres décadas (puede buscar todas las profecías de líderes cristianos en el canal YouTube y corroborarlo personalmente).
Es menester recordar «que nada hace el Señor sin antes revelarlo a sus siervos los profetas» (Amós 3:7); por lo que la Iglesia de Cristo está apercibida y en permanente oración y ayuno en favor de Venezuela, por eso las cosas no se han salido de su cauce hasta los momentos, ya que las oraciones de la Iglesia tienen poder en el Señor para contener, guerrear y disipar los ataques de las tinieblas contra nuestro país.
De nada valdrá la cantidad de pactos de santería y brujería que hagan, Satanás fue vencido por Cristo en la cruz del Calvario, por lo que nada de lo que hagan sus emisarios terrenales podrá anular esta verdad poderosa y eterna. Todos estos trabajos ocultistas para evitar los resultados electorales que fueron producidos por Dios fueron neutralizados gracias a la respuesta misericordiosa del Señor al clamor del pueblo de Cristo.
Aunque las tinieblas fueron derrotadas el pasado 6D al no darse el evento violento que muchos temían, no debemos bajar la guardia, pues el diablo ataca y luego de replegarse vuelve con más ímpetu. Le aconsejamos a los líderes de la MUD que tengan cuidado con el triunfalismo, el problema de fondo de Venezuela persiste: falta de arrepentimiento y perdón; porque, reiteramos, el problema de Venezuela es espiritual, y aunque la Iglesia ora fervientemente los actores políticos deben deponer cualquier actitud de división y retaliación.
El presidente Maduro señaló un día después de las elecciones, en cadena nacional, que «reciben esta cachetada del pueblo» como un llamado de atención, ojalá que no pase de esa cachetada y que sepan leer el mensaje que acaba de dar Dios a través del pueblo venezolano, de lo contrario lo que el Señor ha dicho que vendría sobre Venezuela es muy feo, y lo único que lo puede detener es un genuino arrepentimiento, perdón, reconciliación nacional y una vuelta a Él de corazón, pero a las primeras de cambio los portavoces del oficialismo no han mostrado querer nada de esto.
La tormenta no ha pasado y amenaza con manifestarse con más furia si se alimenta la tentación que el diablo está trayendo a la mente de muchos líderes políticos; de darse el escenario profetizado por Dios, el pueblo será quien pierda y termine aportando las bajas de un enfrentamiento entre hermanos que jamás debería ocurrir… ¡Dios tenga misericordia de Venezuela!

director@verdadyvida.org

@GeorgesDoumat

About redaccion

Check Also

Pensiones miserables

No es justo que quienes consecuentemente cotizaron al Seguro Social durante gran parte de su …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *