Home / Destacadas / Cristo y la promesa del Arrebatamiento

Cristo y la promesa del Arrebatamiento

Cristo prometió el Arrebatamiento para su Amada Iglesia, y lo más excepcional y hermoso, es que la Biblia nos dice con claridad que Dios no es Padre de mentiras para mentirle al mundo. Esto me recuerda que yo nunca uso la palabra “prometo”, porque para mí es una Palabra que si la digo debo de cumplirla, aunque muchas veces he fallado y por tal razón la he omitido de mi vocabulario, pero lo más sorprendente es que Cristo prometió librarnos de una serie de sucesos que vendrían al mundo, y en efecto, esta promesa sigue vigente.
Cuando tú conoces del amor de Dios, y sabes que Dios tiene un plan y un propósito maravilloso para tu vida, nunca de los nunca, querrás soltarte de su mano, y dentro del plan de Dios, está también que tú como parte del cuerpo de Cristo, bíblicamente alcanzarás la misericordia de Dios para tu vida, y de ser posible para toda tu familia, que también ha reconocido a Cristo como su Salvador personal.

La advertencia de Cristo antes del Arrebatamiento
Uno de los versos bíblicos más emblemáticos para nosotros la iglesia de Cristo, y que debería de ser parte de nuestra inspiración en nuestro diario vivir, es que Cristo nos ofreció varias instrucciones, pero la instrucción que yo considero una de las más importantes para analizarla es la Palabra en Lucas 21:34-36, en donde claramente el Señor nos afirma lo primero:
«Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día» (Lucas 21:34).
Aquí claramente, nosotros podemos notar algo en esta instrucción, y Cristo nos dice que “nuestros corazones” no sean cargados con la “glotonería”, y menos de “embriaguez”, es decir, está dedicado a una persona que abandona su fe, para ir tras los bienes materiales y los afanes de la vida, que son beber y comer, y están afanados por el día de mañana, es decir, es una persona con conocimiento de Dios, que se enfoca completamente en el materialismo del mundo.
La instrucción advierte que estas personas que practican tales cosas, pueden ser candidatos perfectos a ser dejados atrás, pero no mal interpretemos esto, aquí no se está hablando de que las personas no trabajen, se habla de una persona, que se embriaga, una persona que ama la vida, ama el comer bien, y le gusta disfrutar su diario vivir deleitándose en todo lo que el mundo ofrece, pero ha omitido a Dios, es decir, que no le interesa estar a cuentas con Dios.
Entonces Cristo nos dice: “Mirad por vosotros mismos”, esto quiere decir, que aún nosotros mismos, debemos de procurar no caer en las situaciones que se describen en el verso bíblico, y esto es debido a que hay mucho pueblo de Dios, que ha cedido a estas tentaciones, y esto viene a causar una separación entre nuestro espíritu y el Espíritu Santo, quien nos dirige hacia toda verdad, y además, esto viene a causar que quienes se afanan por la vida queden fuera de la promesa. Pero mi intención es que hoy puedas recapacitar si te encuentras en alguna situación como las que se han mencionado, para que puedas prepararte hoy mismo, ahora que Dios te llama con lazos de amor y de misericordia.
Como puedes darte cuenta, Cristo en su amor y su misericordia, aún le hace estas advertencias a todos aquellos que quieren ser parte de la promesa gloriosa de ser arrebatados.

La Gran Tribulación “Aquel día”
Cristo nos hace ver dos situaciones respecto a las palabras “Aquel día”, y estas Palabras se encuentra además en el libro de Joel, en donde se habla sobre “el día grande y espantoso del Señor” (Joel 2:31); conocemos que será La Gran Tribulación que viene al mundo, y hace alusión a “Aquel día”. Una vez suceda el Arrebatamiento, Cristo nos afirma lo siguiente:
«Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra» (Lucas 21:35).
Un lazo: Notemos que en esta palabra se nos describe lo que sucederá tras la partida de la Iglesia de Cristo. Usualmente cuando tú tienes un lazo en tus manos, este sirve para hacer nudos o para amarrar algo fuertemente y apretarlo, y esto es precisamente lo que Cristo dice.
Es interesante que durante la Gran Tribulación conforme avancen los días, varios juicios de Dios irán siendo cada vez más fuertes, como un lazo, irá apretando cada día más al mundo, hasta que finalmente venga la paz mundial, mediante la Segunda Venida de Cristo a tierra, recuerda que los días serán acortados durante la Gran Tribulación, serán más cortos.
Entonces, la Palabra de Dios nos dice que “aquel día” vendrá sobre “toda la tierra”, y debemos de reconocer que todo esto que viene, es lo que la humanidad causó en el mundo, tras aborrecer el nombre de Dios, y vivir una vida llena de placeres y de lujos, “creyendo que el mundo no tiene leyes celestiales”, las cuales están en la Palabra de Dios.
«Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre» (Lucas 21:36).
Anteriormente compartí un tema titulado “Velando y Orando en todo tiempo” (https://laultimageneracion.com/velando-y-orando/), en donde puedes obtener varios detalles de suma importancia para mantenerte despierto o despierta espiritualmente, y puedas obtener esa dignidad de «sscapar», de todos «los juicios de Dios» que se aproximan a la tierra.
Sin embargo, la promesa que Cristo ofrece en su Palabra es la de “escapar”, esta palabra viene de varias palabras, una de ellas es “malat” que es «escapar, escabullirse», y otra de las palabras es “ekfeugo”, que es “huir fuera de un lugar, o huir de los juicios de Dios”, tal como lo describe el Diccionario Bíblico. “Escapar” es otro de los nombres que recibe el Arrebatamiento, de hecho el Arrebatamiento también se le conoce como “repentino”, “evento por la noche”, “como ladrón en la noche”, y otra serie de palabras que la Biblia describe, y el problema es que no todos lo ven, puesto que este evento número 1, tiene que verse espiritualmente, si una persona está en doctrinas o religiones erróneas, no podrá verle, sus ojos estarán velados.
Entonces Cristo ofrece una promesa a los que nos mantengamos fieles a su Palabra, y esta promesa es la de “escapar”, por eso en una ocasión una persona dijo: “Ustedes son los grandes escapistas”, y realmente ¡lo somos porque Cristo lo afirmó!

El Arrebatamiento y la oposición
Sabemos que el enemigo es especialista en robarle la fe a las personas, incluso no quiere que nadie proceda en arrepentimiento para salir de lo que viene al mundo. Pero algo que tú debes de tomar en cuenta es que la fuente principal de la Vida Eterna, Cristo Jesús, es quien promete librarnos de “Aquel día”, yo me pregunté varias veces, cómo muchos seres humanos “tienen la osadía de refutar a Cristo mismo”, entonces tengo algunas teorías que con el tiempo trajeron paz a mi corazón.
> Quién refuta el gran “escape” que es “El arrebatamiento”, ya que es la única vía que la Biblia enseña para salir de los juicios de Dios, no hay otra vía, entonces quien refuta esto considero que “la luz del evangelio de Cristo” aún no le ha nacido en su vida, está lejos de la verdad bíblica tristemente.
> Además, puede ser alguien que pertenece a algún grupo sectario, en donde definitivamente el Espíritu Santo brilla por su ausencia, y quien les instruye son las palabras de hombres, no la Palabra de Dios iluminada mediante el poder de su Santo Espíritu.
> Es probable que algunos no creen en el Arrebatamiento, porque tienen marginados al Espíritu Santo, es decir, no creen en su poder ni en los dones que siguen operando en la vida de cada creyente hasta la fecha, tienen contristado al Espíritu de Dios.
> Además, una persona que no camina en santidad, tampoco puede creer en este evento, porque la santidad viene mediante la búsqueda de la Palabra de Dios, mediante el reconocimiento de Cristo en nuestros corazones, y sobre todo mediante la comunión directa con el Padre por medio de Cristo. Entonces prefieren mentalizarse que “este evento no es real”, y de esa manera el enemigo les gana ventaja, para que al final queden fuera de la promesa.
Pero hoy en día la misericordia de Dios está abriendo los ojos de millares de personas, Dios está derramando de su Espíritu sobre toda carne, para que todos tengan testimonio de que su Palabra es fiel y verdadera.
Nosotros como iglesia de Cristo, cumplimos en advertirte mediante la Palabra de Dios, puesto que fuimos llamados para ser Sal y la Luz de este mundo. Pero pronto querido lector, querido amigo y amiga, la Esposa de Cristo saldrá del mundo para encontrarnos con nuestro gran amor y nuestro redentor Cristo Jesús en las nubes, y deseo que tú también formes parte de este glorioso evento.
Mi querido continente América, ha tenido una gran bendición al tener a grandes siervos de Dios que ya partieron de este mundo, y predicaron incansablemente sobre este extraordinario evento, muchos están ya apercibidos y muchos están conscientes, y esto es lo que importa en realidad.
«Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras» (1ª Tesalonicenses 4:18).
ED

No olvides las palabras de Cristo, recuerda mantenerte velando y orando para esperar este glorioso evento, el arrebatamiento se acerca, y espero conocerte allá arriba. ¡Apercíbete hoy mismo!

www.laultimageneracion.com

About Verdad y Vida

Check Also

Apousía y Parousía, Eduardo Padrón

Parousía es presencia y apousía ausencia. En el buen sentido hay una apousía de Cristo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *