sábado , octubre 20 2018
Home / Palabras del Director / El génesis de nuestra crisis

El génesis de nuestra crisis

Toda crisis tiene un inicio, puede que este sea pequeño, pero es significativo y determinante. Todo lo que se gesta en el mundo espiritual tiene consecuencias en el físico; «lo que ahora vemos fue hecho de lo que no se veía» (Hebreos 11:3b). Primero pecó Luzbel (convirtiéndose en Satanás), luego trajo su maldad del mundo espiritual al plano físico, haciendo que Adán y Eva materializaran la desobediencia, que dio a luz el pecado y con este la muerte física y espiritual.
Este ciclo de engaño, tentación y pecado se ha venido repitiendo a lo largo de estos más de 5.000 años de la creación humana. Es así como naciones y generaciones enteras han sucumbido ante la tentación y el engaño, y le han dado la espalda a Dios, el amoroso creador que siempre ha buscado el bien de sus criaturas, al extremo de mostrar su amor por la humanidad enviando a su propio Hijo Jesús, a morir en nuestro lugar, para sanar y salvar al hombre (Juan 3:16).

El caso venezolano

La crisis venezolana avanza sin que parezca que hay una solución cercana, por esta razón el pueblo se pregunta: ¿cómo llegamos hasta aquí? Muchos dan diferentes argumentos; algunos culpan al gobierno, otros a la oposición, a «la guerra económica», a países extranjeros, a la Cuarta República, entre muchos otros. Pero la verdad es que nuestra crisis tiene un génesis muy antiguo y se asemeja mucho a lo vivido por Adán y Eva.
Nuestros indígenas, como los de todo el continente tenían una creencia vaga de Dios y ninguna de nuestro Señor Jesucristo. Posteriormente llegaron los colonizadores europeos con una visión y creencia de Jesús escasa de la verdad contenida en la Biblia y muy cargada de ritos, dogmas y costumbres más religiosas que escriturales, lideradas por el Vaticano. Añádale a eso el contubernio entre el Vaticano y los reinos europeos que se endosaron en los nuevos sistemas gubernamentales que se fueron estableciendo en Latinoamérica; si bien es cierto que la gesta libertaria de nuestros próceres fue heroica, esta no cambió el estado espiritual de nuestros pueblos.
Los gobiernos formados desde hace poco más de 200 años continuaron el «matrimonio» con la religión romana. Súmele a eso las religiones que los esclavos africanos trajeron a nuestro continente y ocultaron tras las imágenes de Roma por miedo a sus «muy católicos amos», estableciendo el sincretismo y la dantesca práctica idolátrica que perdura hasta hoy. Sin olvidar, por supuesto, las prácticas inmorales, borracheras, paternidad irresponsable y demás corrupciones de la moral.
Con semejante historial pecaminoso condenado por Dios en las Sagradas Escrituras, nació una «cultura de pecado» que ha llevado a nuestro pueblo a corromperse, violar las leyes, desobedecer a Dios y las autoridades, juzgar injustamente en los tribunales, honrar a imágenes y deidades ancestrales demoníacas, dedicándole sus vidas y gestiones públicas y privadas; asesinar al prójimo, traficar con drogas, etc.; lo que ha llevado a Venezuela a esta severa crisis. ¿Culpables? Cada uno de los que así se han comportado en mayor o menor grado.
Cuando no se glorifica a Dios, sino que se honran a las criaturas y a las imágenes antes que al Creador, entonces los hombres caen en un estado espiritual deprimente, sus obras pasan a ser malas y a dominar su accionar diario… lo demás, está a la vista (Romanos 1:18-32).
El génesis de nuestra crisis, por lo tanto, es el pecado personal y nacional no confesado y rechazado, es seguir buscando en imágenes, ritos y religiones la solución que solo está en Cristo Jesús. ¿La solución?, arrepentirse y buscar el perdón que el Señor conquistó para nosotros en la cruz. Mientras esto no suceda iremos de mal en peor hasta el colapso final, que llevará, por las malas, la gente a una genuina vuelta a Dios a través de Jesucristo.

Georges Doumat B.

-o-o-o- 1, 2, y 3 -o-o-o-

1 CHINA Y VATICANO APRUEBAN NOMBRAR OBISPOS. Es un acuerdo catalogado como histórico y un paso fundamental para el inicio de la normalización de las relaciones diplomáticas entre China y el Vaticano, dañadas desde 1951. En el mismo el papa Francisco reconoció a siete obispos y uno fallecido que no eran admitidos de forma oficial por Roma. No deberíamos escandalizarnos por este hecho, pues ambos funcionan como Estados políticos; todo esto lejos, por supuesto, de lo que la Biblia enseña.
2 LEY PERMITIRÁ EXPULSAR A ESTUDIANTES VIOLENTOS EN CHILE. La ministra de Educación de Chile, Marcela Cubillos Sigall, informó por su cuenta twitter: «Acabamos de firmar junto al Presidente @sebastianpinera el proyecto de ley que permitirá a directores expulsar de manera inmediata a estudiantes que participen en hechos de violencia grave como los que hemos visto en las últimas semanas». Mientras Piñera allana el camino para la inmoralidad sexual desde la adolescencia (lo cual violenta la naturaleza moral y la familia), expulsará a estudiantes que incurran en violencia. Cabe preguntarse ¿cómo ayudarán a estos estudiantes a regenerarse y reinsertarse en la sociedad? ¿Qué tipo de jóvenes tendrá Chile a la vuelta de pocos años?
3 LO DIJO Billy Graham. “Dios es inmutable en su amor. Él te ama. Él tiene un plan para tu vida. No dejes que los titulares de los periódicos te asusten. Dios todavía es el soberano, todavía está en el trono”.
Y la Biblia DICE: “Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los principados, ni las potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor que Dios nos ha mostrado en Cristo Jesús nuestro Señor” (Romanos 8:38-39. RVC).

About redaccion

Check Also

El indetenible cumplimiento profético

Israel ocupa el centro de las profecías bíblicas, todas y cada una de ellas están …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *