Home / Opinion / El principio de la honra

El principio de la honra

(Luis y Hannia Fernández – Pastores y consejeros).-

¡Honrar a una persona es reconocer su valor y respetarla como tal!
La honra es un principio bíblico sumamente importante que nos ayuda a matar el egoísmo y el orgullo y mata también la ignorancia en los seres humanos.
Mateo 15:8, dice: «Este pueblo de labios me honra, más su corazón está lejos de mí». El primer nivel de honra que debemos tener los seres humanos, es la actitud de honrar a Dios y honrar su Palabra. Este versículo se refiere a las personas que honran a Dios con palabrería, pero no con la obediencia a sus principios de vida. Si tú eres de esas personas que hablas mucho de Dios y de su palabra, pero no la pones en práctica en tu diario vivir, tu corazón está realmente lejos del Señor.
Romanos 12:9-10: «El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo y seguid lo bueno. Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros».
La honra es una manifestación del amor. Cuando amamos de verdad sin fingir, nos vamos a honrar mutuamente, prefiriendo a nuestra pareja antes que a nosotros mismos. Decidir honrar a su pareja significa respetarle y reconocerle su valor por ser un(a) hijo(a) de Dios y por ser tu pareja sea como sea. Honra a tu pareja por todo lo bueno que hace, sea mucho o sea poco.
Honrar a tu pareja es darle prioridad en cuanto a sus necesidades antes que a ti mismo. El hombre como líder del hogar y llamado a ser el proactivo de la relación, debe ser el primero en atender prioritariamente las necesidades de su esposa.
Romanos 13:7: «Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra».
Dios nos manda a honrar a quienes debemos honra, comenzando con nuestra pareja, nuestros Padres, nuestros Pastores y a toda autoridad. Esta honra no tiene requisitos ni condiciones. Esta honra debemos darla no porque la persona lo merezca o no, sino porque es un mandato de Dios incondicional.
Proverbios 20:3, «Honra es del hombre abandonar la contienda, pero cualquier insensato se enreda en ella». Para poder honrar a otras personas necesitamos un espíritu de humildad en nosotros. Solamente conectados a Dios tendremos la capacidad de vencer el orgullo y adquirir humildad para honrar a otras personas. Las actitudes de contienda bloquean la humildad y es muy fácil enredarse en los conflictos de la vida.
Proverbios 15:33, «El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría, y a la honra precede la humildad». Es de sabios y entendidos cultivar una actitud de humildad en nuestra propia vida como requisito para obtener honra. La verdadera honra que viene de Dios y se fundamenta en nuestra actitud de humildad hacia Dios nuestro Padre y hacia las personas a nuestro alrededor.
Si no tienes el hábito de honrar a tu pareja, toma la decisión de hacerlo a partir de hoy, reconociendo que es un mandato de Dios para sus hijos. Busca a Dios en intimidad para que tengas la fuerza y la sabiduría para ser humilde y puedas estar en capacidad de honrar a tu pareja, a tus padres y a las autoridades espirituales y civiles.
¡Tu matrimonio y tu familia son el tesoro más valioso que Dios te ha dado. CUÍDALOS!
luisyhannia@libresparaamar.org

About redaccion

Check Also

¿Andas en luz o en oscuridad?, Liliana González de Benítez

Una persona se encuentra en oscuridad espiritual cuando vive apartada de Dios Hubo un tiempo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *