Home / Opinion / El Bolívar debe ser desatado

El Bolívar debe ser desatado

 

No en vano Jesús dijo: «Todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo» (Mateo 18:18).
¿Sabe usted por qué el dólar americano es la moneda más fuerte, más estable y deseada del mundo? Porque es la única que en su anverso lleva impresa una afirmación que honra el nombre del Dios eterno: «IN GOD WE TRUST» («En Dios confiamos»). De allí, el respaldo sostenido de Dios sobre esta moneda, y la fuerte economía de la nación que decidió colocar esa declaración en el anverso de todos sus billetes.
Al atar la moneda al Dios eterno, cualquier nación conquista una fuerte bendición sobre su moneda; como también está escrito: «Dios honra a los que le honran» (1 Samuel 2:30).
Ahora bien, ¿sabe usted por qué el Bolívar se ha convertido en una moneda cada día más débil, inestable y despreciable en su valor? Porque fue atada al maligno al llevar impresa en cada uno de sus billetes un símbolo satánico, la ESTRELLA de CINCO puntas, popularmente usado por los que practican el satanismo y el ocultismo; además de los rostros impresos del Cacique Guaicaipuro y el Negro Primero, dos personajes pertenecientes a las cortes indígena y libertadora de María Lionza, frecuentemente invocados entre los que practican la brujería y la magia negra.
Lamentablemente, gobernantes ciegos e ignorantes de toda justicia y verdad espiritual decidieron atar la moneda nacional a lo oculto y al mal, razón por la que hoy en día todos padecemos las trágicas consecuencias de una moneda cada vez más devaluada y de una economía débil y empobrecida. Pero Dios nos está ayudando a cambiar esta triste realidad, la Asamblea Nacional recientemente fue limpiada de toda santería y objetos ligados a la brujería, y esperamos que pronto el Palacio de Miraflores también pueda ser limpiado de lo mismo; hasta que finalmente nuestra moneda sea desatada de toda maldición y ocurran los cambios positivos que todos esperamos en la economía de la nación.
Abramos los ojos y sigamos orando por Venezuela y sus gobernantes, hasta que Dios rompa todas las cadenas que sean necesarias y seamos libres de todo error gubernamental.

Domingo Arana
Evangelista

About redaccion

Check Also

Tira a Jonás de tu barco, Otoniel Font

El que trae tormenta es echado para que todos se salvaran, pero el que trae …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *