Home / Destacadas / El tabaco mata a otro “hombre Marlboro”

El tabaco mata a otro “hombre Marlboro”

(Agencias/ VyV – CALIFORNIA).-

El hombre que fuera la imagen de los cigarrillos Marlboro a finales de los 70, Eric Lawson, falleció debido a una bronquitis crónica (la enfermedad pulmonar obstructiva crónica conocida como EPOC, cuya principal causa es el tabaco).
Lawson murió el 10 de enero -según informó su esposa el pasado 26 de enero-, y fue la imagen del vaquero que fumaba en los anuncios impresos de Marlboro de 1978 a 1981.
También hizo breves apariciones en programas de televisión como «Los Ángeles de Charlie», «Dinastía» y «Baywatch», antes de que se lesionara en el set de una película del Lejano Oeste que puso fin a su carrera como actor.
Lawson llegó a actuar haciendo publicidad en contra del cigarrillo, en la que parodiaba al héroe de Marlboro. También participó abogando sobre los efectos negativos del tabaco en el programa «Entertainment tonight».
Su esposa Susan comentó que su marido se sentía orgulloso de esa entrevista, aunque incluso en ese momento seguía fumando. «Él sabía que estaba enganchado a los cigarrillos», dijo. «Lo sabía, pero de todas formas no podía parar de hacerlo».
Lawson comenzó a fumar a los 14 años y sólo abandonó el hábito cuando le diagnosticaron de EPOC, la enfermedad que le causaría la muerte.
Lawson no es el primer actor o modelo relacionado con la publicidad de tabaco Marlboro que ha sucumbido a una enfermedad relacionada con el hábito de fumar. Otros nombres incluyen a David Millar, fallecido en 1987 por enfisema pulmonar, y David McLean, quien murió de cáncer de pulmón en 1995.

Cigarrillos “para machos”
La figura del vaquero del anuncio fue concebida en 1954 para promover los cigarrillos con filtro entre el público masculino.
Hasta entonces estos cigarrillos eran considerados “femeninos”, y las campañas comerciales estaban dirigidas hacia las mujeres.

Ironías que no se publicitan
Tanto este caso como el de muchos otros «famosos» a quienes la adicción a algún vicio los termina matando; la que un día promocionaron sin calcular las implicaciones espirituales a las que estaban atados y mucho menos la ironía de un mundo que sólo te da la primera parte de la publicidad, pero que exporfeso oculta la real, la que lleva a la muerte física y la eterna.

About redaccion

Check Also

Apousía y Parousía, Eduardo Padrón

Parousía es presencia y apousía ausencia. En el buen sentido hay una apousía de Cristo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *