Home / Internacionales / Católicos amenazan de muerte a evangélicos en Oaxaca

Católicos amenazan de muerte a evangélicos en Oaxaca

(Protestante Digital/ VyV – OAXACA).-

La situación de petición de auxilio por la permanente actitud de intolerancia religiosa que se vive en varias comunidades de Oaxaca, México ha aumentado hasta límites insostenibles en la población de San Juan Ozolotepec porque las propias autoridades municipales han ordenado que se les cierren los servicios.
La historia viene de antiguo, al no participar los evangélicos en los pagos de las festividades católicas. Las actuales autoridades municipales mantienen esta misma postura y argumentan que, «por acuerdo del cabildo, se tiene que negar la sepultura a toda persona que profesa una religión distinta a la católica».
El periodista Oscar Moha cuenta que la comunidad evangélica de San Juan Ozolotepec (municipio de Miahuatlán, Oaxaca) enfrenta persecución religiosa por parte del alcalde de la localidad, Pedro Cruz González, que -además de azuzar al pueblo en su contra- les amenazó con «quemarlos» o sacarlos del pueblo de forma violenta.
El grupo de evangélicos de la Iglesia Cristiana Independiente Pentecostés «Getsemaní» está compuesto por aproximadamente 100 personas, entre ellos hay 18 menores de edad, uno de los cuales ya fue expulsado de la escuela secundaria, porque sus compañeros lo han agredido a causa de su fe.
Los evangélicos de la zona denuncian que no tienen derechos en la comunidad, ni acceso a programas sociales. Les impiden trabajar sus tierras, e incluso la autoridad municipal está planeando la expulsión de todos los evangélicos con el argumento de que no realizan labores comunitarias (relacionadas con el catolicismo), por lo que «deben ser expulsados conforme al estatuto comunal». También se les ha prohibido la construcción de un templo.
Los evangélicos temen que en cualquier momento se desaten hechos de sangre y situaciones violentas por el hostigamiento y la violación a sus garantías, como la libertad de creencia y de culto religioso. «Tenemos miedo hermano, porque ya han pasado cosas desagradables y ahora nos quieren hasta quemar», dice el pastor Leopoldo Alonso Silva, de Getsemaní.
El director de asuntos religiosos del Gobierno de Oaxaca, Francisco Zavaleta Rojas, ha dicho que la solución mejor a su juicio es que paguen la multa de 7 mil pesos que les están imponiendo por no ser católicos para quitarse de encima los problemas, mientras que el director de asuntos religiosos de Gobernación, Arturo Manuel Díaz León, continúa diciendo que en México «no hay intolerancia religiosa».
«Este caso se une a otros cinco en los que se manifiesta intolerancia religiosa hacia evangélicos en Hidalgo, Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Michoacán», denuncia Oscar Moha.

About redaccion

Check Also

Más del 52 % de los israelíes no aceptaría ser vacunado contra el COVID-19

La encuesta encontró que solo el 21 % estarían de acuerdo en ser vacunados durante …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *