Home / Destacadas / El fin de los tiempos – 30 Señales

El fin de los tiempos – 30 Señales

La historia bíblica relata, que en los tiempos de Noé, el mundo vivía confiado y tranquilo; en los días de Noé a las personas no les interesaba saber de una inundación, debido a que en ese tiempo la lluvia no era algo habitual. Noé era visto como un hombre que había perdido la razón, al construir el primer barco gigante en la historia humana, siendo capaz de alojar las especies del reino animal dominantes de la época.
En los tiempos de Noé, era ilógico ver un barco, en donde la palabra lluvia no existía, para los pobladores era un chiste y motivo de burlas ver a Noé aventurarse en la construcción del primer barco gigante en la historia, para salvarse “de una lluvia torrencial inexistente”, y que “jamás caería sobre una generación incrédula” a la voz de Dios.
Transcurridos los años, finalmente la generación incrédula logra captar el mensaje al que no creyeron desde un principio, y esta vez las fuentes de la tierra fueron rotas, y los cielos abiertos para que la lluvia y fuentes de agua inundasen la tierra. La advertencia que Dios le ofreció a Noé, fue contundente, y Noé no cesó de decirle a su generación que la salvación para ellos, era ingresando al Arca construida por él y su familia.
Finalmente, la generación incrédula decide que lo que Noé había advertido “era verdad”, estaban muy arrepentidos por no obedecer a los avisos durante todos estos años, ahora había un corazón muy arrepentido, y querían una plaza dentro del barco gigante, probablemente Noé fue movido a misericordia, y quiso extenderles su ayuda a quienes pedían a gritos ingresar al Arca. Sin embargo, era demasiado tarde, Dios les dio tiempo suficiente durante muchos años, para que la generación incrédula pudiera escuchar el mensaje y ser salvos, pero Dios con su mano, selló la puerta y nadie la pudo abrir, demostrando que cuando Él da una palabra, da oportunidad tras oportunidad, pero llega un momento en donde la puerta es cerrada y no hay más oportunidad.
Hoy en día, se ha llegado a creer que todo está funcionando exactamente igual, como en la antigüedad -como en los días de Noé-, los años para anunciar el fin de nuestra generación, comenzaron su cuenta regresiva, desde hace más de 2000 años, llegando la cuenta a su punto casi culminante con el retorno de Israel a su tierra. Desde el momento de la llegada de Cristo al mundo, su muerte y su resurrección, el mundo ha sido advertido por más de 2000 años sobre diversos sucesos que han sido profetizados en varios libros bíblicos, entre ellos se encuentran Ezequiel, Daniel, Oseas, Joel, los Evangelios, y Apocalipsis entre otros…, libros que una vez más dejan serias advertencias, que son similares a lo ocurrido en el tiempo de Noé.
La diferencia con los tiempos de Noé, es que la Biblia advierte de varios sucesos y no de una inundación mundial, lo que implica que se llevarán a cabo diversos eventos de gran alcance a nivel global, llevando al mundo a un caos total. Todo vuelve a recaer en lo mismo -como en la época antigua de Noé-, la falta de aceptación y de reconocimiento a Dios, por medio de Jesús, llevará una vez más a que finalmente, la ira de Dios termine ajusticiando a la humanidad, a quien nuevamente le ha dado más de 2000 años para que decidan qué harán con sus vidas, si desean reconocer a Cristo como su Dios soberano y arrepentirse de sus pecados, siendo Él el Arca para asegurar la salvación propia, o si desean creerle cuando las profecías finalmente se cumplan ante el temor mundial.

Señales que anuncian el fin de los tiempos
La maldad y perversión se han multiplicado en gran manera en la humanidad.
La Biblia está siendo vista como un libro más y está siendo prohibida.
Las economías mundiales están agitadas y muchas colapsando.
Hay constantes amenazas mundiales que podrían iniciar varias guerras.
La blasfemia contra Dios está siendo transmitida en pantallas gigantes y el hogar.
Los niños están creciendo con una mentalidad más abierta.
La tecnología está invadiendo la privacidad, siendo aceptada en contratos.
Jesús está siendo expuesto en películas que lo ridiculizan.
Diversas películas y series infantiles, están inculcándole a los niños la homosexualidad y el lesbianismo.
Ciudades enteras prohíben que se hable de Dios en la acera o en parques.
La verdad bíblica ya no se está predicando en los pulpitos y templos.
Muchos científicos han tergiversado la Biblia en documentales y series de TV.
Las religiones están siendo llevadas a la unidad mundial.
Las grandes potencias del mundo piden un Gobierno y moneda mundial.
Millones de cristianos están siendo perseguidos en los países comunistas y musulmanes.
Hay decenas de parejas cristianas que no están casadas y viven juntos.
La Santidad es una palabra poco usada en los templos modernos.
Las sectas cada día tienen más adeptos.
Los falsos cristos se autoproclaman “dios” y miles les siguen ciegamente.
Les es más fácil dejar vivir a un lindo perrito, pero las leyes aprueban que se maten a los bebés por medio del aborto.
La falta de amor es palpable, cuando a una madre no le importa llevar a la muerte a un pequeño que lleva en el vientre.
La falta de amor por la vida, está llevando a que personas contagiadas por el VIH (SIDA) y otras enfermedades venéreas, no se tienten el alma para contagiar a cuantas personas puedan, antes de morir.
La tierra se encuentra en dolores de parto, agujeros, tornados, lluvias torrenciales, activación de volcanes, deslaves, terremotos y cambios drásticos en el clima, indican que estamos viviendo el fin de los tiempos.
La perversión por medio de páginas x está destruyendo la mente tanto de niños como de adolescentes y adultos.
Potestades infernales están haciendo estragos en la humanidad para evitar que conozcan de Jesús.
El mundo se está sumiendo en prácticas que incitan a la materialización de demonios, tanto en películas, series, como en la vida cotidiana al portar símbolos satánicos en prendas o tatuajes.
La rebeldía en la juventud está alcanzando limites desorbitantes.
Israel es actualmente el centro de la tierra, al ser mencionado diariamente en los noticieros, confirmando que Jerusalén es puesta como piedra pesada al mundo.
Diversas guerras bíblicas, indican que Israel será participe de ellas, Israel ha invertido millones de dólares recientemente en su ejército.
El mundo se ha volcado más a la idolatría y a los deleites y placeres del mundo, antes que a Dios.
LaUltimaGeneracion.com

LÍDER NORCOREANO VISITA LOS ISLOTES DE JANGJAE

About redaccion

Check Also

Apousía y Parousía, Eduardo Padrón

Parousía es presencia y apousía ausencia. En el buen sentido hay una apousía de Cristo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *