Home / Opinion / Dedique tiempo diario para sus hijos, Fernando Alexis Jiménez

Dedique tiempo diario para sus hijos, Fernando Alexis Jiménez

Si dedicamos al menos una hora a nuestros hijos, encontraremos que mejora la relación, identificamos más fácilmente sus problemas, nosotros mismos encontraremos paz, aprendemos de ellos, mejora la relación de pareja y, en especial, estamos cumpliendo el llamado de Dios para nuestra familia (Cf. Salmos 127:1-5).
Estamos edificando hijos solitarios que se desenvuelven en una multitud de personas, cada una ocupada en sus propios asuntos, que les deja de lado a ellos con sus problemas, inquietudes, sueños y expectativas. Están literalmente solos aun cuando a su alrededor haya muchas personas.
Desde la misma antigüedad, Dios enseñó la importancia de transmitir a nuestros hijos principios y valores, proceso que va de la mano con pasar tiempo a su lado. El texto instruye: “Debes comprometerte con todo tu ser a cumplir cada uno de estos mandatos que hoy te entrego. Repíteselos a tus hijos una y otra vez. Habla de ellos en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes” (Deuteronomio 6:6,7. NTV).
Surgen, al leer este breve texto bíblico, dos interrogantes: ¿Qué principios y valores estoy sembrando en mis hijos? ¿Cuánto tiempo paso con mis hijos para enseñarles?
Nuestros hijos reúnen varias características que quizá conozca y vamos a recordar ahora: tienen una extraordinaria capacidad de aprender, aprenden rápido, son fuertemente influenciados por sus padres, no nos cuestionan como padres de ahí que a veces abusemos de ellos con mal trato, imitan cuanto hacemos, perdonan con facilidad, y por último: creen sin cuestionamientos, lo que les enseñamos. ¿Comprende la enorme responsabilidad que nos asiste?
Le invito a considerar lo que enseña el rey Salomón, uno de los hombres más sabios de la historia: “Los nietos son la corona de gloria de los ancianos; los padres son el orgullo de sus hijos” (Proverbios 17:6. NTV. Cf. Hechos 5:20).
Si traemos hijos al mundo, nuestra responsabilidad no puede circunscribirse a proveerles cobijo, alimento, salud y educación. El compromiso va más allá y gira alrededor del amor, la tolerancia, la comprensión y todo cuando podamos darles, porque lo necesitan. Más que una decisión generosa, es nuestra responsabilidad, por la que deberemos responder ante Dios.
Lo primero que debes recordar es que tus hijos son un reflejo nuestro y reproducen cuanto pensamos y hacemos.
La doctora Carol Kryder de JustAnswer, reconocido espacio de información para la familia, señala que:
«Los niños necesitan pasar tiempo con sus padres porque éstos son sus modelos a seguir, sus maestros y guías. Los padres transmiten su sistema de valores a sus hijos cuando pasan tiempo de calidad con ellos».
Si no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Ábrale las puertas de su corazón. No se arrepentirá. Es su mejor decisión.

Oración familiar:

“Amado Padre celestial, te damos gracias porque, a través de las Escrituras, nos muestras la enorme responsabilidad que tenemos con nuestros hijos, y también la necesidad de pasar tiempo con ellos. Reconocemos que, hasta el momento, quizá hemos sido negligentes y no les dedicamos el tiempo que se necesita. Permítenos ser sabios para aprender principios y valores que podamos sembrar en nuestros hijos. En tus manos quedamos este día. Amén”.

Una meta familiar para hoy:

Pediré a Dios sabiduría con el fin de que me enseñe de qué manera aprovechar mejor el tiempo con mi familia.

Fernando Alexis Jiménez
Pastor y maestro
www.mensajerodelapalabra.com

About redaccion

Check Also

Barreras, Arnold Enns

«Subieron pues al techo y abrieron un agujero y por allí bajaron al paralitico en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *