domingo , octubre 21 2018
Home / Destacadas / Crisis afecta severamente a la Iglesia venezolana

Crisis afecta severamente a la Iglesia venezolana

(Verdad y Vida – Redacción).-

La Iglesia de Jesucristo en Venezuela, como organismo espiritual conformado por individuos y familias, no escapa ante la grave crisis que afecta a nuestra nación. Tanto estructural como socialmente las iglesias vienen sufriendo los embates de la situación imperante.
En los bancos de las congregaciones se sienta gente que está padeciendo los problemas humanitarios que sumen a Venezuela en una catástrofe de dimensiones todavía incalculables. El hambre y la desnutrición se ve en la muchos cristianos que con crecientes dificultades asisten cada semana a sus iglesias.
La falta de efectivo, la reducción drástica de las unidades de transporte, el agua y la electricidad que también hacen lo suyo por lo irregular de ambos servicios, hacen que se sienta la merma de asistentes a las congregaciones.
Por su parte, la iglesia institucional viene sufriendo por la migración de muchos de sus miembros, la mayoría de ellos comprometidos con el servicio en diferentes áreas de la obra de Cristo. De esto no escapan ni los ministros del Evangelio, pues muchos de los hijos de pastores y apóstoles han debido emigrar en busca de lo que por ahora Venezuela no les ofrece.
Igualmente la falta de una política de atención estatal, contemplada en la Constitución Nacional pero incumplida, ha hecho cuesta arriba para que las congregaciones puedan adquirir terrenos y construir sus templos y sedes administrativas. Aunado a que está cuesta arriba recibir ayuda en divisa extranjera por las complicaciones que el Estado le ha impuesto a la población y, por ende, a las iglesias.
Muchas son las organizaciones cristianas internacionales que han querido ayudar enviando medicinas y alimentos en grandes cantidades para ser distribuidos entre la población más desposeída, pero al no aceptarse la ayuda humanitaria, y debido a lo que le sucedió el pasado año a la organización Cáritas a quien se le decomisó una inmensa cantidad de medicinas, nadie se atreve a correr riesgos.
Pero el problema más grave que se observa entre los cristianos que hacen vida activa en Venezuela es la indetenible inflación, que no solo se ha comido el ingreso de las familias, sino que ha afectado la labor social y espiritual de las iglesias cristianas que se sostienen únicamente con los aportes voluntarios de sus miembros, quienes a pesar de ello vienen haciendo grandes esfuerzos por mitigar la necesidad del prójimo ayudándoles con alimentos y medicinas hasta donde les ha sido posible.
La Iglesia de Cristo, como la mayoría de los venezolanos, está exigiendo al gobierno nacional que tome las medidas económicas necesarias y abra un canal humanitario, antes de que se sigan perdiendo muchas vidas más, pero, sobre todo, antes de que haya una irrupción popular porque la población no soporta más esta severa crisis.
No olviden que Dios está oyendo el clamor del pueblo y las oraciones de la Iglesia y pronto ha de actuar en consecuencia. El Señor es un Dios de justicia y cada quien ha de comparecer ante Él algún día no muy lejano.◄

About redaccion

Check Also

Celebran Día de la Biblia en varios municipios de Yaracuy

(Helen Stojilkowic – Verdad y Vida).- Miembros de la Confraternidad de Pastores del Área Metropolitana …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *