Home / Venezuela / Deserción escolar en Venezuela

Deserción escolar en Venezuela

(Agencias/ VyV – CARACAS).-

El tema de acoso y violencia en los colegios o el bullying, como se le conoce en inglés, está «de moda» en la actualidad más que en años anteriores en el país y en Latinoamérica. Esto ha ocasionado, en gran parte, que los niños dejen de asistir a sus clases y recibir la educación que tienen derecho a recibir.
De acuerdo al columnista Mariano Herrera, el acoso escolar es la violencia que se genera en las instituciones educativas entre los estudiantes. No siempre tiene que ver con agresiones físicas o impactantes muertes y la mayoría de las veces sus víctimas prefieren callar.
Son varios aspectos los que influyen en esta condición de violencia en las escuelas; dentro de los cuales se puede destacar la preparación de los docentes, la inseguridad, la comunicación de los niños con sus familiares y la formación espiritual de cada individuo.
Respecto a la preparación de los maestros, debe existir la capacidad para controlar dentro del aula y en las instalaciones escolares cualquier situación que pueda presentarse, infundiendo en los niños el perdón y el compañerismo.
De igual forma, un mejor ambiente en los planteles, aumentaría las ganas de los menores de asistir a clases, ya que, sentirse seguro y a gusto en un ambiente es primordial para el sano aprendizaje de todo ser humano. Datos de diversos estados nacionales nos indican que más del 40% de los alumnos de primaria faltan a más del 25% de los días de clase debido a la inseguridad.
Por otra parte, la comunicación de los pequeños en sus hogares con sus padres, hermanos y demás familiares es fundamental al momento de crecer, puesto que evitaría reprimir sentimientos y crear raíces de amargura en sus corazones.
Para Luisa Pernalete, investigadora del Observatorio Venezolano de Violencia, la despreocupación por el tema nace de la mala concepción que se tiene de lo que es la violencia entre niños. «Las agresiones pueden ser de cualquier forma, no sólo los golpes. Los continuos sobrenombres, el llamado ‘chalequeo’, son aspectos que tienen un impacto en el niño; eso es violencia escolar», comenta.
El bullying es un factor determinante en la deserción escolar y las consecuencias a nivel educativo son amplias. «El niño se cansa de ser golpeado o ‘chalequeado’ y deja de asistir a clases. En otros casos, los padres son más comprensivos y lo cambian de escuela. También pasa que el niño llega un momento en que toma la solución en sus manos y él se convierte en el acosador», argumenta Pernalete.
Pero este tipo de acoso escolar no sólo se evidencia en Venezuela, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, realizaron un estudio en 2011 donde concluyeron que el rendimiento es bastante bajo cuando los estudiantes son víctimas de acosos.
Distintas propuestas han realizado maestros, entes sociales, fundaciones y demás entidades preocupadas por la solución de este tema en los planteles venezolanos, por ejemplo el presidente de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), Orlando Alzuru, señaló que «la violencia escolar siempre ha existido pero uno de los factores de recrudecimiento de los valores que responde a la crisis social».
De igual forma, Alzuru indicó que la FVM realizó una encuesta de 289 instituciones, en la que se reflejó que 85% reporta que hay hechos de violencia en su escuela y 6 de cada 10 señala que esto ocurre por lo menos una vez a la semana.
A la población infantil y la escolar, se le debe instruir en la Palabra de Dios, dándole a conocer los principios que Dios estableció en sus mandamientos y reforzando los valores morales en cada hogar. Es importante para su crecimiento el fortalecimiento de la familia y procurar mantener su inocencia para evitar que caigan en pecado.
Los colegios, escuelas e instituciones en general deben procurar respetar la libertad de culto de cada individuo y así colaborar con el proceso de formación y crecimiento de la fe en ellos. Estudiantes arraigados en Cristo Jesús, puede convertir a la sociedad y a este país en el pueblo de Dios.
La Biblia nos enseña que Jesucristo restaura corazones, rescata a los más necesitados y da paz a todo el que lo busca: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso» (Mateo 11:28).

About redaccion

Check Also

Director de Cultos: “No está permitida todavía la reapertura de templos” en Venezuela

Pedro Balza salió al paso a las gobernaciones y alcaldías que han autorizado la reapertura …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *