Home / Testimonios / De la pornografía a los pies de Cristo

De la pornografía a los pies de Cristo

(Agencias/ VyV – REDACCIÓN).-

Jenna Presley era su nombre artístico, si se puede considerar la pornografía como un arte. Muchos se refieren a este mundo como una industria, pero lo que la mayoría no entiende es que de esta mal llamada industria, se desprende un mundo de perversión, dolor, ataduras y esclavitud a las tinieblas.
Lo que comenzó como un inocente trabajo para ganar un dinero extra, se convirtió en una adicción inexplicable. Brittni Ruiz -su verdadero nombre- se inició en este mundo de la pornografía como una bailarina en un club en el año 2005 mientras estudiaba en la universidad.
Con tan sólo 18 años de edad, Brittni fue invitada a hacer una película pornográfica por dos hombres que la vieron bailar en el club. Como muchas otras mujeres que han pasado por la misma situación, la tentación por el dinero y la búsqueda del amor que no recibió en su infancia, pues venía de un hogar disfuncional, Ruiz aceptó la invitación.
Sin saber qué le esperaba, pero entre el escenario, maquillaje y demás novedades, se sintió a gusto. «Yo estaba buscando el amor en todos los lugares equivocados. Me sentí muy amada ese día, ese peluquero y maquilladora dijeron que yo era hermosa y que sería una estrella. En los primeros meses, se sentía bien», recordó Ruiz.
Los productores tomaron su rostro juvenil y explotan su imagen como una colegiala, con el objetivo de beneficiarse de las fantasías depravadas de los hombres que buscan las niñas más jóvenes. «Fue una completa perversión», reconoce Brittni.
De esta forma, Brittni llegó a trabajar hasta por 60 días sin interrupción, grabando más de  dos escenas de sexo por día. Jenna Presley hizo más de 100 películas y llegó a ser reconocida como una de las mejores actrices porno del mundo en el año 2010.

Encuentro con Cristo Jesús
Por siete años, Brittni estuvo sometida bajo la esclavitud a esta adicción, bajo la excusa de no saber qué más hacer para ganarse la vida. Pero era momento de un cambio en su vida. Dios tenía un plan para ella fuera de la pornografía.
Fue así como conoció a Rachel Collins, una misionera de Iglesia XXX (www.xxxchurch.com), un ministerio dedicado a la lucha contra la adicción a la pornografía. En una convención pornográfica oyó a Collins hablar sobre el amor de Dios y así obtuvo una Biblia, en cuya portada decía: «Jesús ama a las estrellas porno».
Por varios años se mantuvieron en contacto, pero a finales de 2012 Brittni se decidió y dio el paso de recibir a Jesús en su corazón como su único Señor y Salvador y abandonó por completo la «industria» de la pornografía, prostitución, drogas y alcohol.
El mensaje del Evangelio le mostró dónde encontrar el amor que estaba buscando durante tanto tiempo. «Yo odiaba lo que estaba haciendo, pero me preguntaba qué haría si me iba», recuerda. Sin embargo, una vez que tomó la decisión de seguir a Cristo, cambió de trabajo e ingresó a una compañía de limusinas. Aunque sus ingresos no eran ni remotamente similares, Brittni se sintió feliz con el cambio.
Muchas personas piensan que la esclavitud a las adicciones se limita a una de ellas en particular, pero la verdad es que una vez que las personas viven bajo adicción, su atadura los lleva a probar toda clase de drogas y a tener conductas autodestructivas y suicidas. Ruiz no fue la excepción. Ella también consumió todo tipo de drogas e intentó -en varias oportunidades- quitarse la vida.
«Descubrí que había vida para mí después de la pornografía donde hay drogas y prostitución», comentó la ex estrella porno, quien hoy, con la ayuda de Dios es libre de toda adicción.

Una nueva vida
Brittni, quien pasó muchos años sin ver ni conversar con sus padres, volvió a ponerse en contacto con ellos y ahora gozan de una relación maravillosa y estable. A través de su testimonio, toda la familia va a la iglesia junta. «Mi hermana decidió bautizarse y mi hermano hizo la oración de salvación después de hablar conmigo», agrega Ruiz.
Ahora Brittni comparte su testimonio pidiendo que las mujeres se valoren más, porque fueron creadas por Dios perfectas, tal y como son. De la misma forma, exhorta a las personas involucradas en el mundo de la pornografía a reconocer a Jesús como el único camino al Padre para poder transformar sus vidas.

Sobre el ministerio XXX Church
La adicción a la pornografía es una de las adicciones más difíciles de superar. La Iglesia XXX (XXX Church, en inglés) trabaja con esta adicción para ayudar a todas las personas que lo necesitan. Se enfocan en prevalecer a través de la conciencia, prevención y la recuperación.
Conciencia se traduce en el uso de las redes sociales y el internet para contar la historia que normalmente no se cuenta. Usando estas herramientas, las personas dejan saber el lado oscuro de la pornografía y lo que esta le causa al ser humano espiritualmente. De la misma manera, un equipo de misioneros viaja a las diferentes convenciones y eventos de pornografía, universidades, iglesias, centros comunitarios para crear conciencia sobre la verdadera naturaleza adictiva y destructiva de la pornografía.
En cuanto a la prevención, esta página web es una de las más reconocidas voces en el mundo sobre el problema que representa la pornografía. Esta ofrece herramientas, recursos y blogs para ayudar a prevenir que la pornografía se convierta en una fuerza destructiva en la vida de las personas.
Respecto a la recuperación, este ministerio está comprometido a ayudar a hombres y mujeres a superar adicciones sexuales y pornográficas para retomar el control de sus vidas. Esto lo hacen a través de la oración, talleres en línea (que son confidenciales entre los participantes) y la llenura del Espíritu Santo con la Palabra de Dios.
Así como Brittni Ruiz, muchas mujeres y hombres han sido esclavos de la pornografía y demás adicciones que el mundo ofrece y hoy son salvos del mundo de tinieblas. La luz del Señor siempre prevalecerá y todos aquellos que caminen en la luz deben buscar que esta «alumbre delante de todos, para que todos vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre, que está en los cielos» (Mateo 5:16, RVC).

Brittni Ruiz, en su papel de Jenna Presley, actriz porno
Brittni Ruiz en su papel de Jenna Presley, actriz porno
Portada Biblia “Jesús ama a las estrellas porno”
Portada Biblia “Jesús ama a las estrellas porno”

 

About redaccion

Check Also

Mujer testifica que fue libre del lesbianismo al aceptar a Jesús: “Soy nueva criatura”

“Estoy feliz de ser hija de Dios y libre de poder compartir mi historia y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *