Home / Internacionales / ‘Dios mío’ en varios idiomas últimas palabras en el A320

‘Dios mío’ en varios idiomas últimas palabras en el A320

(Agencias/ VyV – PARÍS).-

Los pasajeros del avión A320 de Germanwings eran plenamente conscientes de que el aparato se iba a estrellar y gritaron «Dios mío» antes del choque, según una grabación que pudieron visualizar el semanario francés Paris Match y el diario alemán Bild.
Sin embargo, el fiscal a cargo de la investigación de la catástrofe del A320 de Germanwings en los Alpes franceses, Brice Robin, desmintió que los investigadores tengan «uno o varios videos» sobre los momentos previos al accidente.
En la grabación que han visto los periodistas «se oye gritar ‘Dios mío’ en varias lenguas», indicó Paris-Match en su página de internet. El semanario asegura que no alberga «ninguna duda» acerca de la procedencia de la grabación, por un teléfono móvil.
«La escena es tan caótica que no se distingue a nadie pero los gritos de los pasajeros revelan que eran perfectamente conscientes de lo que iba a suceder. Hacia el final, después de una sacudida más fuerte, se intensifican los gritos. Y luego nada», precisa Paris Match.
En la misma grabación, «también se oyen, por lo menos tres veces, golpes metálicos que permiten pensar que el piloto intenta abrir la puerta de la cabina con ayuda de un objeto pesado», añade Paris Match, extremo confirmado por las grabaciones de la caja negra del avión.
En la grabación de la caja negra encontrada Patrick Sondheimer, comandante del avión de Germanwings siniestrado en los Alpes franceses, trató hasta el último momento que Andreas Lubitz, el copiloto que estrelló el aparato (confirmado por la segunda caja negra encontrada), abriese la puerta de la cabina antes de chocar contra el suelo, según grabaciones del vuelo recogidos.
También aquí Dios es invocado. «Por el amor de Dios, abre la puerta» se le oye decir primero. Luego, desesperado, añade también gritando «¡Abre la maldita puerta!», se oye decir al comandante durante los últimos instantes del vuelo, momentos en los que se oyen fuertes golpes metálicos, presumiblemente intentando entrar en la cabina dando golpes a la puerta con un hacha.

“Dios…”, demasiado tarde…
Qué tristeza que los seres humanos en su mayoría claman a Dios ante un peligro o la muerte inminente, mientras que cuando vivían lo hacían sin tomar en cuenta al Señor en su caminar. En el caso del vuelo A320 de Germanwings, muchos dijero «Dios mío» demasiado tarde.
Si Andreas Lubitz, el copiloto que estrelló la aeronave, hubiera tomado a Dios en cuenta en su vida, el Señor le habría ayudado en su situación psicológica y espiritual y probablemente este siniestro jamás hubiera ocurrido. Así como muchos pasajeros que clamaron a Dios cuando ya era demasiado tarde para una posible respuesta.
Dios le da al hombre muchas oportunidades para acercarse a Él y recibir el perdón y vida eterna que otorga a través de Jesucristo su Hijo, pero lamentablemente muchos relegan el llamado y, a veces, cuando claman: «¡Dios mío!», es demasiado tarde… Que no le pase eso a usted.

About redaccion

Check Also

El acuerdo tripartito entre Israel, EAU y Bahréin, el comienzo de la estabilidad en Medio Oriente

El nombre del acuerdo, en referencia al patriarca de las tres religiones monoteístas, señala la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *