Home / Palabras del Director / “A lo malo dicen bueno”

“A lo malo dicen bueno”

Estados Unidos de Norteamérica, la otrora nación cuya sociedad y constitución descansaban sobre la Biblia, hoy cada vez le está dando más la espalda a Dios con sus crecientes violaciones a las Sagradas Escrituras, lo cual no solo vienen haciendo de manera social, sino también de manera legal, modificando sus leyes para aprobar conductas depravadas bajo las hipócritas banderas de los «derechos humanos».
Hace poco leímos en la prensa internacional lo siguiente: «Estadounidenses prefieren un presidente gay que a un evangélico», según reveló una encuesta hecha por Wall Street Journal/NBC News.
«Un total del 61 por ciento de los encuestados dijeron estar “entusiasmados” o “cómodos” con un presidente gay o lesbiana. Este dato incrementó pues un 43 por ciento opinó lo mismo en 2006, es decir hubo un aumento del 18 por ciento. Mientras tanto, el otro grupo de estadounidenses se sienten cómodos o entusiasmados si se eligiera a un presidente cristiano evangélico, un 52 por ciento dijo estar de acuerdo. Un 41 por ciento, opinó lo mismo en una encuesta similar en el 2006, pero este incremento solo fue de apenas del 11 por ciento». Más norteamericanos prefieren un inmoral que un temeroso de Dios.
Otra información emanó del Vicepresidente Joe Biden, quien dijo que «la Biblia viola derechos de los homosexuales». Biden agregó que «los derechos de las personas homosexuales son violados por “versículos bíblicos”. Su declaración se basa en textos de la Biblia como Romanos 1:26-27: “Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros; hombres con hombres cometiendo hechos vergonzosos, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío”.
Según Biden, la creencia cristiana toma la Biblia literalmente, agrediendo a la comunidad LGBT, usando la palabra de Dios. Y por esta razón asegura que pronto será clasificado como un “crimen de odio” porque los cristianos no apoyan a la comunidad gay. Además expresó que los derechos de los cristianos son inferiores a los derechos de las personas homosexuales».
La Palabra de Dios expresa: «¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! ¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!… los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho!» (Isaías 5:20-21,23). EE. UU. no solo está llamado «a lo malo bueno», sino que lo está institucionalizando, como acaba de suceder con el fallo del Tribunal de Justicia en favor de la uniones gay en toda Norteamérica.
Usted dirá: «Bueno pero si Venezuela tiene sus propios problemas, qué le importa ocuparse de los de EE. UU.». Pues resulta que las principales modas, Hollywood e inmoralidades vienen mayoritariamente de Norteamérica. Queramos reconocerlo o no, la cultura estadounidense ha influenciado siempre a la débil o maleable Latinoamérica. Inclusive, desde Estados Unidos salió el evangelio para llenar no solo a nuestro continente, sino al mundo entero.
Pues bien, hoy nos llega desde EE. UU. el «evangelio tolerante» del pecado o «evangelio light», donde ya no solo algunas denominaciones han aceptado las uniones entre homosexuales, sino que los propios ministros ordenados están uniéndose con gente de su mismo sexo.
La Biblia asegura que la homosexualidad es una abominación de la que hay que arrepentirse. Es verdad que Jesús murió en la cruz para dar redención a todos incluyendo al homosexual; pero no significa que Él apoye la homosexualidad. Cristo fue a la cruz para redimirnos de todo pecado, pero quien persiste en pecar voluntariamente a sí mismo se está condenando, pues Dios no tolerará este tipo de conductas abiertas, desafiantes e impositivas.
Sigue escribiendo el profeta Isaías: «Por tanto, como la lengua del fuego consume el rastrojo, y la llama devora la paja, así será su raíz [de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo] como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo; porque desecharon la ley del Señor de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel» (Isaías 5:24. Énfasis añadido).

director@verdadyvida.org

@georgesdoumat

About redaccion

Check Also

¿Distanciamiento social y espiritual?

Cualquiera sea la condición del cristiano, la Biblia nos llama a perseverar, quedarnos o mantenernos …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *