Home / Testimonios / Albert Pujols: el béisbol no me define, Dios sí

Albert Pujols: el béisbol no me define, Dios sí

[quote]“En la familia Pujols, Dios es lo primero. Todo lo demás es un distante segundo lugar”[/quote]

(Agencias – Verdad y Vida).-

El grandeliga José Alberto Pujols Alcántara, más conocido como Albert Pujols, es un primera base dominicano, quien juega con los Angelinos de Anaheim. Anteriomente jugó para los Cardenales de San Luis de 2001 a 2011. Es considerado uno de los mejores jugadores de las Grandes Ligas y el bateador más temido en el béisbol, según una encuesta realizada por los 30 mánagers de la Major League Baseball (MLB) en el 2008.
Como miembro de los Cardenales de San Luis, Pujols ganó el premio “Novato del año” de la Liga Nacional en 2001 y desde entonces ha sido seleccionado como “All-Star” en nueve ocasiones, ha ganado el premio al “Jugador más valioso” de la Liga Nacional en tres ocasiones, ha ganado dos veces el premio “Hank Aaron” de la Liga Nacional, y tiene dos anillos de Serie Mundial en 2006 y 2011.
Al final de la temporada 2010, lideró a todos los jugadores activos en promedio de bateo y se encuentra en la posición número 12 como uno de los mejores jonroneros en la historia de las Grandes Ligas. Fue seleccionado por ESPN.com como el mejor jugador de la década de 2000 a 2009. En un juego contra los Astros de Houston Albert Pujols disparó tres cuadrangulares uno de ellos de 570° pies de altura y se convirtió junto a Rico Carty, José Reyes y Sammy Sosa en conectar tres cuadrangulares en un juego.

El pasado
Tras el divorcio de sus padres, siendo tan solo un niño en su natal República Dominicana, Albert y su papá tuvieron que mudarse en varias oportunidades porque su familia se estaba yendo a los EE. UU en busca de mejores oportunidades, y así sucedió con él también, quien después de varios años, se fue junto a su padre y su abuela. Fue una infancia difícil, pero de alguna manera lograban sobrevivir.
Su papá y su tío jugaban softball y verlos jugar fue su inspiración para comenzar a practicar el béisbol. “Como niño, uno siempre quiere ser como sus padres y yo veía a mi papá haciéndolo y era muy bueno jugando ese deporte. Yo siempre quería ser como mi papá”, recordó.
Cuando tenía 12 a 13 años de edad, se dio cuenta que tenía un talento para practicar este deporte y comenzó a trabajar fuertemente para conseguir la oportunidad de jugar profesionalmente.
Su carrera como beisbolista en EE. UU ha sido muy exitosa y muchas personas siempre lo recordarán por su rendimiento en el béisbol. Pero esto no es lo que Albert quiere, “no quiero que las personas me recuerden como un jugador de béisbol porque lo que hago fuera del campo es más importante que lo que hago en él”.

Un encuentro con Dios
“Yo siempre supe que había un Dios, pero nunca había tenido una pasión por Él”, aseguró el pelotero. Quien pronto sería su esposa, Deidre, a las pocas semanas de conocerse, lo llevó a la iglesia y el interés de Albert por conocer de Dios, creció en él. Con tan solo dos semanas asistiendo, comenzó a hacerle preguntas a Deidre quien le explicó la diferencia entre vivir eternamente con Cristo o vivir en condenación. Una semana después, dio el paso más importante de su vida, entregó su corazón al Señor Jesús. “Yo le dije: aquí estoy Señor, toma el control de mi vida. Quiero lo que las demás personas en la iglesia tienen, el gozo, la pasión, el amor. Yo quería eso. Fue un momento decisivo en mi vida”, dijo.
Desde ese momento, su vida se la ha dedicado completamente a Cristo. “Desde ese momento he podido sentir cómo mi vida fue cambiando, se transformó y dio un giro completo”, aseguró.
Albert Pujols comentó que hace unos 40 años atrás un amigo lo retó a preguntarle a cada persona que llegara a primera base: ¿qué es lo más importante en tu vida? Muchos no le respondían o le daban respuestas evasivas pero Pujols continuaba haciendo la pregunta porque quería que las personas supieran que hay algo más importante que el juego: Dios.
“Dios es quien me mantiene humilde, a Él es a quien le doy todo el crédito por lo que hice en las Ligas Menores”, dijo. “Claro que quiero ser un buen jugador de béisbol pero también quiero ser un esposo y padre guiado por Dios y así darle el ejemplo a mis hijos”, agregó.
Hace 20 años yo pensaba que todo giraba a mi alrededor y que yo era lo más importante hasta que encontré al amor de esa persona que llenó los vacíos de mi corazón, Jesucristo, quien murió por mis pecados.

Fundación Familia Pujols
En el 2005 Albert y su esposa crearon la Fundación Familia Pujols, que se encarga que cuidar y velar por los niños con Síndrome de Down. La hija mayor de Deidre, Isabella, nació con esa condición, de allí que la familia decidiera abrir la fundación para poder ayudar a otros niños de escasos recursos.
Esta fundación se centra en el “compromiso con la fe, la familia y otros”. La organización promueve el conocimiento del síndrome de Down y trabaja para apoyar a aquellos que lo tienen y a sus familias, ayuda a los pobres en la República Dominicana, y apoya a las personas con discapacidad y/o enfermedades que amenazan su vida.

Los Pujols, una familia que trae gloria a Jesús

En lo personal
La familia Pujols confiesa abiertamente a Jesús como su Señor y Salvador y así lo declaran en la página web de la fundación (http://www.pujolsfamilyfoundation.org/) “en la familia Pujols, Dios es lo primero. Todo lo demás es un distante segundo lugar”. Pujols además escribe “la meta de mi vida es traer gloria a Jesús. Mi vida no está en su mayoría dedicada al Señor, está 100 % comprometida con Jesucristo y Su voluntad. Dios me ha dado la capacidad de tener éxito en el juego de béisbol. Pero el béisbol no es el fin, el béisbol es el medio por el cual mi esposa, Deidre, y yo glorificamos a Dios. El béisbol es simplemente mi plataforma para alabar a Jesús Cristo, mi Señor y Salvador”.
Albert y Deidre Tienen cinco hijos, Isabella, Albert Jr., Sofía, Esdras y Esther y todos asisten a una Iglesia Bautista en los EE. UU.◄

About redaccion

Check Also

Martha Sandoval lanza “Toma el control”, la canción que alimentó su fe mientras batallaba contra el Covid-19

Durante esos días de tanto dolor e incertidumbre, Martha convirtió la letra de la canción …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *