Home / Actualidad / Angustia del alma

Angustia del alma

Saludos amados.
Les escribo desde Panamá. No soy profeta, ni me llamo profeta ni pretendo jamás tener un título que no he recibido de Dios. Sin embargo, el Señor en su misericordia a veces me ha revelado cosas que han servido para contemplar su misericordia hacía mí, mi familia y otros.
Les escribo estas palabras para abrirles mi corazón y pedirles que oren por mí. En las últimas semanas he sentido una «angustia del alma» que a veces me lleva a sentirme muy triste y deprimido. Hay una serie de cosas que hacen presión sobre mí. Es una angustia del alma que casi es una crisis existencial. Dios por muchos años me ha mostrado cosas que vienen y las he dicho y muchos no las han tomado en serio, pero luego el tiempo me ha confirmado que lo había recibido de Dios. Hace 30 años Dios me dio una visión estando en Barquisimeto, estado Lara, Venezuela y me mostró lo que llegaría a Venezuela aunque en ese momento creía que sería para corto tiempo.
No sucedió en el tiempo que yo creía. Pasaron los años. Vi a Venezuela pisada por una bota militar, vi sangre en las calles y muchos muertos y luego Dios me mostró a Venezuela en forma de mujer, era una mujer muy linda y esbelta vestida de blanco y luego vi a la misma mujer con sus ropas rotas, rasgada y sangrada y la bandera de Venezuela la cubría pero la bandera estaba rota. Yo lo prediqué en Barquisimeto. Sé que algunos me miraron con incredulidad. Hoy cuando algunos de los que oyeron esa predicación la han recordado y me han dicho: «Usted tenía razón hermano», estamos viendo algo de lo que usted habló hace varios años. Sin embargo, lo que Dios me ha impresionado en estos días va mucho más allá de Venezuela. Involucra a toda América Latina, Estados Unidos y Europa.
En los últimos tres años Dios me ha mostrado las cosas que vienen sobre este mundo, sobre América Latina y aún sobre la Iglesia y eso quebranta mi corazón. Dios me levantó esta mañana (19 agosto 2013) a las 4 de la mañana a interceder y llorar y son muchas las cosas pero déjenme resumir algunas de ellas.

1°.- Crisis y cambios morales dentro de la Iglesia. Ya esto se ve afuera de la Iglesia con las leyes que los países están aprobando pero hasta este momento uno lo veía como fuera de la Iglesia, pero es cuestión de meses donde veremos una inundación de esto y en forma abierta y aprobada por el liderazgo de la Iglesia.
Veremos dos pastores del mismo sexo abrazados ante la congregación diciéndole a la gente cuanto se aman y como la «unción» de Dios está sobre ellos desde que se unieron y la Iglesia se levantará para aplaudirlos. Los principios de pureza moral se han diluido ya en medio de muchas iglesias. Vienen días en que muchas iglesias perderán sus locales y edificios debido a demandas que gente abusada sexualmente harán contra algunos de los líderes por haber aprovechado sus posiciones para llevarlos a una experiencia sexual. Ellos han guardado esos dolores por años, pero ahora se abrirán sus ojos y revelarán lo que nunca habían compartido y serán asesorados para resarcir sus daños a través de demandas legales que ganarán. Será el cumplimiento de la profecía del Señor a Jerusalén en Ezequiel 16:35-40:
«Por tanto, prostituta, escucha la palabra del SEÑOR. Así dice el SEÑOR omnipotente: Has expuesto tus vergüenzas y exhibido tu desnudez al fornicar con tus amantes y con tus malolientes ídolos; a éstos les has ofrecido la sangre de tus hijos. Por tanto, reuniré a todos tus amantes, a quienes brindaste placer; tanto a los que amaste como a los que odiaste. Los reuniré contra ti de todas partes, y expondré tu desnudez ante ellos, y ellos te verán completamente desnuda.
Te juzgaré como a una adúltera y homicida, y derramaré sobre ti mi ira y mi celo. Te entregaré en sus manos, y ellos derribarán tus prostíbulos y demolerán tus puestos. Te arrancarán la ropa y te despojarán de tus joyas, dejándote completamente desnuda. Convocarán a la asamblea contra ti, y te apedrearán y te descuartizarán a filo de espada. Incendiarán tus casas, y en presencia de muchas mujeres ejecutarán la sentencia contra ti. Yo pondré fin a tu prostitución, y ya no volverás a pagarles a tus amantes. Así calmaré mi ira contra ti y se apaciguarán mis celos; me quedaré tranquilo y sin enojo».

La Iglesia ha jugado por muchos años con la sexualidad creyendo que está desligada de la espiritualidad y la identidad, y no es así. Muchos líderes de Iglesias han tenido doble moral. Una suave cuando los líderes se hunden en la inmundicia, y otra fuerte y férrea para los creyentes. Pero eso se ha terminado.
«¡Ay de ti, ay de ti! —afirma el SEÑOR omnipotente—. Para colmo de tus perversidades, construiste prostíbulos en cada plaza. ¡No hubo esquina donde no te exhibieras para prostituirte! Te abriste de piernas a cualquiera que pasaba, y fornicaste sin cesar. Te acostaste con los egipcios, tus vecinos de grandes genitales, y para enfurecerme multiplicaste tus fornicaciones. Yo levanté mi mano para castigarte y reduje tu territorio; te entregué a las ciudades filisteas, que se avergonzaban de tu conducta depravada. Una y otra vez fornicaste con los asirios, porque eras insaciable. Lo mismo hiciste con los comerciantes de Babilonia, y ni así quedaste satisfecha» (Ezequiel 16:23-29).

Dios me ha mostrado que así como la Iglesia ha ignorado su papel y ha jugado con la sexualidad, los pervertidos llegarán a la iglesia pero no para buscar ayuda sino para introducirse abiertamente y los líderes no podrán hacer nada, porque la ley será aplicada si se habla de esto o si se intenta corregir algo de acuerdo a los principios de la Palabra.

2°.- Nuestros hijos y nietos se levantarán viendo esa decadencia moral y de tanto verla llegarán a creer que no hay nada de malo. Lloro por mis nietos porque los amo a todos ellos como nunca me imaginé que los amaría. Quiero aprovechar mis días para orar por ellos, enseñar los principios de Dios.
«Todo esto me hace llorar; los ojos se me nublan de llanto. No tengo cerca a nadie que me consuele; no tengo a nadie que me reanime. Mis hijos quedaron abandonados porque el enemigo salió victorioso» (Lamentaciones 1:16).

En estos días estaba en un Mall acá en Panamá y vi tanta gente caminando, pero me asombró lo que vieron mis ojos no solo esta vez sino varios días atrás. Muchas mujeres mostrando sus «pechos» pero de una manera impresionante y un «montón» de desviados sexuales tomados de la mano y acariciándose delante de la gente y lo curioso es que vi la gente acá en Panamá como si nada les llamará la atención, lo que me indica que ya es parte de la vida. La conciencia se ha adormecido.
Muchas mujeres de la Iglesia ya han copiado el mismo modelo y llegan a la reunión con sus vestidos altamente provocativos ignorando que los hombres que están allí tienen batallas mentales todos los días por lo que ven fuera en sus trabajos y en la calle, pero sus ojos no tienen descanso ya ni siquiera en la iglesia.
No estoy hablando de volver al estilo puritano de vestirse como anticuadas, sino que Dios me ha impresionado últimamente fuerte en cuanto a un pueblo que se ha parecido al reloj de péndulo. Yendo de un extremo al otro. Le ha costado mantener el balance ante la mirada indiferente de sus líderes.
«Grave es el pecado de Jerusalén; ¡por eso se ha vuelto impura! Los que antes la honraban ahora la desprecian, pues han visto su desnudez; ella misma se deshace en llanto, y no se atreve a dar la cara. Sus vestidos están llenos de inmundicia; no tomó en cuenta lo que le esperaba. Su caída fue sorprendente; no hubo nadie que la consolara. “¡Mira, SEÑOR, mi aflicción! ¡El enemigo ha triunfado!”» (Lamentaciones 1:8-9).

3°.- La Iglesia se dividirá por tres aspectos muy fuertes como nunca antes y tendremos una lucha de poderes en las iglesias por estas tres cosas. Uno, El aspecto político de los países que se extenderá más y más desde Venezuela, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Bolivia y aún Estados Unidos. Hasta este momento la gente de los partidos convivía sin problema en la Iglesia pero ya se está dividiendo por la ideología política.
Para muchos líderes y creyentes pesan más los aspectos políticos que los principios eternos de la palabra. Las familias cristianas se dividirán por los aspectos políticos, y las iglesias también. Ya desde el púlpito los siervos se autocensurarán en materia sexual y política por temor a ser perseguidos o ignorados.
«¡Mírame, SEÑOR, que me encuentro angustiada! ¡Siento una profunda agonía! Mi corazón está desconcertado, pues he sido muy rebelde. Allá afuera, la espada me deja sin hijos; aquí adentro, hay un ambiente de muerte» (Lamentaciones 1:20).

Dos: Los conceptos morales dividirán la Iglesia y se fraccionarán por que unas apoyarán abiertamente la desviación sexual y otras no. Serán dos bandos marcadamente fuerte al principio pero a medida que pasen los meses se fortalecerá el lado oscuro y el lado de luz pareciera que retrocederá mientras tapa sus oídos, sus ojos y su boca.
«En mi ciudad el SEÑOR ha rechazado a todos los guerreros; ha reunido un ejército para atacarme para despedazar a mis jóvenes. El SEÑOR ha aplastado a la virginal hija de Judá como quien pisa uvas para hacer vino» (Ezequiel 1:15).
Tres: La división también será más fuerte por aspectos doctrinales no como antes, basada en doctrinas fundamentales, sino en «Doctrinas Basura» que ya ha infiltrado la Iglesia. Esa será una división muy marcada. Ya no se pensará en los aspectos sólidos de los caminos antiguos, sino en «doctrina chatarra» «redondeles de circo» se multiplicarán. Muchos de los líderes, muestra el Señor, llegarán a los mecanismos más bajos e inconcebibles para poder mantener sus eventos. Ya hay muchos de los siervos hoy desgastados porque no se trasnochan buscando el rostro del Señor para que Él les muestra sus planes divinos, sino que al contrario, no duermen pensando que cosa nueva traer nueva para poder mantener el número, el dinero y la reputación.
«¡Ay, el SEÑOR ha eclipsado a la bella Sion con la nube de su furor! Desde el cielo echó por tierra el esplendor de Israel; en el día de su ira se olvidó del estrado de sus pies» (Lamentaciones 2:1).

4°.- A quienes queremos permanecer apegados a la Biblia como está escrita se nos cerrarán las puertas y no se nos permitirá que hablemos más porque somos «anticuados, fuera de onda y desajustados» y nuestros ojos se consumirán viendo a la gente comer basura y aplaudir lo «rico de la basura que comen». Seremos altamente ridiculizados. El dolor del alma se aumentará porque rehusaremos usar mantos de plumas para adormecer a la gente.
«Llamé a mis amantes, pero ellos me traicionaron. Mis sacerdotes y mis ancianos perecieron en la ciudad, mientras buscaban alimentos para mantenerse con vida» (Lamentaciones 1:19).

14-15-(2)-Angustia-del-alma.jpgWEB

5°.- Tengo una angustia por Venezuela. Vienen días muy dolorosos. Toda una estrategia infernal está siendo fabricada noche y día en el mismo infierno y cuando eso salga a la luz traerá una explosión que hará que la visión de hace 30 años se realice total al ver la mujer bella con su ropa blanca rota y sangrada. Me duele mi familia, me duelen mis amigos, me duele mi patria. Pero la decisión ya está tomada en los cielos. La verdad de Dios resplandecerá como potente estrella de la mañana. Y caerán unos y caerán otros. Dios no estará con ningún bando porque Dios no es Dios de partidos sino de pureza, verdad y santidad. Los que mezclaron agua con aceite, leche con vino, religión con política, brujería con evangelio, usaron a los pobres para volverse ricos en un tiempo y en otro, no escaparán.
«El Señor se porta como enemigo: ha destruido a Israel. Ha destruido todos sus palacios y derribado sus baluartes. Ha multiplicado el luto y los lamentos por la bella Judá. Ha desolado su morada como a un jardín; ha derribado su lugar de reunión. El SEÑOR ha hecho que Sión olvido sus fiestas solemnes y sus sábados; se desató su furia contra el rey y dejó de lado al sacerdote» (Lamentaciones 2:5-6).

6°.- Corrupción financiera dentro de la Iglesia crecerá más y más y se mezclará en algunas iglesias entre los líderes no solo la corrupción, sino además droga y armas. Algunas iglesias serán depósito y escondedero de esas cosas, la gente misma de la iglesia lo sabrá pero seguirán caminando como «zombis», como que no les importa. Han sido adormecidos y disfrutan que les den aire con los abanicos de plumas que los líderes religiosos usan para mantenerlos en el sopor de la droga del materialismo. Disfrutan solo de las profecías que les dan sus líderes que hablan de bonanza, prosperidad, éxito y riqueza. Pero el día del adormecimiento llega a su fin.
«El Señor ha rechazado su altar; ha abandonado su santuario. Ha puesto en manos del enemigo las murallas de sus palacios. ¡Lanzan gritos en la casa del SEÑOR como en día de fiesta!» (Lamentaciones 2:7).

7°.- Me duele en el alma al viajar ver a muchos de los pastores «embriagados» de eventos, corriendo para tener sus Iglesias grandes, sacando dinero de la gente mientras la gente los aplaude cuando los despojan, en una carrera desenfrenada donde no hay compasión por las almas heridas. El río se está desbordando. El agua es sucia. En la multitud que aplaude se esconden las ovejas que no tienen pastor. Desean tener el pastor del alma cerca pero no lo pueden alcanzar. El Señor no los dejará porque Él sigue siendo el buen pastor que da su vida por las ovejas y vendrá para rescatarlas.
«Tus profetas te anunciaron visiones falsas y engañosas. No denunciaron tu maldad; no evitaron tu cautiverio. Los mensajes que te anunciaban eran falsas patrañas» (Lamentaciones 2:14).

Discúlpenme amados pero qué mejor que decirles mi agonía. No quiero sentir lo que siento pero está ahí, día y noche. Me despierto en la madrugada a pensar y gemir. Solo les pido, por favor, No ignoren al Señor, ámenlo porque Él los ama a ustedes. Enséñeles ese amor a los hijos, a los nietos. La única herencia real que les podemos dejar a ellos es la fe y la confianza en el Dios vivo. Desde que lo conocí a Él cuando tenía 16 años lo único que sé, es que Él me atrapó y no me ha soltado y no quiero que me suelte. Muchas cosas más Dios me ha mostrado. No quiero ser fatalista, pero me hacen temblar. Sé que Dios es Justo así como amoroso. Él sabe mantener el equilibrio entre el amor y la justicia.
Finalmente Dios me desplegó un nuevo amanecer. Aunque el pecado abundará como nunca antes, no se nos olvide que la Biblia dice que donde abunda el pecado sobreabunda la gracia de Dios. En la noche oscura su amor nunca se apagará.
«El SEÑOR ha llevado a cabo sus planes; ha cumplido su palabra, que decretó hace mucho tiempo. Sin piedad, te echó por tierra; dejó que el enemigo se burlara de ti, y enalteció el poder de tus oponentes. El corazón de la gente clama al Señor con angustia. Bella Sion amurallada, ¡deja que día y noche corran tus lágrimas como un río! ¡No te des un momento de descanso ¡No retengas el llanto de tus ojos» (Lamentaciones 2:17-18).
«El gran amor del SEÑOR nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad! Por tanto, digo: “El SEÑOR es todo lo que tengo. ¡En él esperaré!”. Bueno es el SEÑOR con quienes en él confían, con todos los que lo buscan. Bueno es esperar calladamente a que el SEÑOR venga a salvarnos» (Lamentaciones 3:22-27).

El Señor siempre gana. De eso no hay duda. Él siempre cumple sus planes. Esto se los expreso para sea parte del equipo celestial de oración que Dios nos está llamando.
Con amor su hermano y amigo.

Serafín Contreras Galeano
Pastor, consejero y escritor
www.serafincontreras.com

About redaccion

Check Also

“La Biblia no dice ‘no abortarás’”

Una réplica a este argumento que han difundido mujeres que se definen como cristianas y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *