Home / Internacionales / El cráneo de 1,8 millones de años cuestiona la evolución

El cráneo de 1,8 millones de años cuestiona la evolución

(Agencias/ VyV – TBILISI).-

Un cráneo de 1,8 millones de años descubierto en Dmanisi (Georgia) en 2005 sugiere que los primeros homínidos que poblaron el planeta no pertenecían a diferentes especies, como hasta ahora se defendía, sino a una sola, según una investigación que publica la revista Science.
Un grupo de científicos ha estado analizando ese cráneo desde hace ocho años y han hecho un descubrimiento que, según ellos, puede reescribir la historia evolutiva de los humanos.
El llamado «cráneo 5» es «el más completo» de un Homo antiguo de los que se han encontrado en el mundo, según el principal autor del estudio, David Lordkipanidze, investigador del Museo Nacional de Georgia en Tbilisi.

Cuestionando la ciencia tradicional
El estudio del «cráneo 5» y de restos de otros cuatro homínidos hallados en la misma zona en Dmanisi (Georgia) ha hecho concluir a estos investigadores que fósiles reconocidos como provenientes de distintas especies como el Homo habilis y el Homo erectus podrían ser realmente variaciones de una única especie humana.
Los primeros homínidos lucen diferentes unos de otros, al igual que ocurre entre los actuales humanos, y las divergencias entre los diversos fósiles hallados pueden haber llevado «a engaño» a los científicos hasta hacerles pensar que pertenecen a diferentes especies, de acuerdo con estos investigadores.
Pero, además, esta población georgiana tampoco es fundamentalmente diferente de las africanas contemporáneas o poco anteriores- que hasta ahora se venían clasificando como diferentes especies (Homo habilis, Homo rudolfensis y Homo erectus) dentro del género Homo. «Esto implica la existencia de un único linaje evolutivo del Homo primitivo», afirman Lordkipanidze y sus colegas; ellos engloban todas esas formas en una única especie, H. erectus, incluyendo la población georgiana.

Una “bomba” científica
Resumiendo, Lordkipanidze y sus colegas sitúan sus fósiles en el mismo nivel evolutivo que los primeros Homo africanos, de hace poco más de dos millones de años. «La población de Dmanisi probablemente se originó a partir de una expansión a partir de África del linaje H. erectus en el Pleistoceno Temprano», concluyen.
«Parece razonable asumir que hubo una única especie de Homo en aquel tiempo en África y, dado que los homínidos de Dmanisi son tan similares a los africanos, nosotros asumimos que ambos pertenecen a la misma especie», explica Christoph Zollikofer, del Instituto y Museo Antropológico de Zurich (Suiza), otro de los investigadores del equipo.
Así, el cráneo número 5 de Dmanisi parece indicar que más que varias especies de Homo ecológicamente especializadas, hay una solq capaz de desenvolverse en diferentes ecosistemas.
Es una propuesta controvertida y otro de los científicos del equipo, Philip Rightmire (de la Universidad de Harvard) la califica de «pequeña bomba». Así que el estupendo cráneo número 5 se estrena abriendo una buena polémica.

La Biblia es la verdad
No sólo abre una buena polémica el resultado de estos 8 años de investigaciones al «cráneo 5», sino que comprueba la veracidad de la Palabra de Dios contenida en la Biblia en un aspecto fundamental: Procedemos de un creador que hizo una sola especie que se ha venido reproduciendo a lo largo de todo el tiempo.
Otro asunto que levantará mucha polvoreda en el mundo científico, especialmente entre aquellos que se califican como ‘ateos’, es que se comprueba una vez más que ni el hombre viene del mono ni que hay cosa tal como la evolución, puesto que si el hombre viene de una sola línea de creación, igualmente cada animal según su especie.
La Biblia enseña en los primeros capítulos del libro de Génesis que cada especie fue creada de manera particular y que una con otra se relacionan y son interdependientes; por lo que este nuevo descubrimiento echa por tierra toda la farsa y parafernalia evolutiva…
Sin duda alguna, la Biblia es la verdad absoluta e irrefutable, pobre de aquellos que lo duden ya que se enfrentarán al juicio final por rechazar a Dios y a todo lo que Él creó para el disfrute sano y santo de sus criaturas; ojalá no le pase eso a usted, apreciado lector.

About redaccion

Check Also

El acuerdo tripartito entre Israel, EAU y Bahréin, el comienzo de la estabilidad en Medio Oriente

El nombre del acuerdo, en referencia al patriarca de las tres religiones monoteístas, señala la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *