Home / Destacadas / A los 187 años de la primera Ley de Cultos, Norberto García Camacho

A los 187 años de la primera Ley de Cultos, Norberto García Camacho

Esta Ley de Libertad de Culto sirvió de base para los tratados internacionales para la apertura económica y además fue invocada en la defensa de dos extranjeros

En 1834, el presidente de la República, General José Antonio Páez, promulga esta primera Ley de Cultos

Este 18 de febrero de 2021 se celebra el 187 aniversario de la primera Ley de Libertad de Culto, aprobada por la Cámara de Representantes y la Cámara del Senado de Venezuela de 1834, promulgada por el presidente de la República en aquel entonces General José Antonio Páez.
Transcurridos ya 187 años de aquella histórica e importante decisión legislativa y presidencial y su posterior  repercusión en la Constitución de 1864 , el primer instrumento Legislativo sirvió de base para los tratados internacionales que suscribió Venezuela en materia de libre comercio, otorgándole garantía de libertad de religión y culto a los extranjeros en Venezuela, la apertura y desarrollo de este derecho fundamental ha sido lento en la historia de Venezuela, durante esta etapa del siglo XIX los próceres de la independencia fueron pioneros  aportando y participando en su desarrollo teórico  y legislativo.
El Precursor de la independencia Francisco de Miranda junto con el abogado Juan Germán Roscio y el irlandés William Burke, especialmente este último quien acompañaba desde Europa a Francisco de Miranda, critican la fuerte intolerancia religiosa que existía en Venezuela por la existencia y funcionamiento del Tribunal de Inquisición, sus posturas  la hacen publica en varios escritos de la Gaceta de Caracas, esta posición iniciada por este irlandés tiene sus frutos y repercusiones en Venezuela y traspasa sus fronteras hasta llegar a Bogotá, fue así como el 12 de febrero de 1812, mediante Ley se elimina dicho Tribunal con sus leyes y reglamentos.
Dentro de esta cultura medieval todavía presente en la sociedad venezolana; pero el aporte filosófico lo hace el hombre más ilustrado e ideólogo de la Revolución de Independencia el Libertador Simón Bolívar cuando en su discurso de presentación del proyecto de Constitución para la República de Bolivia en mayo de 1826, donde sienta las bases de un Estado Laico oponiéndose al Estado  Confesional  existente en toda América Latina, inclusive deja ver su cosmovisión ética judeocristiana al expresar en su discurso y escrito, entre otras cosas  lo siguiente: “Dios ha destinado al hombre a la libertad: él lo protege para que ejerza la celeste función del albedrio…”. Posteriormente, cuando Venezuela se escinde de la Gran Colombia, la consagración del derecho de la libertad de Culto correspondió al presidente de la República General José Antonio Páez, empieza a organizar al país creando las condiciones jurídicas y políticas para la inversión extranjera e impulsar el progreso económico de una nación que se encontraba en condiciones de un deterioro económico por el proceso de independencia. Esta Ley de Libertad de Culto sirvió de base para los tratados internacionales para la apertura económica y además fue invocada en la defensa de dos extranjeros, David Horeb, en 1839 de la religión judía y Jacob Wohsindler de religión luterana, en 1840.

Hoy estando en el siglo XXI, el Estado venezolano viola la Constitución en su artículo 59 y de manera arbitraria sigue aplicando un acto administrativo de febrero de 1999

Posteriormente, en la Constitución de 1864 se consagra por primera vez para todos los venezolanos la Libertad de Religión y de Culto, pero solo podía ejercerse en forma privada en los templos. Actualmente este derecho de libertad de religión y de culto está consagrado en el artículo 59 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, en la redacción de la norma desaparece la palabra ‘Supervisión’ y la palabra ‘iglesias’ se hace en forma plural extendiendo este estatus no solo a la iglesia católica; en tal sentido se logra un avance importante a nivel constitucional ya que modifica la redacción del artículo 65 de la Constitución de 1961.
Sin embargo, hoy estando en el siglo XXI, el Estado venezolano viola la Constitución en su artículo 59 y de manera arbitraria sigue aplicando un acto administrativo de febrero de 1999, dejando vigente un instrumento legal inconstitucional redactado y promulgado en aquel entonces por el Ministro de Relaciones Interiores Hilarión Cardozo.
Veintidós (22) años han pasado luego de la promulgación de la Constitución de 1999, el constituyente consagró este derecho de manera más amplia, donde el ejercicio del derecho de asociación de iglesias es un proceso que solo debe exigir lo que se requiere para cualquier asociación, en este sentido se viola también lo consagrado en el artículo constitucional 19; además, recordemos que la regulación en materia de Derechos Humanos es de Reserva Legal solo le corresponde al Poder Legislativo y no al Ejecutivo Nacional, a los 187 años de aniversario de la primera Ley de Libertad de Culto se aplique el  artículo 59 de la actual Constitución;  por consiguiente, el registro de iglesias y confesiones se realice directamente en los registros correspondientes.
Ya basta de la violación de la actual Constitución y de los Tratados Internacionales en materia de Libertad de Religión y de Culto, los Derechos Humanos no se mendigan se CONQUISTAN y quienes lo hacen tienen bien claro su posición histórica.

Recordemos que la regulación en materia de Derechos Humanos es de Reserva Legal solo le corresponde al Poder Legislativo y no al Ejecutivo Nacional

Norberto García Camacho
Pastor, filósofo y doctor en Derecho
norbertogarciacamacho@gmail.com

About Verdad y Vida

Check Also

Capellanes cristianos atienden a víctimas de desplome de edificio en Miami

El Equipo de Respuesta Rápida de Billy Graham tiene consejeros de trauma en el lugar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *