Home / Palabras del Director / El lenguaje ‘absurde’

El lenguaje ‘absurde’

Esta manera de hablar, además de inmoral y completamente rechazada por la mayoría de la población, es un grave pecado condenado por Dios en la Biblia

/ Freepik

Concluyendo el pasado mes de septiembre con la ingrata noticia de que el Parlamento venezolano aprobó una ley para el uso del lenguaje con «enfoque de género», con el fin de «garantizar la igualdad entre mujeres y hombres, y de promover el uso de palabras de género ‘neutro’».
Lo más cumbre es que con esta ley «se obliga a la utilización del lenguaje con enfoque de género, en todas las comunicaciones orales y escritas emanadas de los poderes públicos, así como en todos los niveles y modalidades del sistema educativo». «Se obliga», así de democrático y respetuoso de la opinión de todos los venezolanos.
El texto también indica que «corresponderá a los medios de comunicación social públicos, privados y comunitarios la promoción del lenguaje con enfoque de género, inclusivo y no sexista, siguiendo las orientaciones del Manual para la Comunicación de carácter orientador y no vinculante que sirva de referencia para estos profesionales». Manual que estará a cargo de los ministerios de Comunicación e Información y de la Mujer y la Igualdad de Género.
Según el texto, la consulta del Parlamento fue realizada a la Asociación de Rectoras y Rectores Bolivarianos de Venezuela (Arbol), al Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad Central de Venezuela, a la Escuela Feminista del Sur Argelia Laya y a otros «especialistas» en el área. Es decir, no consultaron a ninguna otra institución ni educativa ni moral y mucho menos religiosa, porque de entrada sabían que sería rechazado tal adefesio legal.
Con esta ley, el Parlamento conmina a la utilización del lenguaje «inclusivo y no sexista para que la igualdad entre las mujeres y los hombres sea real y efectiva (…) y que no implique estereotipos de género». Significa que lingüísticamente se elimina de un plumazo el sexo masculino y el femenino; ahora serán ‘neutros’: «amigue», «compañere», «hermane», entre muchos otros.
¿Que qué opinamos al respecto? Es ‘absurde’, ‘ridícule’ y muy ‘estúpide’. Además de ser una tragedia lingüística, es un atropello contra nuestra lengua madre.
Esta manera de hablar, además de inmoral y completamente rechazada por la mayoría de la población, es un grave pecado condenado por Dios en la Biblia. Las Sagradas Escrituras condenan la homosexualidad y cualquier otra perversión sexual o práctica sexual fuera del matrimonio; y, por supuesto, también es tácito su rechazo al lenguaje inclusivo y neutro, puesto que «varón y hembra los creó Dios».
Hablen como hablen los seres humanos, estos fueron creados por Dios como hombres y mujeres, los demás aditamentos que se les ocurra a los promotores de la agenda LGBTQI+ no es más que vanidad de vanidades. Les aseguro que dentro de no mucho tiempo esta ‘moda’ neolingüística será cuento del pasado o un mal chiste, porque la inmensa mayoría ama su lengua castellana pura y no se dejarán influir por esta necedad del momento. ¿Queda ‘clare’? (Perdón, ¿queda claro?).
Los hombres pueden argumentar y decir lo que quieran, aprobar las leyes que deseen, pero en materia de moralidad SOLO DIOS tiene jurisprudencia; y a saber, ya su Santa Palabra fue completada y cerrada en el libro de Apocalipsis, por lo tanto ya no hay nada más que decir al respecto. Uno de los pasajes más contundentes acerca de la inmoralidad sexual es 1ª Corintios 6:9-10, que dice: «¿No saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se engañen: que ni los inmorales sexuales ni los idólatras ni los adúlteros ni los afeminados ni los homosexuales ni los ladrones ni los avaros ni los borrachos ni los calumniadores ni los estafadores, heredarán el reino de Dios». Más claro imposible.
Seguramente que con esta nueva ley para el uso del lenguaje con «enfoque de género» se acabaron ya los problemas sociales, políticos y económicos por los que atraviesa Venezuela desde hace unos cuantos años. ¿Cómo podemos llamar a un parlamento que se ocupa de cosas banales mientras el país se cae a pedazos? ¡Dios tenga misericordia de Venezuela y los venezolanos ante estas cosas ‘absurdes’ de la política nacional!

Georges Doumat B.

About Verdad y Vida

Check Also

¿La ‘salvación nacional’ de Guaidó o la de Jesucristo?

La salvación nacional no vendrá de la mano de Guaidó ni de ningún político, vendrá …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *