Home / Opinion / Decisión de vida o muerte… Venezuela, Yahshúa la Toráh viviente… Edson Contreras

Decisión de vida o muerte… Venezuela, Yahshúa la Toráh viviente… Edson Contreras

Amar a YHWH y a su Palabra contenida en la Toráh, es tomar la decisión (tomar la cruz) para hacer morir (negación). Al tomar la decisión (la cruz) y negarnos (hacer morir) mostramos amor y obediencia

48.000 personas que cumplen pena no reciben alimentación y las familias tienen prohibido llevar alimentos a los acusados / Foto referencial

Orando de madrugada como a la hora tercera, pedía me fuera dada palabra, y oí:
«…Toma tu cruz y sígueme…».
Y pregunté:
«¿Que es tomar la cruz?».
Y hubo esta respuesta para mí, más como voz del Altísimo y como venezolano por naturaleza, pero hecho hijo de YHWH Elyon y por linaje del Ruah/Espíritu pueblo santo de Yisrael, está palabra se extiende a toda la nación de VENEZUELA y al pueblo santo de Yisrael en esta nación:
Mateo 16:24, «Entonces Yahshúa dijo a sus talmidim/discípulos: ‘Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su» (‘cruz’ según RVR 1960); «estaca de ejecución y sígame constantemente».
A los creyentes de YHWH y de Yahshúa hay algo que en este tiempo profético que se vive, nos es necesario e indispensable saber para alcanzar la victoria.
Esto tiene que ver con el ejemplo que nos fue dado para testimonio y obra de nuestras vidas por Yahshúa Ha Mashiah nuestro Salvador.
1.- «Ir en pos»
Esto es «detrás de» y habla de alguien que va «después de».
Literalmente podemos decir que le seguimos pues vamos «detrás de» su testimonio, después que Él vino a morir y a resucitar por nosotros, y este hecho tiene una implicación, y es que como Él primero nos amó y vino por amor a nosotros, nosotros debemos «ir detrás de Él» por amor al saber esta verdad.
Pero hay un factor muy importante a tener en cuenta en el ir «detrás de Él» y es el hecho que nos refiere Yahshúa, y es la frase «el que quiera venir».
Aquí la situación está condicionada a la disposición en nuestro corazón a poder cubrir la expectativa de la orden dada por Yahshúa y que tiene que ver con la disposición a una vida de negación. Que es el segundo aspecto a considerar.

2.- Nieguese a sí
Esto nos habla del hecho mismo de tomar decisiones a favor del mensaje y enseñanza de Yahshúa sobre la base de la obediencia a lo que Él enseñó y vivió sujeto siempre la Toráh/Enseñanza e Instrucciones contenidas en su Palabra.
Esto implica reflexionar y con convicción tomar la decisión de apartar aquello que a la luz de las Escrituras no está acorde con el testimonio de vida que Yahshúa enseñó.
Cómo Él literalmente fue al madero a morir por amor a nosotros, para enseñarnos que la imposibilidad de cumplir la Toráh/Enseñanza, tiene su caída y muere justamente en el concepto de la obediencia y esta implica la negación a vivir aquello que la contradice, y de esto derivan tres elementos que encontramos en el testimonio de Yahshúa:

  • Estudio la Toráh/Enseñanza, para conocerla a fondo.
  • La guardó en su corazón, para tenerla presente.
  • La puso por obra, para producir resultados.

Hebreos 4:15. «Porque no tenemos un Kohen Gadol/Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, ya que Él fue tentado en todo, como nosotros lo somos ahora, con la única diferencia que El no pecó».
Esta palabra nos refiere que Él fue tentado en todo, lo que muestra su semejanza con nosotros, pero resalta la diferencia con nosotros, y es el hecho de que no pecó.
Y esta es la gran enseñanza y lo que lo hizo «La Toráh viviente», que Él se negó a sí mismo el pecar (1ª Juan 3:4. «Todo aquel que continúa pecando, está violando la Toráh; en verdad el pecado es trasgresión a la Toráh»); es decir, se negó a quebrantar la Toráh, con el fin de mostrar que negarse a sí mismo, es dejar de hacer según el deseo propio para hacer según el mandato de YHWH y de esto dan testimonio las Escrituras de Hebreos 4:15, cuando dice: «…con la única diferencia que Él no pecó».

Romanos 8: 6. «Teniendo nuestra mente controlada por la vieja naturaleza es muerte, pero tener nuestra mente controlada por el Ruah/Espíritu es vida y Shalom. 7. Porque la mente controlada por la vieja naturaleza es hostil a YAHWEH, porque no se somete a la Toráh de YAHWEH, en verdad, no puede. 8. Por lo tanto los que se identifican con su vieja naturaleza no pueden complacer a YAHWEH».
Todo esto compagina perfectamente con esta palabra, y es que cuando vivimos con una mente controlada y dominada por los deseos de la carne, vivimos para sí mismos y tomamos decisiones que llevan a muerte.
Lo cual encaja con el contexto de lo que Yahshúa viene hablando al pueblo de Yisrael, que el que quiera salvar su propia vida la destruirá (en el contexto de nuestro diario vivir es darle prioridad a vivir en la satisfacción carnal).
Si seguimos pensando y creemos que podemos seguir a Yahshúa, guardar la Toráh/Enseñanza de la palabra y agradar a YHWH siguiendo los deseos de la carne y la naturaleza humana, estoy caminando a destruir la única posibilidad cierta de vida plena y eterna que tengo.
Quedó evidenciado en el testimonio de Yahshúa, que el amor al Padre Eterno se manifiesta en la obediencia a sus mandamientos contenidos en la enseñanza de la Toráh dada a Moisés, la cual es la que contiene todo lo que YHWH ordena a los que son su pueblo, a los que le aman y saben a qué negarse y que seguir.
De aquí surge la necesidad de determinar como creyentes de YHWH en el camino a la santificación y la restauración, la manera en que vamos a dar cumplimiento a está su palabra.

3.- Tome su cruz (la estaca de ejecución)
Se nos ha enseñado que nuestra cruz son las personas y las circunstancias surgidas de nuestras interacciones, es decir todo lo que nos causa angustia, dolor, pesar, sufrimiento, etc. y que debemos cargar con eso siempre. ¿Es realmente esa la cruz que se nos dice cargar?
Debemos reflexionar y meditar en el contexto de lo que Yahshúa nos habla en Mateo 16:21-28 y esto nos lleva a Romanos 12: 1. «Entonces yo los exhorto, hermanos, a la vista de las misericordias de YAHWEH, que se ofrezcan a ustedes mismos como sacrificio viviente y apartados para YAHWEH. Esto le complacerá a Él, y es la lógica ‘adoración al Templo’ para ustedes. 2. En otras palabras, no se conformen a los patrones del olam hazeh/mundo presente. En cambio, permanezcan permitiendo que las mentes de ustedes mismos sean renovadas, para que así sepan lo que YAHWEH quiere y estaremos de acuerdo que lo que Él quiere es bueno, satisfactorio y capaz de triunfar».
Para poder entender que para hacer la voluntad del Padre Eterno debemos cambiar la manera de pensar en relación a lo que nos enseñaron en cuanto a nuestra verdadera libertad y lo que ella conlleva. Pues la libertad ganada en el madero es para sujeción a la palabra contenida en la Toráh entendida como lo que es, la enseñanza de YHWH para su pueblo.
Hablar de la «cruz», el madero de ejecución, es hablar del lugar donde se da muerte y donde se anula aquello que nos es contrario y que nos separa del Eterno.
En el madero Yahshúa pagó el precio de nuestro pecado y anuló el acta de divorcio expedida por el Padre Eterno a nosotros su pueblo, por causa de la rebeldía y desobediencia y que nos llevó a la dispersión.
En este orden de ideas y en miras a entender el proceso de restauración, nosotros debemos entender que como Yahshúa murió en el madero, así nosotros debemos hacer morir lo que nos separa y pone distancia entre el Padre Eterno y nosotros.
Entonces entendemos que la cruz del creyente es la «decisión», ese es el madero o cruz que debemos cargar a todas partes, y la negación es la muerte misma que ejecuta o da muerte a lo que nos separa de YHWH.
Es en este punto donde podemos entender que las circunstancias y las personas no son esa cruz que nos fue enseñada.  Por el contrario, ellas son el instrumento del Padre Eterno para que veamos y entendamos lo que debemos hacer morir.
Entonces entendemos cuantas cosas hay en nuestras vidas que no queremos cambiar, y no tomamos la decisión de hacerlas morir.
El odio, el rencor, el egoísmo, la mentira, la falta de perdón, la vanidad, la lujuria, etc., son aquellas cosas que nos llevan a pecar contra la Palabra de YHWH.
Necesitamos diariamente llevar estas cosas a la cruz de manera racional y con entendimiento para poder quitar todo tropiezo en el camino de la vida y conocer así lo que nos enseña Romanos 12:2, la buena, agradable y perfecta voluntad de YHWH, que, aunque no nos parezca es buena, satisfactoria y capaz de hacernos triunfar en el camino de nuestra fe y salvación.
Quiero finalizar con algo que hallé en la traducción Kadosh Israelita Mesiánica y que la diferencia de la Reina Valera, esta traduce así la parte final de Mateo 16:24 «…tome su estaca de ejecución (cruz) y sígame constantemente».
Esta palabra «constantemente» marca una gran diferencia en cuanto a lo que muchos creen, que al conocer y aceptar la palabra de la cruz, ya el cambio se da de manera automática. Y esto nos habla, por el contrario, de un proceso de perseverancia para alcanzar resultados permanentes y satisfactorios.
Leamos lo siguiente, estas dos porciones nos muestran cómo el ejemplo de Yahshúa nos da testimonio y ejemplo:
Apocalipsis 12:11. «Ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero, y por el mensaje de sus testimonios. Hasta cuando enfrentaban la muerte, no se aferraron a la vida» (esto nos habla del resultado futuro de nuestras decisiones presentes).
Filipenses 2:8. «se humilló a sí mismo todavía más, haciéndose obediente hasta la muerte; ¡y muerte en la estaca como un criminal!» (esto nos habla de las decisiones pasadas de Yahshúa que tienen aún implicación en nuestras vidas, su ejemplo a seguir).
Estas dos porciones nos hablan de constancia y de obediencia. Nos dan ejemplo de la enseñanza a seguir, sin aferrarnos a nada en la vida.
Amar a YHWH y a su Palabra contenida en la Toráh, es tomar la decisión (tomar la cruz) para hacer morir (negación).
Ya hemos visto la relación directa que hay implícita en el sacrificio del madero de Yahshúa, pues Él con ello evidenció amor y obediencia al Padre, que se transformó en resurrección y vida, y es su testimonio para nosotros.
Al tomar la decisión (la cruz) y negarnos (hacer morir) mostramos amor y obediencia.
Por tanto, la constante toma de decisiones a favor del Padre Eterno y el tener constantemente presente su Palabra (completa y sin mutilaciones), producirá fruto de vida de testimonio y de vida eterna.
Y dirán muchos en este punto:
«No es fácil».
Pero les digo, más difícil es si no se empieza, y el ejercitar los sentidos en el conocimiento del bien y del mal marca la diferencia en la madurez y el crecimiento de nosotros como creyentes y pueblo santo, Yisrael, los apartados para YHWH.
¡¡¡Decídete VENEZUELA es tu tiempo!!!

EYNT
Edson Contreras
Profeta

About Verdad y Vida

Check Also

La vanidad no ha muerto, Edson Contreras

“…Están llamando mi bendición a su vanidad en muchos lugares de la tierra. No han …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *