Home / Opinion / Comida para las águilas: Saca fuerzas de tu debilidad

Comida para las águilas: Saca fuerzas de tu debilidad

Los hijos de Coré cantaban con entendimiento teológico y revelación sobre cómo el Eterno es la fuente de fortaleza para los que en él confían: «Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, en cuyo corazón están tus caminos. Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente, cuando la lluvia llena los estanques. Irán de poder en poder; verán a Dios en Sion» (Salmo 84:5-7).El término prueba desde la lengua hebrea es; «extraer lo mejor de ti» y la imagen verbal es cuando la aceituna está en el proceso de ser machacada para ser extraído el aceite virgen de la oliva.En el camino de la vida, como individuos, familias, iglesias y naciones hemos pasado y pasaremos por momentos no muy gratos. Es allí donde la Biblia nos trae historias que nos motivan a la fe y a la esperanza sabiendo que el Eterno está en control y lo que aparentemente es para mal, nuestro Padre lo transformará para bien. Por tanto, cuando estamos en la zona de debilidad es nuestro punto de mayor fortaleza, aprendizaje y conocimiento de Dios, de nosotros y aún del enemigo. Releamos a Pablo y su aguijón:«Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte» (2ª Corintios 12:10).

Principios de fortaleza interior

• Dios te da nuevas fuerzas (Isaías 40:30-31).

• Tu lenguaje debe ser de fortaleza; «Diga el débil fuerte soy» (Joel 3:10).

• De la dificultad que más te debilita sacarás tu mayor fortaleza. Dios será glorificado en tu vida. Saca fuerza de tu debilidad (Hebreo 11:34).

• Si llegas a tu máxima resistencia y te sientes agotado(a). Dios da fuerzas al que no tiene ningunas (Isaías 40:29).

• Cuando estoy débil, es mi  mejor punto de fortaleza dependiendo del Eterno (2ª Corintios 12:10).

• Fe y esperanza en medio del dolor (1ª Pedro 1:6-7).En el viejo pacto, David cantaba: «Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?» (Salmo 27:1). El apóstol Pablo encontró la fuente de su energía interior en Cristo: «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece» (Filipenses 4:13).

• Hoy Dios te da fuerza para concebir visiones y sueños y fuerza para hacerlos una realidad tangible (Hebreos 11:11).

• Pablo reitera en que busquemos a Dios en oración y nos  ordena a ser fortalecidos en Cristo: «Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo» (Efesios 6:10-11).No hay razón que justifique vivir en debilidad, frustración y ser retenidos en la zona de la desesperanza. Todo apunta a que nuestras fuerzas provienen de Dios y la gran noticia es que prevaleceremos.

Ana, la madre de Samuel, expresó en su magnificat, «nadie será fuerte en sus propias fuerzas», ella lo vivió. Su vida y milagro nos motiva a poner todas nuestras fuerzas en el Eterno Dios. «Ánimo, Elías; toma agua de la vasija y come pan y levántate porque largo camino te resta». Todavía no has terminado tu carrera. Toma aire y sigue avanzando. La fuerzas del Eterno están contigo. Te bendigo con ánimo y fortaleza.

Luis Tovar
Apóstol
apostoltovarluis@hotmail.com

About redaccion

Check Also

La casa de los impíos, Harold Paredes Olivo

Los impíos de la tierra serán asolados y todo el oro robado, lo que destruyeron, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *