Home / Destacadas / Daniel Rodríguez: Adorador y escritor internacional con sello venezolano

Daniel Rodríguez: Adorador y escritor internacional con sello venezolano

Su familia, país natal, iglesia Lakewood, sencillo ‘Clamamos a ti’ y el libro ‘Una vida de adoración en Cristo’, son los escenarios que pormenoriza este joven seguidor del Maestro

DANIEL RODRÍGUEZ: “He escrito canciones para Venezuela, tengo varias, no he tenido la oportunidad de grabar ninguna, hay una que me gusta mucho que si me gustaría grabar en algún momento, habla de Venezuela, tierra llena de esperanza y amor, menciona todas las virtudes de nuestro bello país”, admitió

(Ernesto González/ Verdad y Vida).-
(Twitter e Instagram: @ernestogr20)

Venezuela, nombre que suena en los noticieros con un énfasis político caótico, y no es que no lo sea, por otra parte la xenofobia exacerbada que sufren a diario nuestros compatriotas fuera de nuestras fronteras y el panorama es más extenso; sin embargo, trasladándonos al otro lado del escenario, encontramos el talento que suena con sello tricolor, ese que emigró, pero que expone trabajo, constancia, dedicación y, sobre todo, con muestra de gracia emanada del gran Yo Soy.
Daniel Rodríguez, es el connacional invitado en esta oportunidad por Verdad y Vida. Hablar de música que alaba y glorifica a YAHWEH con Rodríguez, es dirigirse a su corta edad en su natal Venezuela, siendo que a los 15 años fue cuando comenzó a ser líder del grupo de alabanza en su congregación de aquel entonces, labor que emprendió por 14 años consecutivos hasta que partió a EE.UU.

“Además de ser el director principal del equipo de alabanza, también fui Pastor de jóvenes, maestro de escuelas de formación y ordenado como profeta”, señaló Rodríguez.

COMIENZOS

“Desde pequeño mi mamá siempre me decía que le pertenecía al Señor y que Él me llamaría en algún momento, ya que sin conocer a Dios me consagró para Él si preservaba mi vida, luego de pasar por un riesgo de aborto espontáneo en sus primeros meses de embarazo, entonces crecí con esa referencia de mi mamá, aunque ella no pertenecía a ninguna iglesia”, expuso.
“A los 13 años de edad confesé a Jesús como mi Señor y Salvador, fue como si literalmente el Señor me estaba invitando a servir y disfrutar de su propósito, busqué una congregación cristiana, en ese entonces tenía 14 años y me involucré en la iglesia desde esa edad en la música, intercesión y grupos celulares. Luego de un año de pertenecer activamente en la iglesia, el pastor principal me dijo que había estado orando por un Director para el equipo de alabanza y me preguntó si me sentía preparado, le dije que no, pero si el Señor quería estaba dispuesto. Fue así como a la edad de 15 años comencé a dirigir al equipo de alabanza de la congregación», reveló.
Bajo este ángulo musical, enumera toda la labor para Cristo en su amada Venezuela, siendo capacitado en otros ministerios eclesiásticos.
“Principalmente tocaba el piano y cantaba simultáneamente. En todos esos años (2003-2017), serví incansablemente, todo siempre ha sido por amor a mi Señor y Salvador. Además de ser el Director principal del equipo de alabanza, también fui Pastor de jóvenes, Maestro de escuelas de formación y ordenado como profeta. Participé en dos producciones musicales del equipo de alabanza, escribí decenas de canciones, viajé a ministrar en otras congregaciones dentro y fuera de Venezuela”.

Estaba en mi trabajo y recibí una llamada del pastor Danilo Montero, invitándome personalmente a ser parte del equipo en las noches de adoración, y la primera canción que ministré junto a él fue “Hay momentos”. ¡Dios es tan maravilloso, todo ha sido un gran regalo!

LLEGADA A LAKEWOOD

Luego de una larga trayectoria en su país natal, se enfrenta a la gran decisión de abandonarla e ir fuera de nuestras fronteras con el mismo norte filarmónico, siendo la iglesia Lakewood donde por “regalo de Dios”, actualmente se desempeña como líder de adoración en esta congregación de gran trayectoria.
“En agosto del 2017 llegué a los Estados Unidos después de haber orado juntos como familia por eso, el Señor me había dirigido a hacerlo. No fue fácil la decisión de dejar la congregación donde serví por tantos años, pero Dios estaba guiándome a algo nuevo, completamente desconocido, pero confiando siempre en sus planes perfectos”.
“Desde el primer día que llegué, vi cómo Dios abrió las puertas, las condiciones se fueron dando, un par de meses mi esposa e hijos fuimos al primer servicio del año 2018 de la iglesia Lakewood. Siempre seguí la iglesia desde Venezuela y siempre hemos tenido una profunda admiración por Lakewood, es una congregación con una profunda y hermosa visión con gente extraordinaria. Cuando entramos y estuvimos en el servicio, no podíamos parar de llorar. Sentimos el llamado del Señor a servir allí, aunque no conocíamos a nadie y nadie nos conocía”.
“Así pasaron algunos meses, hasta que se abrió la oportunidad de ser parte del equipo de voluntarios en el coro a mediados del 2018. Ese año participé en el concierto navideño, junto al coro, mis niños participaron leyendo un versículo en el servicio especial de Navidad, realmente era el Señor añadiéndonos gracia como familia. ¡Todo ha sido por su favor y gracia!, comencé a servir en reuniones de equipo para ayudarlos a tocar el piano, y me invitaron a dirigir la alabanza en el servicio de navidad de LYA (Ministerio de jóvenes en español)”.
“En enero del 2019, comenzaban las noches de adoración y fue allí la primera vez que me invitaron a ser parte del equipo principal. Estaba en mi trabajo y recibí una llamada del pastor Danilo Montero, invitándome personalmente a ser parte del equipo en las noches de adoración y la primera canción que ministré junto a él fue “Hay momentos”. ¡Dios es tan maravilloso, todo ha sido un gran regalo!”.
“Luego comencé a ministrar regularmente en los servicios, reuniones de equipos, encuentros, dirigiendo a la iglesia en alabanza y adoración. Realmente todo ha sido un gran regalo de Dios para nuestras vidas. El proceso muchos quizás lo pueden ver como rápido, pero para mí personalmente ha llevado años, he dirigido a la iglesia en la alabanza y adoración desde que tengo 15 años”.
“Pertenecer al equipo de Lakewood para nosotros ha sido un gran regalo y bendición, el ser parte de una familia de diferentes culturas y nacionalidades, el conocer personas tan especiales que nos hacen crecer en la fe y estar rodeados de cantantes y músicos tan talentosos definitivamente es ir a otro nivel. Sinceramente, lo que más nos ha impactado es la humildad que refleja cada uno. Tienen todo para pretender, pero la verdad es que son las personas más humildes que he conocido en mi vida”.
“Trabajar al lado de nuestro pastor, Danilo Montero, es una gran bendición y privilegio. De verdad él es una persona tan humana, humilde y sencilla. Refleja y modela el amor del Señor, es un ejemplo viviente a seguir”.

‘CLAMAMOS A TI’, SENCILLO PROMOCIONAL

Es su más reciente producción musical, describiéndola como un canto para estos tiempos pandémicos, donde el reino y la voluntad de Dios, sobresalen ante toda circunstancia.
‘Clamamos a ti’ la escribí justo un tiempo antes de venir a Estados Unidos, es un canto para las naciones en este tiempo, por eso decidí grabarla como primer sencillo, porque en medio de las injusticias y los sistemas de este mundo, tenemos un Dios que es un juez justo y si clamamos a Él insistentemente como iglesia, vamos a ver respuestas aceleradas a nuestras oraciones. Por encima de lo que pase en las naciones, Dios siempre manifiesta su reino y su voluntad se cumple”.

Una adoración genuina al Padre es aquella que lo entrega todo y no se reserva nada, es como esa mujer que derramó el perfume de nardo puro a los pies de Jesús.

AUTOR DE “UNA VIDA DE ADORACIÓN EN CRISTO”

Daniel Rodríguez, quien también se destaca en las letras, es el autor de ‘Una vida de adoración en Cristo’, indicándonos que este libro suele ser usado como un manual para el ministerio de alabanza en diversas congregaciones.
“Es un libro escrito para toda iglesia que desea expresar una vida de adoración en espíritu y en verdad. Puede ser un manual para equipos de alabanza, porque hay muchos conceptos y estudios para capacitar y formar a quienes desempeñan una función ministerial en la música o el canto. Una adoración genuina al Padre es aquella que lo entrega todo y no se reserva nada, es como esa mujer que derramó el perfume de nardo puro a los pies de Jesús. También es fluir y manifestar esa vida espiritual donde Cristo es la fuente que salta para vida eterna, y que al momento de cantar, ministrar y adorarlo sea manifestado», puntualizó.

Redes Sociales
Facebook: Daniel Rodriguez
Instagram: @danielrodriguezlife
YouTube: Daniel Rodríguez

 

 

About Verdad y Vida

Check Also

Cristianos en una aldea india golpeados, obligados a reconvertirse a las religiones tribales

La persecución tiene lugar en medio de la campaña de grupos hindúes radicales para evitar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *