miércoles , septiembre 19 2018
Home / Internacionales / El secreto del suceso en Corea del Sur es que oran

El secreto del suceso en Corea del Sur es que oran

(sanandolatierra.org).-

Una misionera dice que el secreto del suceso de Corea del Sur es que oran de madrugada todos los días. Corea del Sur es uno de los países que más ha evolucionado y crecido económicamente y socialmente en las últimas décadas.
Ha tenido gran apertura a la libertad religiosa después de la guerra con Corea del Norte, entre 1950 y 1953.
Y parte de la función de esta transformación es en la difusión del Evangelio. El secreto del suceso en Corea del Sur son los cristianos.
La misionera Yon Hi Son (1), conocida como Gina en Brasil, declara la causa. La actitud de los cristianos de Corea del Surha hecho la diferencia en la historia del país. Su voluntad de ser instrumentos de cambio ha traído libertad espiritual.
Cada día, miles de fieles se reúnen para orar en la madrugada. Esto sucede por más de seis décadas.
«Corea tiene 5.000 años de historia. Es muy antigua. Y solo 130 años de la evangelización. Pero hoy en día es la segunda en las misiones. El primer país son los Estados Unidos.
»Brasil es 90 veces mayor que Corea del Sur (es el tamaño del estado de Pernambuco). Un país tan pequeño que es el segundo en mandar misioneros, llamó la atención de nuestro Dios», dijo la misionera.
Gina dice que la guerra devastó la economía y la infraestructura del país.
El conflicto fue motivado por diferentes visiones de la sociedad entre los líderes de la época. El sur eligió el liberalismo económico, dirigido por los Estados Unidos, y el norte el comunismo de la Unión Soviética.
“En los sesenta, Corea del Sur era uno de los países más pobres del mundo. Después de la Guerra que terminó en 1953, Corea tenía sólo el 3 % de cristianos. En los años 602 , el país estaba lleno de asaltos. Asaltaban en el autobús, en las calles, en los mercados. Los ladrones estaban invadiendo casas», recuerda.

El secreto del suceso: Evangelizar y orar

Todo este escenario motivó a los cristianos del país actuar de forma proactiva. Comenzaron a evangelizar con tesón y orar a diario por el futuro de la nación. «Corea ha sufrido casi 20 años en la mayor miseria. 80 % de la nación eran habitantes de los suburbios.
»Todos destruidos. No había trabajo, no había comida. La pobreza generaba rabia, revueltas y violencia. En ese tiempo esos 3 % de cristianos comenzaron a despertar a las 4:30 am y las iglesias abrieron a las 5 am para interceder por la nación», dijo.

El secreto del suceso de Corea no son los políticos

Esta actitud fue la diferencia en el país, dijo Gina: «Sabemos que, como cristianos, tenemos autoridad sobre la nación», dijo. «No podemos culpar a los políticos, no. La Palabra de Dios nos enseña que debemos orar por los reyes y los que están en eminencia. Es decir, los políticos, incluso si no son creyentes», dijo la misionera.
«Tenemos la autoridad en la boca para dar discernimiento a ellos para tener un país pacífico, con paz social. La Biblia dice en 1ª Timoteo 2:2, que debemos orar e interceder por los reyes y todos los que están en eminencia, para que podamos vivir una vida tranquila y apacible», reiteró.
Actualmente, Corea del Sur es un país con los mejores niveles de educación, salud y desarrollo humano. Tiene una economía fuerte, con empresas reconocidas a nivel mundial con tecnología innovadora y grande.
Por el contrario, Corea del Norte vive una dictadura que persigue el cristianismo y tiene muy altos índices de pobreza.
«Hoy en día, donde hay más iglesias en el mundo es en Corea del Sur. Todos se levantan a las 4:30. Todas las iglesias tienen el culto de mañana de oración.
»Después de 30 minutos de predicación oran durante una hora o dos horas los 365 días al año. No hay iglesia en Corea del Sur, que no ore en la mañana», puntualizó la misionera Yon Hi Son.◄

About redaccion

Check Also

Pastor asesinado tras protestas contra régimen de Ortega

(Noticia Cristiana –  Verdad y Vida).- Un pastor cristiano fue uno de los fallecidos a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *