sábado , febrero 16 2019
Home / Actualidad / Apareció un cisne negro en Venezuela

Apareció un cisne negro en Venezuela

Dícese de un Cisne negro cuando estamos en presencia de un hecho insólito, inusual, que ocurre contra todo pronóstico, logrando con su aparición cambiar todas las cosas.

Juan Guaidó bien podría ser considerado como el Cisne Negro que apareció en Venezuela, logrando con su aparición en el escenario político un cambio radical en tiempo record.

Debo aclarar que no estoy diciendo que el presidente constitucional de la transición sea un mesías salvador, yo no lo creo ni lo comparto, ese pensamiento mesiánico es el que ha contribuido históricamente al arribo al poder de caudillos, que terminan siendo como medicina algo mucho peor que la enfermedad, como nos ha pasado a los venezolanos en los últimos 20 años, lección que yo espero ya hayamos aprendido todos.

Juan Guaidó no es un ídolo, por tal razón no debe ser endiosado o idolatrado por la gente, sin embargo; podemos afirmar categóricamente que es un instrumento de la providencia divina que apareció en el momento y lugar correcto para tomar una decisión crucial para producir un cambio de rumbo en Venezuela.

Analicemos los hechos recientes, por los cuales yo digo que Juan Guaidó es el Cisne Negro que apareció de forma inesperada en Venezuela; si hacemos memoria de cómo estaba todo en el país hace menos de 30 días, nos daremos cuenta de lo insólito, inusual e inesperado de la aparición fructífera en el escenario político de Juan Guaidó, la que ha producido un cambio radical en la historia de Venezuela.

El pueblo terminó el 2018 totalmente desanimado, frustrado y muy decepcionado, en la navidad más triste de nuestra historia, los políticos de oposición terminaron 2018 con su nivel más bajo de credibilidad ante la opinión pública, por razones muy obvias que ahora no merecen ser recordadas, sino dejadas atrás; por otra parte, el régimen terminó 2018 fortalecido y muy confiado de mantenerse en el poder muy a pesar de su impopularidad; en otras palabras, nada parecía presagiar un cambio tan radical en el corto plazo en nuestro país, fue allí donde, de repente, sale al escenario la figura de un político joven sin rabo de paja, prácticamente desconocido por todos los venezolanos, llamado Juan Guaidó.

A partir de su aparición el 5 de enero, cuando asumió la presidencia de la hasta entonces desacreditada AN, todo cambió, empezó a cambiar la percepción de la gente de la realidad política nacional, el ambiente emocional cambió totalmente, la esperanza empezó a renacer en el corazón de los venezolanos y se gestó una unidad nacional en tiempo record, que empezó a preocupar al régimen, que hasta ese momento siempre se había salido con la suya, negociando bajo la mesa con factores colaboracionistas de la oposición, ciertamente estamos ante la presencia de un cisne negro qué ha empezado a provocar todo tipo de cambios en todo el país.

La situación inédita no prevista en nuestra constitución ameritaba un cisne negro para afrontarla con éxito, lo inusual se hizo presente en todos los ámbitos y escenarios de la realidad del país, incluida la AN, que el 23 de enero también fue sorprendida con la decisión valiente y comprometida con la historia del cisne negro llamado Juan Guaidó, cuando públicamente y de manera sorpresiva tomó la decisión personalísima de jurar ante Dios y el pueblo venezolano asumir la presidencia de Venezuela para dar inicio al gobierno de transición a la democracia y la libertad en nuestro país, esta decisión solo la conocían muy pocas personas previa a su materialización.

Fue la decisión correcta en el momento correcto, por el hombre correcto, en el escenario correcto, lo cual no podía ser mejor; el 23 de enero se celebró la movilización de gente más grande de la historia de Venezuela, para ser testigos de la juramentación de Juan Guaidó como presidente constitucional interino de Venezuela; sin duda alguna este debe ser el cabildo abierto nacional más grande de la historia de América.

Veamos cuáles son las implicaciones de esta decisión histórica que lo cambió todo en nuestro país: en primer lugar, Juan Guaidó evitó que la AN cometiera el mismo delito de usurpación de autoridad del cuál acusaban a NMM, lo cual habría creado un limbo constitucional que hubiera beneficiado al régimen. En segundo lugar, activó el reconocimiento, el respaldo y la protección de los países más importantes del mundo y los organismos multilaterales internacionales. En tercer lugar, puso la pelota en la cancha del adversario, obligando a las FANB a tomar una decisión en las próximas horas de cara al país, la constitución y la historia de Venezuela.

Este es el valor de nuestro cisne negro llamado Juan Guaidó, está impulsando cambios radicales que modifican por completo el rumbo de la historia de Venezuela, para bien de todos los venezolanos.

Finalmente, quiero dejar claro que esto no es una obra maestra de la política de la oposición, sino obra de la providencia, quien hizo que las piezas del rompecabezas de Venezuela cuadraran todas en el momento correcto, para ver ante nuestros ojos lo que hoy está convirtiéndose en historia para las futuras generaciones.

No tengo la menor duda de que Dios es quién está volteando la tortilla en nuestro país; por supuesto, le agradecemos a Juan Guaidó el haber respondido valientemente como el protagonista que se convirtió en el cisne negro de Dios para ser un instrumento del cambio en Venezuela.

Quiero reconocer al final de este escrito a un gran amigo mío que desde comienzos de 2018 dijo en una serie de conferencias, que en Venezuela se manifestaría un Cisne Negro de forma inusual, que provocaría el cambio en nuestro país, tenías mucha razón Raúl, hoy todos somos testigos de lo que proclamaste con mucha antelación, mi reconocimiento al Dr. Guido Raúl Ávila, presidente de CCN Internacional.

Miguel Ángel León R.
Apóstol y sicólogo

About redaccion

Check Also

Jerusalem pertenece a los judíos: el Islam lo dice

Jerusalem, la Ciudad Eterna nunca pudo haber sido más disputada de lo que es hoy. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *