Home / Opinion / El gran Amigo, David Guerra

El gran Amigo, David Guerra

El mismo Jesús lo dijo en Juan 15:15, «Ya no los llamaré siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes».
Ser amigo de Dios es una experiencia incomparable.
Dios quiere llamarte amigo, quiere cautivar tu corazón y atraerte nuevamente a Él.
Compártele parte de tu vida, tus tristezas, tus preocupaciones, Él tiene el poder para levantarte, para restaurarte por completo.
Atiende a su voz y te convertirás en su acompañante celestial. Es mejor vivir con Él y un minuto en su presencia que mil años fuera de Él.
Gálatas 5:25 (NBD): «Puesto que vivimos por el poder del Espíritu, sigamos la dirección del Espíritu».
La presencia del Espíritu Santo se manifestará cada vez que te decidas a buscarlo y te enseñará cosas grandes y ocultas, como dice Jeremías 33:3.
Cuando te haces amigo del Espíritu Santo nunca más volverás a sentirte solo.
David le decía a Dios en el Salmo 63:1-3, «Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas. Para ver tu poder y tu gloria, Así como te he mirado en el santuario. Porque mejor es tu misericordia que la vida. Está mi alma apegada a ti; Tu diestra me ha sostenido».
«Mejor es tu misericordia que la vida»… Es decir, prefiero estar contigo que en cualquier otro lugar.
La amistad íntima con Dios te hace darle el primer lugar en tu vida, sin importar la hora que sea. Hay veces que no quisiéramos ni irnos de su presencia, seguir orando, seguir diciéndole cuánto le amamos, eso es tener intimidad (cuando no te importa el resto únicamente quieres estar a solas con Dios.
En la intimidad podemos confiar que Dios está por nosotros, que nunca nos dejará ni nos abandonará.
El precio que pagó Jesús con su propia vida fue por ti, es por eso que el Amado espera total pasión y devoción tuya hacía Él.
Pasión significa vehemencia, ardor, entusiasmo, arrebato, delirio, ceguera, excitación, efervescencia, apasionamiento, fervor, cariño, fuego, incendio. una acción de padecer… por eso se dice la pasión de Jesucristo porque pudo más su amor.
David decía Salmos 51:11, «No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu Santo Espíritu».
Bendiciones para toda tu familia en este día, seas lleno de la plenitud espiritual.
Sopla un viento nuevo…

David Guerra
Pastor

About redaccion

Check Also

¿Andas en luz o en oscuridad?, Liliana González de Benítez

Una persona se encuentra en oscuridad espiritual cuando vive apartada de Dios Hubo un tiempo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *