Home / Destacadas / Bolivia finalmente otorga a los evangélicos los mismos derechos que los católicos

Bolivia finalmente otorga a los evangélicos los mismos derechos que los católicos

(ML – Christianity Today).-

Meses después de que Evo Morales criminalizara el proselitismo, antes de revertir rápidamente el rumbo, el presidente boliviano se acercó a los cristianos para ayudar a redactar leyes para reconocer a las iglesias e instituciones evangélicas. Durante Semana Santa, lo hizo oficial.
«Con esta ley, todas las iglesias tienen los mismos derechos», dijo Morales. «Hay igualdad. No hay ni una iglesia primaria ni una secundaria ni una iglesia subterránea como antes. Ahora es un esfuerzo de equipo y lucha».
Munir Chiquie, presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia (ANDEB), llamó a la ley «un salto cualitativo en el desarrollo y la comprensión de esta libertad fundamental que es inseparable de las libertades de adoración, conciencia y pensamiento».
«Hoy es un día de celebración, es un día histórico», dijo Alberto Salcedo Peñaloza, quien pastorea la Iglesia Ekklesia, una mega iglesia en La Paz que publicó un boletín sobre las buenas noticias. «Ahora hay plena libertad de conciencia, tenemos derechos y también obligaciones, por lo que en esta querida Bolivia podemos servir, apoyar y seguir adelante».
Antes de que se convirtiera en ley, un grupo evangélico diferente, la Asociación de Iglesias Unidas de La Paz, se quejó de que el proyecto no distinguía a las iglesias de manera significativa de las ONG y atacaba a ANDEB «como un grupo minoritario de asociaciones, entre estas ONG y cimientos».
La constitución con 10 años en Bolivia declara una separación entre la Iglesia y el Estado y estableció al país como un Estado secular. Pero el gobierno había tardado años en enumerar los derechos ofrecidos a las minorías religiosas como los protestantes y los seguidores de las creencias indígenas del país. La nueva legislación facilitará a los evangélicos y las religiones indígenas del país establecer un reconocimiento legal.
Estos derechos legales también permitirán que el gobierno regule y aplique impuestos a los grupos, dijo Lino Cárdenas, presidente del Comité Constitucional de la Cámara de Diputados de Bolivia.
«Las iglesias tienen todo el derecho de profesar la fe, pero también tienen obligaciones ante el estado, que debe regularlas para garantizar que la población no sea engañada», dijo.
Si bien los católicos en general apoyaron la legislación, los obispos católicos bolivianos declararon que estaban «decepcionados de que la ley de libertad religiosa no haya llegado a un reconocimiento explícito del derecho a la objeción de conciencia».
Los evangélicos bolivianos han tenido una relación tumultuosa con Morales. En 2006, fue elegido presidente con la promesa de una mayor libertad religiosa. Como el primer indígena andino en ser elegido democráticamente presidente de Bolivia, abolió la dominación histórica de la Iglesia Católica Romana sobre los asuntos religiosos.
La constitución boliviana de 2009 estableció un «Estado secular», diseñado para ser neutral en asuntos de fe y conciencia. La población protestante del país, que durante mucho tiempo buscó la separación de la Iglesia y el Estado, inicialmente dio la bienvenida al nuevo orden político, asumiendo que un estado laico significaba el fin de la discriminación religiosa.
Pero para el 2013, los líderes protestantes estaban preocupados de que Morales estuviera favoreciendo a Amiya, una religión indígena, y que esta fe suplantaría al catolicismo en su prominencia. También protestaron por una ley que exige que las organizaciones religiosas se vuelvan a registrar, y los líderes evangélicos afirmaron que «obligaría a las iglesias a traicionar sus verdaderas tradiciones eclesiásticas», que se utilizarían para controlar las iglesias evangélicas e impusieron una «cosmovisión cultural y espiritual» extranjera.
En medio de esto, Morales se acercó a los líderes protestantes ya en 2010 para formular una ley de libertad religiosa, pero esta relación dio pocos frutos legislativos hasta este año.
Según un informe de Pew Research de 2014, el 77 por ciento de los bolivianos es católico y el 16 por ciento es protestante. Sin embargo, al igual que la mayoría de América Latina, esta última población está creciendo y el 60 por ciento de los protestantes dicen que nacieron católicos.◄

About redaccion

Check Also

“La iglesia venezolana es un gigante que está empezando a despertar”

Al difundir las Buenas Nuevas le “cambiaría la religiosidad, condenación y miedo, por un amor …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *