Home / Testimonios / David Ricca, un verdadero sobreviviente en Dios

David Ricca, un verdadero sobreviviente en Dios

(Verdad y Vida – REDACCIÓN).-

David Ricca ha demostrado que Dios lo salvó de la muerte, no en una oportunidad sino en dos ocasiones. Este siervo del Señor, actualmente se desempeña como director de comunicaciones en la organización Teen Challenge, en Nueva Inglaterra, EE.UU, pero su papel fundamental está en ayudar a las personas con problemas de adicción y trastornos emocionales a encontrar su restauración a través de la Palabra de Dios.
David, estudió Finanzas y trabajaba en la compañía Morgan Stanley Smith Barney como asesor financiero. Su vida se centraba en trabajar y jugar fútbol. A pesar de que proviene de una familia cristiana, su llegada a los pies del Señor no fue sino hasta muchos años después al ser uno de los pocos sobrevivientes del ataque terrorista a las Torres Gemelas en Nueva York, EE.UU.
Ricca, se encontraba en la segunda torre y trabajaba en el piso 73. Recuerda que estaba trabajando y escuchó un estruendo, las luces se apagaron y escuchó cómo las personas comenzaban a gritar que salieran del edificio. Dentro de la duda y la incertidumbre de no saber lo que sucedía, David y sus compañeros de trabajo comenzaron a bajar por las escaleras del edificio.
Cuando se encontraban en el piso 30, el avión impactó la segunda torre, ocasionando que todos los que estaban en las escaleras se cayeran violentamente al suelo, se apagaran las luces y las oraciones comenzaran a subir al trono del Padre celestial. David comenta que comenzó a orar y a pedirle a Dios que le diera la oportunidad de volver a ver a su familia.
Una vez fuera de la torre, David y sus compañeros pudieron darse cuenta de lo que sucedía y pudo observar cómo se desplomaba el edificio del cual acababa de salir, veía personas desesperadas e impactadas, veía personas en el piso, humo, papeles y escombros por todas partes.
Una vez libre de todo ese ambiente, David supo que Dios lo había salvado de ese episodio de su vida, pero tanto horror lo llevó a someterse a un tratamiento prolongado a causa de un trastorno de estrés postraumático. Al mismo tiempo, Ricca comenzó a caer en un mundo de fiestas y alcohol, que a su parecer, lo ayudaban a mitigar el trauma del ataque terrorista.

Un nuevo camino con Dios
Sus padres, quienes son cristianos no paraban de orar y de clamar a Dios por la vida de su hijo, que realmente parecía haberse perdido al caer esas torres. Un día, David llegó a casa de sus padres y al entrar en su cuarto -que no había cambiado desde que era un niño- vio a su mamá postrada en el suelo orando, llorando y clamándole a Dios por la mejoría de su hijo.
Fue ahí cuando David, con el apoyo de su familia, ingresó a Teen Challenge, una compañía cristiana que se dedica a restaurar la vida de personas con problemas emocionales y de adicción bajo la dirección de Dios. Se mantuvo en su programa de rehabilitación por 15 meses y se graduó como un nuevo hombre de Dios, totalmente restaurado demostrando por segunda vez que el Todopoderoso lo salvó.
Al salir de Teen Challenge, David comenzó a estudiar Psicología, pues quería entender lo que le había sucedido para así ayudar a otros. Comenzó a trabajar en Teen Challenge como voluntario en el área de Relaciones Públicas y Medios, pero aún estaba a la espera de la respuesta de Dios, en conocer cuál era su propósito.
Tras una oferta de trabajo bastante atrayente, David tuvo que tomar la decisión de seguir adelante con una vida cómoda y sin propósito o escoger ayudar a los demás y encontrar ese propósito que Dios le tenía preparado desde antes de su nacimiento. Rechazó la oferta de trabajo en CBS Radio y comenzó a trabajar a tiempo completo en el ministerio Teen Challenge con el pastor Rodney Hart, presidente de Teen Challenge en Nueva Inglaterra, EE.UU.
Dios tiene un plan para todos sus hijos, el de David Ricca estaba dentro esta empresa de rehabilitación, servirle a través de Teen Challenge. Desde su restauración en Cristo Jesús, Ricca se ha presentado en diferentes lugares y ha participado en programas radiales hablando de su testimonio y sirviendo de ejemplo para todos aquellos que necesiten de la mano milagrosa de Dios en sus vidas.

Más sobre Ricca
David nació en Nueva Jersey, EE.UU, hace 36 años. Sus padres son argentinos pero han vivido en EE.UU por más de 40 años. Actualmente, David Ricca se congrega en la Iglesia de Teen Challenge, vive feliz, restaurado y sabe que sólo puede apoyarse en Dios, «Él es mi verdadero apoyo», dijo. Aparte de ser el director de comunicaciones de Teen Challenge en Nueva Inglaterra, también se desempeña como fundador y presidente de «Just Live Soccer» (Sólo vive el fútbol). David juega este deporte desde los cinco años de edad. Jugó en la universidad y también se ha desempeñado como entrenador. Esta empresa nació del amor que Ricca tiene por el fútbol y sabe que el deporte puede ayudar a los demás a seguir adelante en una vida sana y a relacionarse con todos.
«Mi vida cambió el 11 de septiembre de 2001. Prácticamente viví en el infierno teniendo una vida de fiestas. Cualquiera pensaría que un cambio no sería posible y realmente Dios tenía un plan trazado para mí. A través del ministerio Teen Challenge abrí mis ojos y mi corazón a Jesús. ¡Sí hay esperanza! No te sientas solo, pues hay una luz al final del túnel, no importa cuál sea la circunstancia por la que estés pasando», finalizó David.
Para conocer más sobre este ministerio y la labor de David Ricca, puede visitar: www.tcnewengland.org / justlivesoccer.wordpress.com

David Ricca junto a su madre, quien ha sido su gran apoyo y lo llevó a encontrarse con el Señor
David Ricca junto a su madre, quien ha sido su gran apoyo y lo llevó a encontrarse con el Señor
Ricca junto al pastor Rodney Hart, en las oficinas de Teen Challenge
Ricca junto al pastor Rodney Hart, en las oficinas de Teen Challenge

About redaccion

Check Also

Mujer testifica que fue libre del lesbianismo al aceptar a Jesús: “Soy nueva criatura”

“Estoy feliz de ser hija de Dios y libre de poder compartir mi historia y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *