Home / Palabras del Director / “El que esté libre de pecados que tire la primera lacrimógena”

“El que esté libre de pecados que tire la primera lacrimógena”

@GeorgesDoumat

Manuscritos tardíos del Nuevo Testamento reseñan en el evangelio según el apóstol Juan (8:1-11) la historia de una mujer adúltera que fue traída ante Jesús; dice textualmente: «Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, le dijeron: “Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres [Levítico 20:10 y Deuteronomio 22:22-24]. Tú, pues, ¿qué dices?”» (vss. 3-5). Si hacemos una analogía con el clima de represión que ha estado viviendo el pueblo venezolano por parte de quienes juraron defenderlos, aun a costa de su propia vida, apreciaremos cosas interesantes…

En primer lugar, la mujer adúltera (pecadora) fue «sorprendida en el acto mismo del adulterio». A saber, es imposible sorprender a alguien en el acto mismo de adulterio sin que esté presente la otra persona que complementa la acusación, pues el adulterio se hace mínimo entre dos, y uno de ellos debe estar casado. ¿Cómo es posible que los organismos de seguridad nacional repriman a un pueblo que marcha pacíficamente para exigir sus derechos -perfectamente contemplados en la Constitución Nacional- y sean violentados, heridos y hasta asesinados. Si culpan al pueblo de “adulterio” por lo cual se les reprime, ¿dónde está el otro culpable, aquel que los indujo a adulterar? Nadie sale a manifestar sin haber una causa. Aquellos «escribas y fariseos» que los mandan a reprimir ¿por qué no presentan al otro «adúltero»? Dios nunca aceptará que se juzgue a uno sin el otro; «Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos» (Levítico 20:10). Si van a reprimir, herir y matar al pueblo, ¿no deberían también hacer lo propio con el otro adúltero?, (que en el caso venezolano es justamente quien manda a reprimir).
Segundo, llevaron a la mujer ante el Señor para tentarle. «Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo» (vs. 6). Ni Jesús se dejó tentar por los escribas y fariseos ni a Dios se le puede engañar ni tentar, «…porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie» (Santiago 1:13b). El Señor no se deja tentar por los hombres, no importa la jerarquía que ostenten, siempre emite un juicio justo, Él da la oportunidad para el arrepentimiento y la restauración. ¿Piensan que si arremeten contra quienes ejercen su justo derecho lograrán la aprobación de Dios?, antes, el Altísimo hará justicia en favor de quien tiene derecho y dejará caer el martillo del juicio contra quienes juzgan y actúan de manera solapada a lo que dicen la Biblia y las leyes; «Dios no puede ser tentado por el mal», venga del lado que venga.
Tercero, la respuesta sabia y justa de Jesucristo reveló la intención del corazón de cada uno de ellos. «Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: ‘El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella’» (vs. 7). Parafraseado para la ocasión, diría: «Quien esté libre de pecados [lo que ha originado la actual situación venezolana que lanzó el pueblo a las calles] que lance la primera lacrimógena…». Y el relato bíblico dice que uno a uno de los represores se fueron retirando desde los más viejos a los más jóvenes (los de mayor rango primero y luego los de menor rango).
«Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: ‘Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?’. Ella dijo: ‘Ninguno, Señor’. Entonces Jesús le dijo: ‘Ni yo te condeno; vete, y no peques más’» (vss 10-11). Ese será el final divino para Venezuela, lo acepten «los escribas y fariseos» o no, ya el Señor lo determinó y así será… Y el pueblo venezolano será perdonado por Jesús y no pecará más, sino que será -como aquella mujer- un fiel adorador y seguidor de Cristo… Y Venezuela será conocida en el mundo como Tierra de Gracia y de Avivamiento… Y los enemigos de Dios serán juzgados por el único que puede tirar no solo la primera, sino todas las piedras que tenga que tirar: ¡Jesucristo, el Rey y Señor de Venezuela!

[quote]

-o-o-o- 1, 2, y 3 -o-o-o-

1CRISTIANOS EN LAS MARCHAS VENEZOLANAS. Muchas de las congregaciones cristianas salieron de sus templos para participar en las diferentes marchas que se realizan en el país, tanto de la oposición como del gobierno; solo que con una gran diferencia, los creyentes participan orando, pacificando brotes de violencia, predicando y llevando a los marchistas a recibir a Cristo como su único Señor y Salvador. Hasta ahora la experiencia ha sido muy alentadora y ha logrado frenar y erradicar focos violentos. Sin duda, llegó la hora, Venezuela se vuelve a Jesucristo.
2VENEZUELA Y LA “GROSERA INJERENCIA” LATINOAMERICANA. La Cancillería de la República rechazó la «grosera injerencia» de once países de la región (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay) los cuales publicaron el pasado lunes 17 de abril su pronunciamiento pidiendo al gobierno de Venezuela garantizar el derecho a la protesta y evitar la violencia en marchas. El MPPRE catalogó que los gobiernos de esas naciones «violentan» las leyes internacionales para respaldar un supuesto «intervencionismo» desde el exterior, acusándolos de avalar la «violencia vandálica» de la oposición. Preguntamos: ¿Y el pronunciamiento de los guerrilleros de las FARC sobre Venezuela cómo lo catalogamos?
3LO DIJO Mijaíl Gorbachov: «El mundo se está preparando para la guerra».
Y la Biblia DICE: “Ustedes oirán hablar de guerras y de rumores de guerras; pero no se angustien, porque es necesario que todo esto suceda; pero aún no será el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino, y habrá hambre y terremotos en distintos lugares. Todo esto será sólo el comienzo de los dolores” (Mateo 24:6-8. RVC).

[/quote]

About redaccion

Check Also

Cambio de sexo, ¿jugando a ser Dios?

La industria médica y farmacológica vinculada al pecado está cada día más incipiente. Ya no …

One comment

  1. Excelente analogía! Nosotros como hijos de Dios, somo el reservorio moral de la nación, orando y con el maso dando lograremos que nuestra tierra sepa de nuestra manifestación como hijos, somos responsables no solo de lo que actualmente vivimos, sino también de lo que vendrá a continuación, y muchos se preguntan porque responsables?. La respuesta es: nuestra responsabilidad es elegir quienes nos gobiernen, y teniendo al Espíritu Santo que guía nuestras vidas y que no falla nunca, no nos va a llevar donde la voluntad de Dios no desea por ello la manifestación de su voluntad se traduce en nuestras vidas en obediencia, no sacrificio, así que desafortunadamente hemos errado, estamos viviendo las consecuencias, sin embargo tenemos un comodín, EL ARREPENTIMIENTO que El apóstol Pablo lo conceptualiza de manera genial: CAMBIA TU MANERA DE PENSAR PARA QUE CAMBIE TU MANERA DE VIVIR, así que cambios tocan en medio de consecuencias, bienvenidos los cambios. Bienvenida la nueva Venezuela, Bienvenido un cambio de Cultura.

    Pr. Jonathan Ruiz
    CEO Decisiones Hoy
    Asesor Internacional en Finanzas Personales
    http://www.facebook.com/DecisionesHoy/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *