Home / Palabras del Director / Cr-ISIS terrorista mundial

Cr-ISIS terrorista mundial

Cristianos perseguidos, masacrados y degollados; niños asesinados a sangre fría; un avión comercial ruso es estallado en pleno vuelo sobre el Sinaí matando a sus 224 ocupantes; el Líbano atacado con dos bombas dejando varias docenas de muertos y heridos; París atacada por seis frentes diferentes de manera simultánea dejando 129 muertos y más de 300 heridos; y al cierre, un atentado terrorista en un hotel de Egipto deja 7 muertos. Estos son las trágicas y recientes cifras del terrorismo mundial.
La solución de los países afectados: seguir atacando las bases terroristas en Siria e Irak; pero, ¿y los terroristas activos en África, Palestina, Egipto, Líbano, Israel y el resto del mundo? Es evidente que estamos ante una cr-ISIS terrorista mundial, facilitada por el constante éxodo que la misma ha venido generando.
Ante esto, el Consejo de Seguridad de la ONU oficializó este miércoles 18 de noviembre el inicio de la coalición internacional, después que Francia, Rusia, EE. UU, Alemania, Irán, Irak y Siria declararan la guerra contra del Daesh (ISIS), y de acuerdo a sus estatutos, se necesita que cinco países o más estén en coalición para que sea considerada una Guerra Mundial, en esta ocasión hay siete, por lo que este Consejo declaró el comienzo oficial de la tercera guerra mundial.
Años atrás era impensable que una guerra mundial pudiera generarse por causa del terrorismo, sin embargo, la cr-isis terrorista empuja a las naciones del mundo a unirse en contra de estos grupos fundamentalistas islámicos. Pero de ahí a declararla una «Guerra Mundial», en el más amplio sentido de la palabra, es temerario, por mucho que lo digan los estatutos del Consejo de Seguridad de la ONU; estamos ante un grupo de asesinos y forajidos fundamentalistas religiosos que usan las sombras para atacar a las naciones y asesinar a inocentes, mayormente cristianos, mujeres y hasta niños. Son gente poseída por demonios, pues solo alguien poseído por entes espirituales de maldad puede asesinar a bebés y niños, tal como lo hicieran Faraón, Herodes y Hitler.

Cristo versus el fundamentalismo islámico
En días pasados el Daesh emitió un comunicado y volvió a amenazar a Occidente al asegurar que «destruiremos su cruz y tomaremos Roma». «Les hemos advertido que hoy estamos en una nueva era, en la que el EI reinará en el mundo, sus soldados y sus hijos no son esclavos. Somos personas que desde hace tiempo no conocen la derrota», aseguraron. «Conquistaremos Roma, romperemos sus cruces y esclavizaremos a sus mujeres, con el permiso de Alá, el elevado», remataron.
Esto ya lo habíamos escuchado en otros tiempos de la historia, no es la primera ni será la última amenaza de los fundamentalistas islámicos en contra del cristianismo. Debemos aclarar que Roma no es la base del cristianismo, sino del catolicismo; el «cristianismo nominal» no es cristianismo bíblico, los cristianos estamos a lo largo y ancho del planeta y ninguna facción anticristiana podrá jamás destruir el poder alcanzado por Jesús en la cruz, que ha sanado y salvado a millones desde hace más de 2000 años a la fecha; ni siquiera martirizándonos podrán frenar lo establecido por Cristo, nadie jamás lo ha podido hacer a lo largo de la historia.
Una cosa es destruir sedes y cruces físicas, y otra muy diferente es acabar con el Reino que Jesucristo vino a establecer en la tierra a través del amor, el perdón y la sanidad. Odiar, atacar y asesinar es una muestra clara que los de Isis sí son esclavos, esclavos del pecado y del diablo. «Jesús les respondió: De cierto, de cierto les digo, que todo aquel que comete pecado, esclavo es del pecado. Y el esclavo no se queda en la casa para siempre; el hijo sí se queda para siempre. Así que, si el Hijo los liberta, serán verdaderamente libres… Ustedes son de su padre el diablo, y quieren cumplir con los deseos de su padre, quien desde el principio ha sido un homicida. No se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de lo que le es propio; porque es mentiroso y padre de la mentira» (Juan 8:34-36,44. Énfasis añadido).
Ante la Cr-isis terrorista mundial, sólo hay una solución: aceptar a Jesucristo como nuestro único Señor y Salvador, y orar; lo demás es inminente que pase, «ustedes oirán hablar de guerras y de rumores de guerras; pero no se angustien, porque es necesario que todo esto suceda; pero aún no será el fin… Todo esto será sólo el comienzo de los dolores… Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin» (Mateo 24:6,8,14).

director@verdadyvida.org

@georgesdoumat

About redaccion

Check Also

Cambio de sexo, ¿jugando a ser Dios?

La industria médica y farmacológica vinculada al pecado está cada día más incipiente. Ya no …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *